¿A qué suena una ciudad? La mayoría tiene su propia banda de sonido. Solistas y bandas que compusieron canciones con pulso urbano y letras que las describen más allá de sus construcciones: un atardercer desde un puente, la vuelta a casa después del exilio, la juventud, la soledad o la idiosincrasia como estampillas sonoras de viajes que nunca vencen.


Salvador de Bahía, Brasil (“Back in Bahía”, Caetano Veloso)

Casco histórico que es Patrimonio de la Humanidad, 50 km de playas paradisíacas y la calidez brasileña son algunos motivos para que Salvador sea uno de los destinos más elegidos, especialmente en épocas de Carnaval. Es la antigua capital del país y el refugio para muchos. Caetano Veloso, emblema de la cultura y la música brasileñas, nació en esas tierras y volvió a ellas tras años de exilio político. Esas emociones también son parte de la historia del lugar y de su gente, por eso Caetano les dedicó esta canción.

Londres, Inglaterra (“Waterloo Sunset”, The Kinks)

Ray Davis, cantante de esta banda inglesa, es uno de los mejores cronistas a la hora de registrar los cambios sociales. Al abrazo del rock and roll hizo este himno en 1967 y será siempre un ejemplo de rebeldía y elegancia, como Londres. Esta canción expone a la capital británica desde la mirada de alguien que observa el atardecer sobre el Támesis desde su ventana. Cansado, aburrido, agobiado por el ritmo de la ciudad, posa su mirada sobre una pareja que camina desde la Estación de Waterloo hasta el puente, sobre el “viejo sucio río”.

París, Francia (“Paris”, Edith Piaf)

Cualquier canción que cante Edith Piaf suena a la Ciudad de la Luz. Pero esta en particular supera cualquier guía o app viajera. Sus colores, los artesanos, los vendedores ambulantes bajo la torre Eiffel y a la vera del río Sena; sus panes, quesos y suburbios insomnes también aparecen en la canción que la inmensa cantante le dedicó a la ciudad que eligió para probar suerte. Su lugar en el mundo, donde las tragedias de su vida no pudieron domar la fuerza de su voz.

San Francisco, Estados Unidos (“San Francisco Blues”, Peggy Lee)

Ella es la favorita de artistas como Paul McCartney, Bette Midler, Madonna y Frank Sinatra. Blues o jazz, ambos le iban perfecto. Como luego se dijo de Janis Joplin, Peggy Lee también cantaba con el talento de las voces negras. En esta canción habla sobre una pareja que se separa junto a la bahía de San Francisco. Las aguas se mueven cada vez más rápido, el futuro como una aventura o como la perdición y el susurro de Lee hasta que llegue el final. Ideal para empezar una playlist que acompañe un paseo en bicicleta por toda la ciudad.

Tijuana, México (“Bienvenida a Tijuana”, Manu Chao)

Manu Chao nació en París pero desde hace décadas vive recorriendo el mundo en clave gitana. Junto a su banda ha transitado las rutas culturales más diversas y de todas se ha llevado sonidos. Tijuana es una ciudad joven, efervescente y pensada para pasarla bien. Manu Chao la describe en esta canción como un paraíso sin leyes donde la diversión puede adquirir la dimensión que sea. Sin embargo, suena como una canción de cuna o una baladita romántica para cantar en la ducha.

})(jQuery);