Maximiliano Bagnasco, el artista que intervino el avión 'Tango D10S': "Desde que soy chico lo dibujo a Diego"

Es reconocido mundialmente por sus murales, pero esta vez trascendió el límite del cielo. Quién es el artista urbano que intervino el Tango D10S, el avión en homenaje a Diego Maradona que viajará rumbo a Qatar con los campeones del 86.

Las emociones que genera Diego Armando Maradona trascienden ciudades, culturas, fronteras, ideologías, religiones. Desde que dejó esta dimensión, su figura, su esencia y su alma aún les dan vida a nuevas historias. A alguien se le tenía que ocurrir hacer algo para que el Diez pudiera verse, de algún modo, materializado en el cielo

El Tango D10S es el avión que creó la empresa Give and Get y que pintó Maximiliano Bagnasco, un artista urbano que dibuja Diegos por todos lados desde que tiene memoria. Juntos concretaron esta fantasía de hacer volar a Maradona, pero de forma literal. A través de la mirada de Maxi se cuelan imágenes de Diego que parecen réplicas de la realidad y que, de algún modo, le devuelven la vida o lo hacen renacer. 

Gracias a su don para el realismo, su capacidad de observar y su perfil bajo, casi tímido, logró volar alto con sus pinturas: creó murales en Kosovo, Rusia y Miami, pintó a músicos como Mick Jagger, Steven Tyler y Charly García, y a deportistas como Kobe Bryant, Michael Jordan y Manu Ginóbili. Pero a pesar de su talento nato para dibujar lo que tenga ganas, sus mayores hits son las pinturas de Diego. 

La nave que lleva algunas de sus imágenes icónicas sobre el astro fue presentada en el Aeropuerto de Morón con la presencia de Dalma y Giannina Maradona, y la idea es que despegue por primera vez el 10 de octubre rumbo al Partido por la Paz, organizado por el Papa en Italia. 

Lo que sigue después es el destino con el que sueña la mayoría de los argentinos: el Tango D10S partirá hacia Qatar para el próximo Mundial de Fútbol. Eso sí, con algunos de los campeones del mundo y compañeros de Maradona del 86 a bordo.

−¿Cómo empezó tu fanatismo por Maradona? 

−En mi casa nunca fueron muy futboleros, pero siempre nos juntábamos a ver los Mundiales. Quizás por eso Maradona era la figura que más representaba el fútbol para mí. Mi sueño siempre fue conocerlo. Cuando falleció, el 25 de noviembre de 2020, yo estaba en mi casa, vi la noticia y decidí pintarlo. Ya lo había pintado un montón de veces, pero esa vez grabé el proceso y la imagen se hizo viral. Desde que soy chico lo dibujo a Diego. De hecho, una vez lo pinté con sus hijas y le llevé el dibujo a su casa en Segurola y Habana. Me acuerdo de que lo recibió Dalma. 

−¿Y qué parte te gusta expresar de él?

−Diego tuvo muchos looks y muchas vidas, no me voy a cansar nunca de pintarlo, pero me interesa mostrarlo en imágenes que no son tan comunes: hay muchas anécdotas, muchas escenas divertidas con él. Yo me volví un coleccionista de imágenes de Diego, ya debo tener hechas más de cincuenta pinturas de él. 

−Esta vez te tocó pintarlo en un avión, pero, ¿en qué otros lugares lo dibujaste?

−Una vez me pidieron hacer veinte murales para exponer en el Patio de los Lecheros. Quise mostrarlo adentro y afuera de la cancha, así que lo dibujé en Cuba, con el pelo rubio en plena recuperación, con un tapado de piel y una copa de champagne, con la camiseta de la Argentina. Hicimos una cronología de toda su vida.

−Y esta vez, ¿cómo fue el proceso creativo para pintar el Tango D10S? 

−Los ideólogos de este proyecto, la gente de Give and Get, ya tenían un diseño pensado. Ellos querían que se viera a Diego en el 86, levantando la copa, y yo me enfoqué en que la gente sintiera lo que estaba pasando en ese momento. Diego besaba la Copa del Mundo y estaba feliz por eso. Después, en la cola del avión, lo pinté en el momento en que sonaba el himno. Entonces, por un lado se lo ve feliz, y por el otro, serio, respetando el himno nacional. Hay una escena muy conocida de Italia 90 en la que la gente empieza a silbar durante el himno y Diego se enoja, justo estaba Sergio Goycochea al lado. Pinté esa imagen tal cual, y en la presentación del avión, Goyco se acercó a verla. 

−En Instagram dijiste que, con esto, trascendiste el límite del cielo. ¿Qué sentiste al verlo terminado? 

−Es que la gente me empezó a joder: “Che, Maxi, estás llegando muy alto” (se ríe). Yo creo que jamás me imaginé nada de esto. Muchas veces me preguntaban: “¿En dónde más querés pintar a Diego?”, y yo siempre decía que en Nápoles, pero jamás me imaginé que iba a pintar un avión. La verdad es que no soñaba hacer cosas como las que llegué a hacer. Cuando era chico dibujaba porque me gustaba, era mi manera de comunicarme. Un día la gente se empezó a interesar, y al otro día me estaban pagando por eso. Las cosas se dieron así, empecé a pintar a Diego y mundialmente la gente me empezó a encargar dibujos. Y al mismo tiempo, mis dibujos hicieron que otra gente empezara a pintarlo. Lo del avión tuvo difusión mundial. 

−¿Te acordás de lo primero que dibujaste?

−Sí, caricaturas. Una vez le pregunté a mi papá qué era una caricatura y me dijo que tenía que exagerar todo, entonces empecé a dibujar así, sin que nadie me enseñara. Recuerdo de chico haber dibujado un montón a Diego, porque los caricaturistas de ese momento lo dibujaban mucho. 

−¿Por qué fuiste por el lado del realismo?

−Yo creo que no elijo esto, sino que esto me elige a mí. Desde chico, siempre fui muy detallista y muy observador, podía quedarme horas y horas mirando algo y analizándolo. Siempre fui un maldito obsesivo, pero por suerte pude volcarlo en mi trabajo. Soy introvertido y necesito el arte para comunicarme. Así como aquel 25 de noviembre necesité pintar a Diego cuando falleció, también pinté un mural en contra de la guerra, por ejemplo. 

−¿Ya habías pintado un soporte tan particular como el de un avión?

−No, nunca había pintado un avión, pero cuando me lo pidieron enseguida dije que sí. Empecé a averiguar qué pinturas se usaban, a probar cómo reproducir una imagen en una superficie curva. A veces me pongo a dibujar o a pintar al revés para probar cosas distintas. Después de pintar el avión, yo sabía que la noticia iba a llegar a todo el mundo. Y así fue. Me gusta demostrar que todo se puede hacer. 

−Ya que estamos hablando de fútbol, ¿cuál fue el golazo que hiciste en tu vida?

−Mi golazo en la vida es poder dejar un mensaje con lo que hago. Trabajo todos los días de mi vida por lo mío, pude llegar a lugares y conocer gente que jamás pensé que iba a conocer. Creo que con trabajo duro y honesto, uno puede llegar a donde quiera.

Créditos:

Fotos: Martín Trujillo

Artículos Relacionados

Por Luis Corbacho
Emprendedora, modelo, influencer. Sofía "Jujuy" Jiménez habla sobre su actitud positiva ante la vida, el camino que recorrió para convertirse una referencia en las redes sociales y su pasión por los viajes.
Por Hernan Panessi
El artista detrás de los murales más impresionantes del país se lanzó junto a Fila para cambiar las reglas del juego. El dibujo y la pintura se conectan con el deporte para intervenir distintos espacios públicos con el fin de la contemplación estética, del embellecimiento urbano y, fundamentalmente, de darles a estos sitios una nueva vuelta de tuerca.
Por Mariana Merlo
La modelo y actriz se sube al escenario del Paseo La Plaza para interpretar Madres, la obra que plantea un recorrido sobre los diferentes tipos de maternidades acordes a estos tiempos: sin el romanticismo ni la idealización con los que la vivieron generaciones anteriores.
Por David Lifschitz
Supo representar la contracultura mejor que nadie y logró trascender el mainstream sin perder su esencia. El humor, la paternidad y su sexualidad frente al cambio de época. Un mano a mano imperdible con el héroe del Parakultural, a días de su regreso al teatro porteño.
Por Ornella Sersale
Dejó atrás un presente pleno en la radio y la televisión para asumir los desafíos de comunicar a través de YouTube. Entre la política y el algoritmo: luces y sombras de la era digital de los medios.
Por Marcelo Pavazza
En diez años logró que los tragos que se sirven en eventos sean mucho más que simples mezclas. Y también transformarse en Brand Ambassador de Bulldog, el gin premium que desembarcó en 2019 en la Argentina de la mano de Campari.
Por El Planeta Urbano
Flor Sosa, la empresaria que incursiona en los NFTs y se perfila como una de las influencers de moda y viajes más importantes del país. Participó de la #EPUPERFO y es la protagonista de una de nuestras tapas.
Por Luis Corbacho
La "reina de las redes" –con 1.3M de seguidores en Instagram– analiza "la presión de mantenerse vigente" y se diferencia de otros instagrammers: "Yo lo tomo netamente como un trabajo, y ahí está la diferencia entre ser profesional o no".