Cinco imperdibles de la Patagonia para disfrutar haciendo glamping

La combinación de camping y glamour es una nueva tendencia en alojamiento que invita a disfrutar del entorno natural con el confort de un hotel exclusivo, la gastronomía de los mejores restós y turismo aventura de bajo impacto ambiental.

Despertar con el suave sonido del río y el silbido del viento, rodeado de montañas, deleitarse con los más sabrosos platos regionales y disfrutar de una amplia gama de actividades de turismo aventura son las opciones que propone esta modalidad de alojamiento en auge. Se trata del glamping, una tendencia que ya tiene sus años en el país pero que, en tiempos de pospandemia, se erige como una de las favoritas de los turistas que viajan hacia la Patagonia; el lugar ideal para vivir la experiencia única del glamour y el camping. Acá, cinco imperdibles, con ofertas de actividades muy diferentes.

MANSO CAMP, RÍO NEGRO 

Ubicado a 90 kilómetros de Bariloche, en una remota estancia patagónica sobre las costas del río Manso, al pie de la Cordillera de los Andes, se montó este glamping que se presenta como el primer camp de lujo nómade de la Argentina. Las carpas, en las que entran tres personas adultas, están ambientadas con piso alfombrado, sommiers king size, edredones de duvet y sábanas de algodón. A la hora de comer, cuenta con un exclusivo restó montado en carpas beduinas calefaccionadas, en las que se puede disfrutar del servicio de gastronomía basado en platos regionales patagónicos, como la trucha, el cordero y los frutos regionales, preparados in situ y maridados con vinos premium y cervezas artesanales locales. Para los momentos de esparcimiento cuenta con una carpa lounge con calefacción donde se puede disfrutar de un buen cóctel con vista al río, leer o compartir juegos de mesa. También hay camastros junto al río, una zona de fogón para compartir las noches bajo las estrellas, un domo biblioteca y telescopios. La experiencia se completa con actividades de aventura, como rafting por los rápidos del río Manso, una caminata con vistas a las cascadas y hasta clases de yoga

IG: @riomansocamp

HUEMULES, RESERVA DE MONTAÑA, ESQUEL, CHUBUT

La Estancia Huemules, ubicada a pocos kilómetros de Esquel, es una reserva de 6.200 hectáreas en medio del fantástico entorno del bosque andino patagónico. El glamping tiene cuatro domos con deck privado, alejados unos de otros para mantener la privacidad, con camas queen o twin size, edredones de duvet pluma de ganso, sábanas de percal americano, frazadas de micropolar y estufa a leña, entre otras comodidades. La gastronomía está basada en platos regionales y consta de un menú fijo para el almuerzo y otro para la cena, aunque también existe la opción vegetariana o apta celíacos. La estadía incluye diferentes tipos de excursiones diarias, con variados niveles de exigencia para elegir. Circuitos de cabalgatas, trekking o mountain bike en los que se recorren los bosques nativos, se trepa montañas nevadas y se cruzan arroyos de deshielo, con la oportunidad de ver la fauna local, desde pájaros carpinteros hasta caiquenes, cóndores, zorros y ciervos, entre otras especies. En las excursiones de día completo, cada pasajero lleva un box lunch con una vianda gourmet.

IG: @huemules

GLAMPING PATAGONIA INSPIRA, VILLA LA ANGOSTURA, NEUQUÉN

Ubicado dentro del complejo hotelero Las Ramblas de Puerto Manzano, en la bahía del mismo nombre en Villa La Angostura, se posiciona como el primer glamping de carpas transparentes del país. Patagona Inspira ofrece la posibilidad de dormir, literalmente, bajo las estrellas, dentro de una pirámide de vidrio o una burbuja de techo transparente. Además, cuenta con cuatro domos geodésico estándares, todos con vista al majestuoso lago Nahuel Huapi. Los domos cuentan con sommier king size y decks en el exterior, además de wifi y jacuzzi outdoor climatizado. El glamping tiene el mismo servicio de hotelería y gastronomía del complejo hotelero. En la zona se puede hacer todo tipo de actividades de aventura, desde trekking y cabalgatas hasta canopy, kayak, paseos lacustres, mountain bike, avistaje de aves o pesca, aunque no están incluidas en la estadía. 

IG: @glampingpatagonia

LLANOS ECOLODGE, USHUAIA, TIERRA DEL FUEGO

Ubicado en el Centro Invernal Llanos del Castor, a 30 minutos de Ushuaia, en medio de una zona de valle, los domos de este glamping ofrecen vistas increíbles a las montañas. Cuentan con dos domos con capacidad para hasta tres personas, con baño y deck privados. El Domo del Valle tiene vista a las montañas, y el Domo del Bosque se encuentra rodeado de árboles. Además, ofrecen diferentes actividades para hacer al aire libre, como las travesías por los turbales y bosques y paseos en diferentes tipos de vehículos. Estas actividades concluyen con cena en el restaurante Montanés, donde se puede disfrutar de comida regional de montaña, como el exquisito estofado de cordero fueguino, pollo al disco, cordero fueguino a la estaca o la trucha arcoíris, todos cocinados a la llama de madera de lenga, acompañados de cerveza artesanal de montaña.

IG: @llanosecolodge

CHALTÉN CAMP, EL CHALTÉN, SANTA CRUZ

La capital nacional del trekking puede ser un sitio ideal para dormir en contacto con la naturaleza. El Chaltén Camp, ubicado a tan sólo tres kilómetros de este pueblo santacruceño, tiene domos dobles y un domo triple, todos con ventanas panorámicas al icónico cerro Fitz Roy, con capacidad para hasta tres huéspedes. Están construidos sobre pilotes dentro del bosque nativo y cada uno tiene un dormitorio, un baño privado, una salamandra a leña y camas queen size. Además, hay un domo principal, que tiene 80 metros cuadrados y alberga una cómoda sala de estar y un comedor. En Chaltén Camp hay un fogón a cielo abierto y mesas de camping para almorzar durante los días de sol, siempre con vistas del Fitz Roy. Además, hay varias hamacas paraguayas escondidas dentro del bosque, ideales para la hora de la siesta. La propuesta incluye alojamiento, todas las comidas y actividades guiadas en torno del campamento, fuera de los circuitos tradicionales del parque nacional.

IG: @chalten_camp

Crédito: Luciano Bacchi

Artículos Relacionados>

Por El Planeta Urbano
Luego de que el empresario mexicoamericano Martin Mobarak quemara un dibujo de Frida Kahlo valuado en 10 millones de dólares para supuestamente digitalizarlo, el Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura de México informó que está investigando y recopilando "toda la información necesaria, a fin de establecer con certeza" qué ocurrió con la obra.
Por El Planeta Urbano
Según han comprobado investigadores de Estados Unidos y China, sobre la base de datos biométricos de 12 mil personas, cualquier terapia contra el envejecimiento debe atender tanto la salud mental como la salud física.
Por El Planeta Urbano
Además de introducir ciencia de datos, este proyecto se enfoca en dos ejes: el de la investigación, con una base de datos con todos los genomas de cannabis publicados a nivel internacional, y el de cultivo, con la recepción de la aprobación ministerial para iniciar el cultivo indoor/outdoor de cannabis medicinal en el predio de INTA Oliveros, provincia de Santa Fe.
Por El Planeta Urbano
Un nuevo informe confirma el crecimiento del empleo en el sector de las energías renovables pese a las múltiples crisis y pide que se pongan en marcha estrategias industriales específicas para crear cadenas de suministro estables y "buenos empleos".
Por El Planeta Urbano
El número surgió de una investigación que detalló los orígenes de estos residuos. Cuáles son las naves espaciales que quedaron inactivas.
Por El Planeta Urbano
La función está en etapas iniciales de desarrollo y podrá activarse opcionalmente si el usuario lo desea. Qué dicen los estudios sobre esta clase de mensajes y qué es el cyberflashing.
Por El Planeta Urbano
El Día Mundial sin auto es la última actividad de la Semana de la Movilidad Sustentable donde se promovieron diversas acciones para fomentar alternativas más ecológicas en el transporte automotor.
Por El Planeta Urbano
Este masivo varamiento se produjo exactamente dos años después de que unas 470 ballenas piloto, también conocidas como calderones, se quedaran varadas en este mismo lugar, de los cuales solo un centenar pudieron ser rescatadas y llevados a altamar.