Existen lugares místicos que, por su energía vibratoria, nos ayudan a reconectar con nuestra esencia y con la naturaleza. Dicen que quien visita estos chakras geográficos jamás vuelve a ser el mismo.


  • Valle de Ongamira, Argentina

En la provincia de Córdoba, en las inmediaciones del cerro Uritorco, se encuentra la ciudad multidimensional de Erks. Los metafísicos aseguran que ahí viven misteriosas luces y entidades cósmicas que intercambian comunicación con otras dimensiones. Lo mágico de esta ciudad es que jamás podrá ser descubierta a menos que se manifieste y se haga visible. La indiscutible realidad de Erks descansa en la experiencia personal de aquellos mortales que, desde la profundidad del Valle del Silencio (Ongamira), mantuvieron un encuentro visual o álmico con ella.

  • Pico Kailash, Tibet

Este es uno de los lugares más venerados del planeta. El monte Kailash, cuyo nombre es traducido por los tibetanos como “preciosa joya de nieve”, es la cima sagrada de budistas e hinduistas. Miles de peregrinos acuden a él, independientemente de cual sea su religión, y convergen en un punto en común que sostiene que “tras recorrer el sendero de la vida y llegar a la cima –en su significado metafórico, ya que recordemos que este monte no se puede escalar– no se encuentra la gloria, sino el equilibrio”.

  • Machu Picchu, Perú

Cada vez son más las personas que buscan experiencias espirituales, y Machu Picchu es uno de los destinos predilectos, no sólo por su belleza asombrosa e imponente, sino también por la energía poderosa que emana de esta ciudad sagrada para los incas. Hay miles de testimonios de gente que dice haber experimentado allí cosas que no pertenecen a este mundo.

  • Pirámides de Egipto

El misterio que encierra la construcción de las Pirámides es tan grande como su estructura. En tiempos donde no se disponía de la tecnología actual, esta civilización logró la edificación de monumentos que son, indudablemente, portales energéticos. Pocos pueden explicar los fenómenos que se generan dentro de ellas. Se dice que, desde su interior, se teje la red planetaria que mueve la información del mundo, esa información que está oculta a la vista de todos.

  • Stonehenge, Inglaterra

Es una de las estructuras megalíticas más famosas que se conocen y está dedicada al sol. Una de las teorías dice que funcionó como observatorio astronómico, pero lo cierto es que hay un enigma alrededor de su uso y su construcción. Muchos maestros espirituales, que han tenido en ese lugar visiones claras sobre vidas pasadas y futuras, sostienen que Stonehenge es uno de los portales de comunicación con el resto de las galaxias más importante que existe.