Nadie imagina que en pleno centro porteño, sobre una de las peatonales más transitadas, exista semejante mansión, perteneciente a una época y glamour de otro tiempo. La coctelería allí responde a la altura.


Escondida detrás de una puerta negra sobre la calle Lavalle, la casona de 1890, impecablemente restaurada, alberga a Lignée (que significa “linaje” en francés), un bar de lujo que invita a viajar a la Belle Époque porteña.

Sus amplios salones de techos altísimos, el soberbio mobiliario, los imponentes vitrales, las antiguas arañas, cúpulas y paredes revestidas transportan a sus visitantes a un palacete francés que homenajea el estilo de vida de la aristocracia argentina, en la época en que Buenos Aires era una de las principales capitales del mundo.

Dos pavos reales encabezan la gran barra de diseño sofisticado que, claramente, es el alma del lugar. La carta de coctelería fue creada por la talentosa barmaid Sabrina Traverso. En ella encontramos, además de cócteles clásicos, originales mezclas inspiradas en aquel ocio exquisito de la aristocracia de la época.

El trago insignia, el John Perona (lleva whiskey, licor Strega, almíbar de anís e hinojo, lima, jugo de manzana y bitter), es servido en un cofre con humo en su interior. El Álzaga Unzué (lleva cognac, vino Chardonnay, jugo de naranja, bitter de cacao y chile) rinde homenaje a Macoco, el famoso playboy de esa familia, conocido por su vida de lujos y excesos.

Además de los cócteles, en Lignée se pueden encontrar todas las bebidas clásicas que aquellos personajes de la burguesía de principios de siglo acostumbraban tomar.

En perfecto maridaje con la coctelería, la propuesta gastronómica está a cargo del chef Blas Alejandro Torres Bareiro. El plato de la casa es el pulpo a las brasas con dressing de mostaza de Dijon, ensalada Lyonnaise y huevo mollet. También se destacan el solomillo con vegetales ahumados y el risotto al funghi.

Inaugurado a fines de 2018, Lignée tiene aún por estrenar un piso entero y otros salones para reuniones íntimas o charlas de negocios. Tendrá también una cava en el ascensor, una sala para degustación de cervezas premium y espacios de coworking para el día.

Ideal para distenderse y dejar atrás un arduo día de trabajo o para compartir una noche especial, Lignée es un viaje al pasado no sólo a través de su espacio sino de los sabores, una oportunidad de visitar el encanto de una época de glamour que ya no existe, hoy, en plena city porteña.

Lavalle 945, Microcentro
Tel.: 5523-0945
Miércoles a sábados, de 20 a 4hs.
IG: @ligneebar

})(jQuery);