Julieta Cardinali: “El paso de los años me encanta y cada vez tengo más consciencia de que quiero disfrutar”

La actriz que se sumó al elenco de El Reino cuenta porqué siente que la flexibilidad “es una de las características más positivas” y habla sobre su nuevo reto actoral, su búsqueda de placer, su faceta como empresaria al frente de la marca de indumentaria Cardinal y los desafíos de criar a su hija Charo.

Por Luis Corbacho y Karina Noriega

Julieta Cardinali viene de presentar por todo el mundo y con mucho éxito Maradona: Sueño Bendito, serie en la que encarnó a Claudia Villafañe. Ahora, su nuevo desafío actoral continúa en las plataformas de streaming: se sumó a Mercedes Morán, Diego Peretti y elenco en la esperada segunda temporada de El Reino, producción argentina en Netflix que recientemente ganó tres premios Platino, incluido el de Mejor Creador de Serie (Claudia Piñeiro y Marcelo Piñeyro).

En esta charla, la talentosa actriz habla sobre la nueva saga en la que el televangelista Peretti encara finalmente su candidatura presidencial y reflexiona sobre la maternidad, el amor, la moda y el paso del tiempo.

–Profesionalmente venís muy bien. Estás filmando El Reino 2…

–Así es. Estoy filmando El Reino 2, para Netflix. Arrancamos el rodaje en marzo y seguirá hasta fines de julio. Y estoy copada. Estoy muy fan de la primera temporada de la serie, así que cuando me llamaron estaba… ¡espectacular!

–¿Genera algo de miedo encarar la segunda temporada después de tanto éxito que tuvo la primera?

–No, miedo no. Me entusiasma mucho trabajar con Claudia Piñeiro, Marcelo Piñeyro y con un elenco como éste, con Mercedes Morán, Diego Peretti, Joaquín Furriel, Nancy Dupláa, Peter Lanzani, Chino Darín… ¡Está buenísimo!

–¿Y dónde se está filmando? En Buenos Aires…

–En Buenos Aires y otras locaciones. Viste que se puede contar muy poquito, no nos dejan decir mucho pero estoy muy entusiasmada y agradecida.

El Reino 2: el espíritu visionario de la serie que se anticipó a la avanzada conservadora

–¿Qué es lo que te más enganchó de El Reino como espectadora?

–Una buena pregunta. Yo fui espectadora total, me atrapó, me gustó. Tanto que cuando la terminé de ver les escribí a los actores para felicitarlos. Así que cuando me ofrecieron sumarme no tuve ninguna duda. Me da mucha alegría y satisfacción ser parte de un producto nuestro y tan exitoso.

–Una serie adelantada con la avanzada mundial antiderechos y conservadora, ¿no?

–Sí. Y una serie muy moderna… Claudia y Marcelo hacen una dupla indestructible. Soy lectora de Claudia y consumidora de lo que hace Marcelo. Ella es profunda y muy moderna escribiendo, y es algo que también noto con los libros.

–Muestra de un modo muy lúcido toda la resistencia al aborto que iba a venir, sobre todo teniendo en cuenta lo que pasó en Estados Unidos.

–Muestra el mundo que vivimos y sigue retratándolo con empatía.

–Volviendo a las series estamos en pleno boom de las plataformas. Está buenísimo que surjan este tipo de trabajos postpandemia, ¿verdad?

–Bueno, yo creo que las plataformas vinieron a dar mucho trabajo y es la nueva tele, como se dice. Es la que consumimos, también.

–¿Se graba distinto que en el aire?

–Y sí, porque en la tele de aire, por lo general, están acostumbrados a ver series diarias, entonces hay otro ritmo de grabación y también otra estética. En las plataformas se trabaja de un modo más cercano al cine.

Su faceta como empresaria: moda a su propio estilo

–Y se te ve muy conectada con la moda, también, con tu marca Cardinal.

–Estoy muy contenta con Cardinal. Es una parte de mi vida que me gusta y disfruto mucho… Hace que mi energía se vaya para otro lado.

–La verdad que encontraste ahí una faceta alternativa al trabajo de actriz, que a veces es tan fluctuante, ¿no?

–Por eso, nuestro trabajo es tan intermitente por momentos que está bueno tener otro lugar donde poner la energía y otra entrada económica. Esa es la realidad también.

–¿Qué es lo que más disfrutás de tu faceta como empresaria y qué tanto de diseñadora ya hay en vos?

–Siempre me gustó pero lo fui aprendiendo con los años. Trabajé mucho tiempo con Clara (Ibarguren) y ahora en Cardinal, que hace 4 años que existe. En mi marca trabajo con dos personas que son diseñadoras y llevan a cabo el producto. Yo acompaño con mi manera y mi gusto y ellas lo bajan a la prenda. Es algo que me fascina. Descubrí un lugar donde me siento muy bien. Además me da placer ver a la gente vistiendo algo que pensé junto a las chicas. Es muy trabajoso hacer ropa y lleva muchísimo esfuerzo. Tengo a mis amigas que aman usar la marca y me encanta.

–Claro, como Dolores Fonzi…

–Dolores, Romina (Ricci)… Me da mucho placer.

–¿Cómo sería la mujer que viste tus prendas?

–Siempre tuve como norte que sea algo que yo quiera usar, que sea elegante, cotidiano y a la vez rockero. Todo lo que hacemos son cosas que me gusta usar a mí. Y en ese sentido a mí no me gusta sentir que con la ropa soy otro tipo de persona. Soy de vestirme cómoda, te diría. Incómoda no sería mi palabra para nada.

–Nada de sufrir en nombre de la moda.

–Eso no. Para nada. No puedo si no me siento cómoda. Me vas a ver siempre con botas de taco bajo, zapatillas, pantalones de cuero, camperas y jeans. Mucho más urbana que de fiesta. Cero que ver con las mujeres que andan de tacos todo el día. Dentro de eso cambio, como en la vida. La flexibilidad es una de las características más positivas que conozco. Trabajo para ser flexible: hoy pienso así. De eso se trata, de ver qué nos pasa en el momento.

Los desafíos de ser madre de una adolescente: entre el miedo por la inseguridad y la necesidad de inculcarle empatía

–¿Cómo es educar a Charo, una adolescente de 15 años, en un momento como éste?

–Sólo conozco este momento para criar a una adolescente. Yo tuve otra realidad porque era otro mundo… las cosas cambiaron un montón. Digamos que estoy atenta a que sea una persona buena y empática, que es lo más importante a la hora de criarlos, sean hombres o mujeres. Son dos de las cualidades que más me importan.

–¿Y qué preocupaciones te tienen más alerta?

–Me preocupa que quiere salir y hacer lo que todos… y me angustia el tema de la inseguridad. Claro que está en una edad de tener independencia y eso está bueno y me interesa que vaya para adelante pero es un mundo peligroso y difícil, así que es normal que nos de miedo. Por eso estoy atenta… ¡acompañándola y sufriendo! Antes no entendía esto de que con los años todo se hace más difícil. Me lo decían y no lo creía. Pero diría que es como volver a tener un chico de cinco pero a los quince.

–Decías que lo que más te importaba era el tema de la empatía…

–Es que vivimos en un mundo tan desigual que es muy importante la empatía. Para los chicos porque están aprendiendo a vivir, y nosotros los adultos también tenemos que hacer una vuelta a la empatía.  

–¿Y qué te enseña Charo?

–Todo. Pero sobre todo a desarrollar la paciencia infinita. No quiero ser antipática con esto, pero los hijos te enseñan a respirar más, pensar más, tener más paciencia y a lidiar con tus propias miserias. Por ejemplo, ‘esta manera de hablar no la tengo que tener adelante suyo porque mira y siente’. Es algo de súper responsabilidad. Y claro que en algún momento se nos destapa la olla a todos. Así que estoy muy atenta a que su ambiente conmigo sea bueno para aprender.

–¿Qué te enamora hoy de las personas?

–Depende de cómo sean las personas lo que me enamora. Prefiero a una persona profunda, flexible… Con el tiempo aprendí que voy a lo simple, lo tranquilo, lo cotidiano, buscando ese camino más que la adrenalina. Que la tengo siempre, porque el amor es un poco adrenalítico, pero nada de tormentas.

–¿Sos muy psiconalizada?

–Hago terapia desde que tengo memoria. Hace años que estoy con mi terapeuta, ya te diría que es mi compañero (Risas). Me gusta mucho tener ese espacio de reflexión para frenar.

El paso del tiempo y la búsqueda de placer

–¿Y con el paso del tiempo cómo te llevás?

–El paso de los años me encanta. Aprendemos muchísimo. Y cada vez tengo más consciencia de que quiero disfrutar. La verdad que en algún momento me gustaría pensar que disfruté mucho la vida.

–Que le sacaste el jugo...

–Es todo un tema apender a disfrutar. Y a mí me gusta pasarlo bien.

–¿Sentís que en algún momento no disfrutaste tanto?

–En varios momentos, en medio de la vorágine de los problemas. Pero a medida que pasa el tiempo te das cuenta de que nada es muy importante. Excepto lo obvio, que es la salud, el resto va y viene.

Créditos:

Fotos: Guido Adler

Coordinación general: Gimena Bugallo

Producción y estilismo: Camila Mariani

Agradecimientos: María Gorof

Retoque fotográfico: Emiliano Raspante

Artículos Relacionados

Por Laura Marajofsky
Sus obras llegaron al mundo NFT de la mano de Miloverso, una colección de más de once mil piezas únicas inspiradas en el elefante, su personaje más representativo. De qué se trató el desafío y cómo fue el proceso creativo de su primera incursión en el universo cripto.
Por Marcela Soberano
Mano a mano con la actriz y directora que supo explorar todos los caminos del artista, detrás y delante de la cámara.
Por Leonardo Martinelli
Siempre disruptivo, el actor multifacético de la televisión argentina reflexiona sobre las pasiones que marcaron a fuego su vida, mientras transita la paternidad a los 50 años y disfruta del éxito de protagonizar una de las obras de teatro más celebradas de las últimas décadas.
Por Marcelo Pavazza
La chef e instagramer presenta su primer libro de recetas, que no sólo es un compendio de preparaciones sino también un trabajo con una mirada política sobre la comida y con la perspectiva de género como guía.
Por Mariana Merlo
Se conocieron en Indonesia y, después de enamorarse, fundaron una agencia de contenidos digitales que hoy trabaja con más de 80 marcas en todo el mundo.
Por Gustavo Grazioli
La banda icónica de Uruguay celebra sus 27 años de vida con la salida de un nuevo disco de estudio y vuelve a girar por Latinoamérica y Europa, cerrando el año en un auspicioso Luna Park. Todas las sensaciones, en las voces de su frontman, Seba “Enano” Teysera, y el bajista Nicolás “Mandril” Lieutier.
Por Rolando Gallego
La superestrella uruguaya le pone el cuerpo y el alma a uno de los desafíos más arriesgados de toda su carrera: interpretar a Eva Perón en Santa Evita, la nueva serie basada en la gran novela de Tomás Eloy Martínez.
Por Marcelo Pavazza
Uno de los winemakers más jóvenes e influyentes de la Argentina, habla de sus dos proyectos personales sin discursos armados, con un ojo puesto en la industria y otro en una manera artesanal y entrañable de elaborar etiquetas que dan que hablar.