JUEGO DE ESPÍAS

El Gobierno estadounidense acaba de adquirir software de reconocimiento facial para potenciar la deportación de inmigrantes ilegales. Su proveedor, Amazon, en la mira de sus empleados.

En los Estados Unidos, los inmigrantes ilegales son separados de sus hijos, deportados, enjaulados, enjuiciados y buscados por todos lados. La ola de protestas ciudadanas no cesa y ahora es Amazon la que está en la mira por ser la que le está vendiendo, al mismísimo Donald Trump, software de reconocimiento facial e infraestructura para bases de datos para que las agencias gubernamentales puedan seguir deportando ciudadanos ilegales.

Nada de esto es indiferente a los empleados de Amazon, que acaban de publicar una carta de protesta en una red interna de la compañía al enterarse de que su empresa es la proveedora de software y hardware en esta avanzada contra quienes quieren emigrar a un país ¿mejor?La noticia surge de la publicación The Verge: los empleados enviaron una carta de protesta a Jeff Bezos, CEO y fundador de la empresa, negándose a contribuir con herramientas que violan los derechos humanos y citando el maltrato de refugiados e inmigrantes por parte del Gobierno estadounidense. El contenido de la misiva es trascendente y compara la venta de tecnología a Trump con lo que sucedió cuando IBM comercializó tecnología al gobierno alemán nazi durante la Segunda Guerra Mundial para confeccionar listas de judíos y automatizar su persecución durante el Holocausto: “IBM no se responsabilizó entonces, y cuando comprendieron su papel ya era demasiado tarde. No dejaremos que esto vuelva a suceder”, explican los trabajadores de Amazon, y demandan el cierre de dos líneas de negocio de la compañía: el Amazon Web Services Rekognition y la venta de sus servicios de computación y almacenamiento en la nube a Palantir, la empresa que ofrece al Servicio de Migración y Control de Aduanas de los Estados Unidos el software con información crítica sobre los ciudadanos legales o ilegales. Esta información de espionaje fue revelada en mayo por la Unión Estadounidense por las Libertades Civiles (ACLU, por sus siglas en inglés) como el comienzo de la vigilancia masiva automatizada en los Estados Unidos.

Algo similar sucedió con los empleados de Google, que tras protestas e incluso renuncias, lograron que la empresa retire el contrato con el Pentágono y no le brinde más herramientas de inteligencia artificial para analizar imágenes de vigilancia de drones. Por su parte, empleados de Microsoft exigieron que la compañía dejara de proporcionar prestaciones en la nube al Servicio de Migración y Control de Aduanas, aunque en este caso, el CEO de Microsoft, Satya Nadella, desmintió estar realizando tareas “malignas”.

Artículos Relacionados

Por El Planeta Urbano
Amazon abrió su primera tienda de moda en un centro comercial con la Inteligencia Artificial (IA) como protagonista.
Por El Planeta Urbano
La actriz de El diablo se viste a la moda impactó en la 75º edición del festival de cine con un Armani Privé en off white. Todos los detalles de su estilismo, coronado por un collar con un zafiro de más de 107 kilates.
Por Karina Noriega
La artista catalana fue la elegida por la más célebre de las Kardashians como la imagen de campaña de su marca de fajas y lencería "modeladora".
Por El Planeta Urbano
Lali y Sofía Gala fueron algunas de las mejor vestidas de la noche. Todos los estilismos y hasta vestidos "homenaje" en la red carpet del Hilton Buenos Aires.
Por Lorena Marazzi
Un 13 de mayo de 1806 apareció la primera definición escrita de la palabra cocktail en un periódico de Nueva York. 216 años después, los cócteles siguen siendo un clásico.
Por El Planeta Urbano
Demna Gvasalia, director creativo de la firma de moda, anunció el lanzamiento de Paris Sneakers, las zapatillas más polémicas de todos los tiempos. Se trata de un nuevo modelo que se diferencia del resto por tener un efecto que las hace ver destruidas y sucias, simulando tener una gran cantidad de tiempo de uso.
Por El Planeta Urbano
Jack Daniel´s presentó una nueva propuesta gastronómica que fusiona carnes, fuego y whiskey. Una experiencia para combinar whiskey con comidas argentinas.
Por Karina Noriega
Se celebró la presentación en sociedad de Arriba, nuevo restó ubicado en el tercer piso del Alcorta Shopping que invita a vivir una experiencia sensorial. Las claves, los sabores y las fotos de las celebridades que asistieron al evento.