El futuro llegó: cómo es el primer fast food robot sin contacto humano

En Dallas, Texas, una sucursal de McDonalds está probando una nueva operatoria que elimina las relaciones directas entre personas a la hora de cobrar y servir la comida. Opiniones a favor y en contra y más casos.

No es que no haya ningún ser humano mediando entre la comida y el cliente: al fin y al cabo todavía se necesita alguien que prepare las hamburguesas. Pero en la pequeña sucursal de MacDonalds de Forth Worth, Texas, podés irte con tu pedido sin haberte encontrado cara a cara con ninguna persona.

Completamente automatizado, el local fue descubierto por el TikToker e instagramer Foodie Munster (@foodie_munster), quien subió un video el pasado diciembre mostrando la dinámica de la sucursal, que ofrece solo la modalidad de take away. Una pantalla para solicitar y abonar el menú, minutos de espera y una cinta transportadora que alcanza el pedido hacen el resto.

Interior y exterior del McDonalds de Forth Worth, Texas.

El posteo se volvió viral a las pocas horas, con millones de visitas. Luego McDonalds lanzó un comunicado donde explicó que la medida es “el último paso en una estrategia de crecimiento llamada ‘Acelerar los arcos’, que trabaja en la innovación para mejorar las experiencias de los clientes”.

Por esa misma vía, la empresa agregó: "Cuando ingrese a este restaurante de prueba, notará que es considerablemente más pequeño que un local McDonald's tradicional en los EE. UU. ¿Por qué? Las características, tanto internas como externas, están dirigidas a los clientes que planean cenar en casa o mientras viajan”. Max Carmona, Director Senior de diseño global y desarrollo de restaurantes de McDonald's, añadió que esta prueba tenía que ver con "encontrar nuevas formas de servirles más rápido y más fácil que nunca".

Y siguió con la explicación: "Dentro del restaurante, hay una sala de recogida de entregas para que los mensajeros recuperen los pedidos de forma rápida y cómoda. También hay quioscos, donde los clientes pueden hacer sus pedidos para llevar, y un estante donde se pueden recoger. Fuera del restaurante, hay varios espacios de estacionamiento, tanto para quienes vienen a buscar su comida como algunos que están designados para los repartidores".

OPINIONES PARA TODOS LOS GUSTOS

Por su parte, el dueño de la franquicia, Keith Vanecek, le dijo a Newsweek que está orgulloso de ser quien inicie este nuevo concepto desde la ciudad texana. "La tecnología del restaurante no solo nos permite servir a nuestros clientes de formas nuevas e innovadoras, sino que también le da a nuestro equipo de restaurante la capacidad de concentrarse más en la rapidez y precisión de los pedidos, lo que hace que la experiencia sea más placentera para todos".

Pero toda novedad suscita comentarios y reacciones. Ésta trae el añadido de que, además de ser revolucionaria, invita a una polémica que involucra la ética. La pregunta es, ¿los humanos acabarán perdiendo frente a la tecnología?

Render que grafica la dinámica del local, tanto en su versión take away como drive-in.

Foodiemunster, quien está muy agradecido por la reacción del público hacia su posteo, tiene una opinión disonante y se la hizo saber a Newsweek: "Creo que McDonald's lo ha hecho bien al diseñar este concepto de prueba. Pero como alguien que creció visitando y amando el restaurante, prefiero los diseños anteriores. Soy un gran fanático de McDonald's, me encanta la comida y la experiencia, me encanta el ambiente y la gente que nos atiende. Y odiaría que pierda eso”.

El semanario relevó otros comentarios. Por ejemplo, el de un usuario de Twitter que dijo: "Tengo la sensación de que las hamburguesas y el servicio serán mucho mejores", mientras que otro comentó: "El futuro está aquí", después de visitar al local. Y hubo quienes fueron entre cáusticos ("¿A quién se supone que le gritarán todas las Karen ahora? ¿A los robots?", bromeó un TikToker), apocalípticos ("Esto dejará a mucha gente sin trabajo", escribió otro) y tajantes (“Si se olvidan de incluir algo, ¿a quién se lo reclamamos?”).

TENEMOS LAS MÁQUINAS

En un completo artículo publicado hace poco más de un año en el sitio web especializado en cocina Twisted, de origen británico, se relevaban casos de robótica aplicada a la gastronomía y al mundo de las bebidas que dan un panorama de cómo las máquinas están ganando terreno en este sentido.

El primer ejemplo apuntado era el de Flippy, un modelo de robot que el clásico restaurante de fast food White Castle puso en funcionamiento en 100 de sus locales. El aparato –desarrollado por Miso Robotics- cuenta con un gran brazo robótico y escáneres 3D térmicos para los ojos, y tiene la capacidad de voltear hamburguesas en una parrilla, freír 80 canastas de comida en una hora e incluso limpiar su propio desorden.

El Flippy de White Caste, en acción.

Por supuesto que todavía no reemplaza a camareros o cumple con absolutamente todas las tareas que una cocina profesional requiere, pero es un comienzo. “Además, al poder aumentar la velocidad de producción de alimentos en la cocina entre un 10 y un 20 por ciento –extracta la autora de la nota, Joanna Freedman, de la charla que mantuvo con Mike Bell, CEO de Miso Robotics- permite que el personal se concentre en preparar, cocinar y empacar pedidos de manera más segura y precisa, mientras dedica menos tiempo a atender la freidora”.

Otro de los ejemplos ya en funcionamiento es el de Mezli, el restaurante de Mission Bay (San Francisco), que en su sitio web se anuncia como “creado por un chef ganador de una estrella Michelin (Eric Minnich) y servido por robots”. El sitio puede funcionar puede funcionar durante 48 horas o preparar 300 comidas antes de necesitar intervención humana, según detalla Twisted.

Creado por Alex Colchinski junto a sus compañeros de la Universidad de Stanford Alex Gruebele y Max Perham, Mezli es una respuesta a la falta de cadenas de fast-food a la hora de ofrecer comidas saludables y baratas que puedan despacharse tan rápido como hamburguesas o papas fritas.

Makr Shakr, barman robótico.

También el universo de las bebidas hace pruebas con inteligencia artificial. El barman robótico Makr Shakr, hoy presente en bares de Ámsterdam y Reykjavik, tiene brazos mecánicos que pueden preparar un trago en segundos, siguiendo recetas de bartenders internacionales y también haciendo bebidas personalizadas sin contacto alguno.

Y hay mucho más, como The Kitchen, el robot de cocina creado por la empresa británica Moley Robotics. Este, según el artículo de Freedman, está precargado con 5.000 recetas y algún día será una herramienta que todos habrán instalado en sus hogares. En todo caso, también señala la autora del artículo que se espera que el mercado mundial de la robótica se expanda con una tasa de crecimiento anual del 17, 24 % hasta 2025.

¿FIN DEL TRABAJO HUMANO?

Con todo, los expertos consultados aseguran que, si bien estos avances siguen en pleno desarrollo y responden a tendencias que, por un lado involucran mejores niveles de higiene en un mundo pospandémico, y por otro reclaman una solución para la baja en los índices de mano de obra, existe el temor de que las máquinas puedan terminar reemplazando a la fuerza laboral humana.

Pero no es tan fácil, la mayoría de los consumidores sigue valorando el encuentro cara a cara, y el hecho de que el servicio sea en un futuro realizado por robots alejaría a quienes valoran no solo la comida sino también la experiencia completa y creen que todo es parte del mismo paquete.

Como advierte el experto en tendencias alimentarias Eddie Stableford, si bien los restaurantes pueden sentirse atraídos por los beneficios económicos y prácticos que ofrece la inteligencia artificial, “el problema con los robots es que nos llevan a un lugar en el que muchos consumidores no piensan en comida”.

Artículos Relacionados>

Por El Planeta Urbano

El cometa C/2022 E3 (ZTF), que pasó por última vez por la Tierra hace 50.000 años, volverá a acercarse a nuestro planeta. Su aproximación será mañana y podrá observarse a simple vista, sobre todo en horas de la mañana.

Por El Planeta Urbano

La colaboración más inesperada de 2023 entre la firma de la pipa y la joyería de lujo más importante del mundo dio como resultado "un par legendario" que saldrá al mercado próximamente y valdrá 400 dólares. 

Por El Planeta Urbano

Una moda inesperada pero consecuente con los tiempos asoma: disociar las bebidas alcohólicas del encuentro social y la diversión. Aquí, las claves del fenómeno y una selección de spots porteños donde experimentar los famosos mocktails.

Por Karina Noriega

El 1 de mayo se celebrará la edición 2023 de la gala anual más esperada, organizada por Vogue. Todos los detalles de uno de los eventos más importantes del calendario de la moda. 

Por El Planeta Urbano

Según un estudio de Pinterest, el Año Nuevo Chino trajo aparejadas en esa plataforma una cantidad notoria de búsquedas (y creación de tableros) relacionados al bienestar, relajar la mente y manifestar propósitos. 

Por El Planeta Urbano

En el barrio de Recoleta, ya se puede disfrutar de esta experiencia multisensorial que fusiona el universo pictórico de Frida con la tecnología.

Por Majo Loss

De qué se trata esta técnica que combina respiración, exposición al frío y concentración extrema, y que llevó al ex jugador alemán campeón del mundo Andre Schürrle a asegurar que fue "la cosa mental y física más difícil que he hecho."

Por Marcela Soberano

En la era de la corrección política, la violencia estética sigue vigente y goza de buena salud. El último tabú es nada más y nada menos que el traje de baño, y nadie se salva de los mandatos.