Cómo funciona 'Decentraland', el metaverso creado por dos argentinos que no para de crecer

Una vía de escape hacia otra realidad virtual donde los usuarios pueden desde adquirir un terreno hasta participar de eventos, visitar galerías de arte o, simplemente, dedicarse a explorar este vasto territorio imaginario.

La punta de este ovillo arranca con el desarrollo de los NFT (non-fungible tokens), la democracia de las criptomonedas de los últimos años y la gran avanzada de los metaversos en la discusión cotidiana. Se habla de, se invierte en, se vive en. Con ese envión, desde 2015, desde los tiempos de la startup de galpón hasta el summum del unicornio, Decentraland se yergue como un mundo digital hecho por y para los usuarios.

En rigor, se trata de una plataforma virtual sin ánimo de lucro creada y gobernada por su comunidad, donde esta crea el contenido, lo juega, lo experimenta y, al mismo tiempo, lo pueda comercializar. ¿¡Qué qué!? A ver, que la imagen nebulosa devuelva una perspectiva con cierta nitidez: a diferencia de comunidades virtuales como Second Life (o, ahora, Roblox, por qué no), Decentraland corre en la blockchain, la cadena de bloques cifrada y descentralizada que elimina a los intermediarios.

Asimismo, este mundo virtual usa un protocolo que apunta a que su comunidad sea la fuente de las decisiones y la que configure la dirección sobre la plataforma. Este ecosistema construido en la red de blockchain de Ethereum permite a sus visitantes disfrutar de experiencias singulares, como asistir a conciertos musicales, visitar galerías de arte, jugar fichines online, conversar con otros avatares o, simplemente, dedicarse a explorar el vasto territorio “imaginario”. Por lo demás, los usuarios también pueden contribuir a la creación de escenas, juegos y experiencias. En Decentraland, uno depende del otro, y el otro del otro.

En el raid de novedades relacionadas con la cosmogonía cripto que cayeron intempestivamente sobre nuestros celulares, televisores y redes sociales, Decentraland se convirtió en noticia porque ahí, en ese entorno de ceros y unos, se llevó adelante el Metaverse Music Festival, un evento que contó con la presencia de más de 80 artistas de primer nivel, incluyendo a Deadmau5, Paris Hilton, Nina Nesbitt, RAC y 3LAU, entre otros.

Un invento argentino

Ideada por los argentinos Esteban Ordano y Ari Meilich, destacados developers y entrepreneurs nacionales, Decentraland ya asoma como uno de los metaversos más populares de todos: en criollo, un ciberespacio que sugiere una “segunda realidad”, una especie de “ciudad virtual” habitada por avatares. Una ciudad que, en términos físicos, “no existe”. Sin embargo, a pesar de lo innovador, su popularidad engordó tanto que hasta la empresa financiera JP Morgan destinó millones de dólares para meterse en la plataforma y ofrecer servicios basados en la red Ethereum.

Y, hace apenas unos días, entre la madeja de incertidumbres del universo de la moda y de sus satélites, sucedió el extravagante Metaverse Fashion Week, más conocido como MVFW o, en castizo, Semana de la Moda del Metaverso, que incluyó a más de 60 brands con presencia de Selfridges, Tommy Hilfiger, Dolce & Gabbana, Forever 21, Vogue, Nicholas Kirkwood, Estée Lauder y Perry Ellis, entre otros. Además, el MVFW tuvo la visita de la argentina Nicki Nicole en el after party (donde también lanzó su primera colección de NFT) y el show de Grimes en la fiesta de cierre.

“Espero que, en un futuro, Decentraland se transforme en un multiverso manejado enteramente por su comunidad, con una economía próspera de sus integrantes y la posibilidad de experimentarlo desde múltiples plataformas.”
(Martín Shibuya, director de Arte en Decentraland)

De esta manera, el cosmos de la moda entronizó una idea creativa e innovadora. ¿Hacia dónde va todo esto? “Es notable cómo Decentraland crece a pasos agigantados y así lo demuestra el MVFW, el cual atrajo el interés de nuevos jugadores, nuevas comunidades y marcas grandes o independientes que quieren ser parte del mundo virtual”, comenta Martín Shibuya, director de Arte en Decentraland y uno de los responsables de la MVFW. “Sin lugar a dudas habrá nuevos eventos multitudinarios digitales en Decentraland a lo largo de este año”, sigue Shibuya.

Trascender el mundo físico

De esta manera, las nuevas generaciones (asumidas como nativas digitales) y las pretéritas (que andan transicionando hacia nuevos entornos) están cada vez más relacionadas con la cultura digital y todo lo que rodea al mundo virtual: identidad, data, creación, espacio, posesiones y demás. Proyectos como Decentraland explotan estos assets nativos digitales, cuyo valor trasciende al mundo físico.

Lo explica Shibuya: “¿El diseño de indumentaria solo tiene sentido en el mundo físico o es posible pensar en nuevas expresiones que atraviesen estas limitaciones? Es decir, quizás vestir a un avatar con un vestido metálico de oro que pese dos toneladas y pueda volar solo sea posible en el mundo digital y, más allá de que su representación no sea física, pueda tener un valor inmenso desde lo conceptual, artístico y cultural”.

Actualmente, se puede ingresar en Decentraland a través de su sitio web oficial (play.decentraland.org) o desde su página de eventos (events.decentraland.org). Y en boca de Shibuya: “Pronto lanzaremos una versión desktop y se podrá aprovechar un mejor rendimiento de la computadora y, por ende, una mejor experiencia, mejor FPS, una carga más rápida y más”.

Entretanto, Decentraland cuenta con su propio token, llamado MANA, que puede ser comprado en diversos exchanges o plataformas descentralizadas de finanzas. Y en este universo totalmente inmersivo existe la posesión de tierras o espacios, también llamados Lands. A la sazón, MANA es la criptomoneda para comprar esas parcelas o Lands. También sirve para abonar bienes y servicios en el mundo virtual. Según CoinMarketCap, la plataforma para realizar seguimiento de cotizaciones de diferentes criptomonedas, MANA tiene un valor de 2,68 dólares y se erige en el puesto número 34 entre las cripto de mayor capitalización.

Russia Moscow 30.05.2021.Logo,screenshot of blockchain nft ethereum cryptocurrency game Decentraland in laptop,mobile phone.Man playing with crypto coins,token MANA.Earning digital money.Lands,heroes.

En la búsqueda por algunos detalles, van unos datos: el costo promedio de una parcela en Decentraland es de 11.700 MANA y, en todo este tiempo, la más alta se vendió en 618.000 MANA, en marzo de 2021. ¿El comprador? The Metaverse Group, una subsidiara del portal Tokens.com, que puso un equivalente a 2.420.000 de dólares en aquel terreno virtual.

“Es importante tener en cuenta que, cuando tenés estos tokens, más que pensarlo como una inversión, podés tomarlos como instrumentos de voto en la DAO (Organización Autónoma Descentralizada) para poder decidir sobre la plataforma (governance.decentraland.org)”, desarrolla Shibuya. Y continúa: “También podés crear escenas, compartir experiencias con la comunidad y generar más retención de usuarios para darle más valor a la tierra virtual. A su vez, otros de los assets digitales que son comercializados son los NFT, tales como los wearables y emotes”.

En todo este mientras tanto, empresas monstruosas como Coca-Cola, Miller, Heineken y Nickelodeon ya están apostando por Decentraland. Por ahí andan, hicieron pie: de alguna u otra manera están formando parte del metaverso. A esas marcas se les suma el Australian Open y proyectos cripto, como Bored Ape Yacht Club, DeadFellaz, Binance, Polygon y muchos otros más. También aparecieron grandes personalidades, como Steve Aoki, Boy George y FEWOCiOUS, entre otros, que han participado en eventos organizados por sus miembros.

“Espero que, en un futuro, Decentraland se transforme en un multiverso manejado enteramente por su comunidad, con una economía próspera de sus integrantes y la posibilidad de experimentarlo desde múltiples plataformas como web, desktop, mobile y AR. En diferentes versiones, en 3D y, por qué no, en 2D, en VR y más”, concluye Shibuya. Si la realidad se presenta cada vez más crítica, el sueño del multiverso está cada vez más cerca. Se habla de, se invierte en, se vive en.

Artículos Relacionados>

Por El Planeta Urbano
Del poderío absoluto al hombre que rompió en llanto, el suizo nunca ocultó los momentos de zozobra. El círculo de la amistad con Rafael Nadal, la desazón de la derrota y el sostén de Mirka Vavrinec.
Por El Planeta Urbano
El largomentraje, que estrenó en salas de cine de todo el país, fue dirigido por Santiago Mitre y relata la historia de los fiscales Julio Strassera y Luis Moreno Ocampo en el marco de los juicios por delitos de lesa humanidad a la Junta Militar.
Por El Planeta Urbano
Bad Bunny mantuvo su corona como el rey de la música latina al recibir nueve Premios Billboard, que lo convirtieron en el artista más premiado en una noche llena de momentos emotivos e inesperados de los favoritos de toda la vida como Raphael, Chayanne y hasta Nicky Jam.
Por El Planeta Urbano
Los premios Emmy Internacional, que anualmente reconocen lo mejor de la televisión producida y emitida fuera de Estados Unidos y en habla no inglesa, anunciaron su lista de candidatas para su 50ta. edición.
Por El Planeta Urbano
Cómo suscribirse, qué contenidos tiene y cuál es la diferencia entre la versión básica y la premium.
Por El Planeta Urbano
El filme de Whitecross y la última película de la saga, "Sin tiempo para morir", estarán disponibles a partir del 5 de octubre.
Por El Planeta Urbano
El histórico Juicio a las Juntas tiene su correlato ficcional con “Argentina, 1985”, de Santiago Mitre, protagonizada por Ricardo Darín y Peter Lanzani, que con su llegada a los cines se constituye sin duda el estreno nacional del año.
Por El Planeta Urbano
La revista Billboard ultima los detalles de la gala de premios en la que reconocerá a lo más destacado de la música latina, una ceremonia que se celebrará en Miami y en la que el puertorriqueño Bad Bunny es el gran favorito al sumar 23 nominaciones.