Republicano, el mercado gastronómico sano y criollo, abre un nuevo local en Palermo

Con propuestas nobles y una gran variedad de productos, la nueva sucursal representa lo mejor de la cultura gastronómica argentina.

Ubicado en el barrio de Palermo, Arenales 3199, REPUBLICANO emplaza su nuevo local que acerca “sabores con costumbres” para que todos puedan llevar a sus mesas los productos más representativos del país. Este espacio, que combina una gran variedad de alimentos nobles y cuidadosamente seleccionados por expertos, marca el ritmo de la cultura gastronómica local. Desde productos frescos originarios de las pampas húmedas hasta las especies más características del norte argentino, todo converge en esta república que ofrece a sus “habitantes” un nuevo “estado de bienestar” que celebra la calidad de las elaboraciones, el respeto por los alimentos y la magia del trabajo artesanal y dedicado.

Con esta nueva apertura, Republicano se reinventa buscando el maridaje perfecto entre lo fácil y sabroso, para disfrutar durante las diferentes ocasiones del día (desayuno, almuerzo, merienda, cena). De esta manera, el lugar desarrolla cinco pilares de opción de compra: rotisería, panadería,  almacén, fiambrería y carnicería.

Es así que REPUBLICANO ofrece una gran diversidad de alimentos saludables cultivados de manera sostenible: vegetales, huevos orgánicos, quesos, frutas de estación, aceites y olivas, y variedades de especias y frutos secos, como así también productos de dietética, congelados, picadas y postres. Además, cuenta con una modalidad “para llevar” para que las personas puedan disfrutar de bebidas frías, calientes, platos dulces y salados (con o sin gluten), comida rápida vegetariana, y propuestas saludables, entre otras opciones.

REPUBLICANO se compromete a apoyar a los pequeños y medianos productores, a crear transparencia sobre lo que hay en los alimentos y mostrar la trazabilidad (de dónde vienen y hacia dónde van), creando mayor accesibilidad hacia los alimentos reales y saludables. El objetivo de esta nueva propuesta gastronómica es trabajar arduamente para causar impacto positivo en todas las comunidades y economías regionales donde operan. 

Conscientes de las nuevas tendencias gastronómicas y al mismo tiempo respetuoso de las tradiciones, REPUBLICANO invita a reconectarse con aquellos sabores y aromas que marcaron una etapa de nuestras vidas, con ese acento local que lleva cada uno en su paladar y que anhela volver a encontrarse.

Artículos Relacionados

Por Lorena Marazzi
Un plan para caminar por sus parques, la espléndida avenida Figueroa Alcorta con sus jacarandás en primavera, visitar el Jardín Japonés, el Malba o el Paseo Alcorta, y terminar en alguno de estos originales refugios.
Por Rodo Reich
La gastronomía porteña se enfrenta al desafío de demostrar que puede ir más allá. Y lo está haciendo, en especial gracias a un puñado de restaurantes que levantan en alto la bandera de la diversidad atlántica.
Por El Planeta Urbano
El 6 y 7 de agosto en La Rural, con entrada libre y gratuita, una nueva edición de la feria de comidas que ofrece un recorrido por las últimas novedades culinarias de la escena gastronómica argentina. Una propuesta solo para foodies.
Por El Planeta Urbano
El proyecto de coctelería sin fines de lucro Coctelería Consciente incorpora a partir de agosto a bodegas, cervecerías, destilerías y productores de bebidas a su "mAPPa" de establecimientos con iniciativas sostenibles.
Por El Planeta Urbano
Los locales porteños se destacan tanto por su elaboración artesanal como en la innovación de sus gustos.
Por Laura Marajofsky
La vieja costumbre de comer al aire libre tomó fuerza con la pospandemia y cambió la cara de la gastronomía porteña. Ventanitas por donde despachar pedidos, barras que funcionan como vitrinas y decks protagonistas.
Por El Planeta Urbano
Paseos y polos gastronómicos, platos de autor, variedad gastronómica, vinos seleccionados y coctelería. Tres opciones para salir en Buenos Aires.
Por Lorena Marazzi
Un recorrido de bares por Retiro, un barrio tan céntrico como chic que al atardecer comienza a bajar el ritmo y permite apreciar su belleza.