Termas de agua turquesa, selva, cascadas y naturaleza exuberante: la joya oculta de las Yungas jujeñas

Localizadas a 8 km de la localidad de San Francisco en el departamento Valle Grande, este mágico lugar es un destino obligado para los aventureros que buscan experiencias de bienestar en un entorno natural y casi virgen.

En el cauce del río Jordán, muy cerca de San Francisco, se encuentran estas aguas termales de un intenso color turquesa. Las termas son una serie de piletones naturales de una belleza impactante, donde se puede nadar, con profundidades que van de los 40 cm a 2 metros, a una temperatura promedio de 30ºC.

La más grande se llama "Laguna Azul". Son aguas con muchos minerales, lo que las hace muy beneficiosas para las enfermedades reumáticas y de la piel.

Este hermoso escenario se conforma en la unión del Río Jordán con una vertiente termal que fluye de su propio lecho. Sus aguas meso-termales contrastan con el marrón rojizo de la tierra que poco a poco se diluye adentrándose en la selva de las Yungas.

Para llegar, se debe atravesar un sendero de dificultad media y alta, que nace en la ruta provincial 83, a unos 14 kilómetros del poblado de San Francisco, donde existen guías capacitados que brindan el servicio de trekking y cabalgata. En sus alrededores existen varias opciones para alojarse como casas de alquiler, camping y hostales.

San Francisco

San Francisco es un pueblo joven que se formó en 1974 con tan sólo diez familias, que se encuentra ubicado a 165 km de San Salvador de Jujuy y a una altura de 1.484 m.s.n.m. Surge cuando habitantes de zonas cercanas se asentaron y construyeron un pueblo en medio de una montaña rodeada de praderas, con calles rojas de tierra fértil.

El pueblo es ideal para realizar caminatas en medio de paisajes de gran belleza. En verano, se puede llegar a una cascada, dejarse envolver por las nubes siempre bajas. En medio de una naturaleza  exuberante en variedades de flora, árboles selváticos y lianas, se entrecruzan una fauna, de enorme variedad de aves, gatos del monte, monos, zorros, y algunos felinos de gran porte. El más importante es el Yaguareté, considerado además como un animal sagrado.

El culto a la tierra y las tradiciones de los ancestros se encuentran a cada paso y encuentro con los lugareños. Todos los pueblos de la ruta 83 se visten de gala para celebrar  a sus Santos Patronos y abrazar el culto a la Pachamama, la “Madre Tierra” que todo lo brinda.

¿Cómo llegar?

Desde la capital jujeña, se toma la ruta 66, luego se enlaza con la ruta 34, que viene desde Salta y atraviesa todo el Ramal jujeño, hasta llegar a la ciudad de Libertador General San Martín (a 113 kilómetros). La ruta provincial 83, se encuentra a la salida de la ciudad, al lado del río San Lorenzo y es la que lleva primero hacia el Parque Nacional Calilegua y luego hasta San Francisco y los demás pueblos. Desde el inicio, para llegar se asciende por esta ruta desde los 600 m.s.n.m. hasta los 1800. 

Artículos Relacionados>

Por El Planeta Urbano

Se trata de un organismo marino de unos 200 kilómetros cuadrados que fue hallada en el oeste de Australia por científicos, que determinaron que tiene 4500 años de antigüedad.

Por El Planeta Urbano

NH Edelweiss ofrece una opción perfecta en la Patagonia Argentina para disfrutar día y noche con temperaturas más cálidas.

Por El Planeta Urbano

Mañana a las 16, en el Estadio Lusail, la Selección argentina enfrenta al combinado mexicano en un encuentro que se presume como uno de los más interesantes del Mundial de Qatar. Por eso, aprovechamos para contarte algunos datos turísticos de estos dos países que, a pesar de su rivalidad en el campo de juego, los unen fuertes lazos culturales.

Por El Planeta Urbano

Detalles y postales de los paisajes de la Ruta Provincial Nº1, la arteria secreta que une dos puntos cardinales en la Argentina.

Por El Planeta Urbano

Lejos de la gran ciudad, el cielo de la provincia de Buenos Aires se vuelve profundo, oscuro y, paradójicamente, claro para la contemplación. Por ello, les compartimos tres lugares, muy próximos a la Capital, para poder observar la majestuosidad de los cielos, sus astros y misterios.

Por El Planeta Urbano
El intrépido deporte tiene en este solitario accidente geográfico uno de sus mayores puntos de interés en la Argentina. Pero también es un ejemplo de la belleza que encierra la Patagonia árida, su vegetación y su variada fauna avícola.
Por El Planeta Urbano
Una caída de agua de 40 metros que puede verse desde distintos ángulos y en todos ellos propone un nuevo descubrimiento. Está a 40 km de Villa La Angostura y bien vale cubrir el trayecto para contemplarla.
Por El Planeta Urbano
Paisaje y caminata. Una alquimia perfecta la que ofrece nuestro país para practicar esta actividad deportiva que conecta de manera natural con glaciares, cerros y hasta el pico más alto de América. Pasen, recorran y planifiquen su próxima aventura.