A una hora de CABA: un Parque Nacional con bosque, ciervos y más de 300 especies de aves

Se trata de un espacio significativo para la conservación de la biodiversidad y la sustentabilidad de los servicios ambientales del humedal.

El Parque Nacional (PN) Ciervo de los Pantanos es un espacio para la conservación y protección ambiental en la provincia de Buenos Aires, que además constituye un importante atractivo turístico para los amantes de la naturaleza. Alberga a más de 300 especies de aves y más de 50 mamíferos.

El Parque fue creado por ley en 2018, dio lugar a un espacio significativo para la conservación de la biodiversidad y la sustentabilidad de los servicios ambientales del humedal, al incorporar la cuenca baja del río Luján y, como sucede con la mayoría de los parques nacionales argentinos, desarrolló el turismo en la zona.

DCIM\101MEDIA\DJI_0911.JPG

Cómo llegar

El PN se encuentra en el partido de Campana, a poco más de 70 kilómetros de la Ciudad de Buenos Aires. Llegar es muy fácil, sólo hay que tomar la Autopista 9 y seguir las indicaciones de la bajada que está bien señalizada.

El PN Ciervo de los Pantanos abarca un total de casi 5300 hectáreas y presenta terrenos con pastizales altos, dominados por enormes cortaderas o "colas de zorro", que albergan aves como los mistos y corbatitas.

En la barranca se conforman bosques naturales de talas, saucos, ombúes y espinillos, y es recorrida por zorzales, tacuaritas azules y pepiteros, en el mismo ambiente donde las comadrejas overas y gatos monteses encuentran refugio diurno.

Los bajos inundables son el hogar de la mayor parte de especies amenazadas del área, entre las que se destaca el emblemático ciervo que le da el nombre al Parque Nacional.

Antecedentes

La ex Reserva Natural Otamendi fue creada hace 32 años, declarada Sitio Ramsar (convención internacional que protege humedales de aves migratorias) en 2008 y designada como Área Importante para la Conservación de las Aves (AICA), además de proteger ambientes representativos de las ecorregiones Delta e Islas del Paraná, Pampa y Espinal.

El espacio a cargo de la Administración de Parques Nacionales (APN) integró las 4.088 hectáreas que conformaban la Reserva con otras 1.200 de la Reserva Natural Río Luján, que estaban bajo jurisdicción de la provincia.

Artículos Relacionados>

Por El Planeta Urbano
A través de un submarino semisumergible es posible ver ballenas y fauna marina debajo del agua, a través de 40 ventanas de la cabina de un navío construido especialmente para la ocasión en Mar del Plata durante 2013.
Por El Planeta Urbano
El Parque Independencia. El Cerro La Movediza, con la piedra movediza. El Camino de los Pioneros. El Monumento a Don Quijote. El Lago del Fuerte. El Monte Calvario. Tandil ofrece una enorme variedad de actividades.
Por Gimena Bugallo
San Juan, Chubut y San Luis albergan tres sitios con una gran variedad de restos fósiles de dinosaurios y reptiles voladores. Una oportunidad para combinar ciencia, aprendizaje, senderismo y turismo natural.
Por El Planeta Urbano
Lugares increíbles, sabores inolvidables y, sobre todo, mucha aventura para encarar el comienzo de la primavera.
Por El Planeta Urbano
Comer una naranja directamente del árbol, ver el nacimiento de un ternero o comer barritas de nueces pecán recién recolectadas, son algunas de las propuestas inolvidables de los hospedajes sustentables para quienes buscan descanso en paisajes naturales imponentes cerca de Buenos Aires.
Por El Planeta Urbano
Visitar la casa de un escritor es conocer su itinerario más íntimo. Nos brinda la posibilidad de ver de cerca sus rutinas, sus obsesiones y estar en los mismos espacios que solía habitar. Aquí, un recorrido por el hogar de 4 exponentes de la literatura argentina: Horacio Quiroga, Victoria Ocampo, Ernesto Sábato y Ricardo Rojas.
Por El Planeta Urbano
Una selección de cuatro antiguas estancias con historias, arquitectura y sede de películas o sucesos relevantes en la provincia de Buenos Aires.
Por Gimena Bugallo
Un listado de algunos de los parques nacionales argentinos que, si bien no son los más frecuentados, merecen la pena ser visitados y reconocidos, dado que son hermosos lugares de nuestro mundo donde la naturaleza encuentra un refugio para sus especies amenazadas.