Crop tops, chunky rings, chokers y jeans tiro bajo. En la moda todo vuelve y los años 2000 no son la excepción. ¿A qué se debe este incipiente boom? ¿Quién es la pionera indiscutible de este estilo reconvertido? ¿Cuáles son las prendas claves para lucirlo? Elegí tu canción preferida de Britney Spears y conocé las tendencias clave de la última temporada. 


La moda de los años 2000 dio -y aún sigue dando- mucho de qué hablar. Figuras como Britney Spears, Paris Hilton, Victoria Beckham y Linsday Lohan fueron protagonistas de las tendencias más polémicas de esa época. El minimalismo y el estilo “grunge” de los ‘90 evolucionaron hacia un estilismo más relajado y espontáneo, en el que preponderaron los colores y las distintas texturas con detalles de apariencia adolescente, o incluso, infantil. 

Sin embargo, la moda de los años 2000 no era inocente ni aniñada, por eso tuvo la capacidad de transformar las prendas más básicas en tendencias provocadoras que nadie quería dejar de probar. 

Según la RAE, “provocador” es algo que incita o estimula, y esto mismo fue lo que sugirió la moda de ese periodo. En los 2000 se plantó fuerte el famoso “crop top”, que en la actualidad figura en todas las marcas de ropa y en los guardarropas de las modelos más trendy. De hecho, el “crop” es el antecesor del “tube top”, que se transformó en una pieza clave de todas aquellas personas que buscan lucir un look natural y sexy al mismo tiempo. 

Hoy la moda de los 2000 volvió a marcar tendencia. No obstante, tampoco se puede negar que fue un estilo criticado hasta el cansancio. Las películas de las gemelas Olsen se volvieron algo vintage y los pantalones “cargo” dejaron de ser vistos con tanto entusiasmo. ¿Usar un crop rosa y un jean cargo tiro bajo? Hasta hace poco tiempo, podría haberse considerado un delito.

En sintonía con la época del año, las tendencias que ahora se ven en Europa marcarán un antes y un después en la moda que hasta hoy conocemos. La rigidez del total black y la estructura del minimalismo quedaron atrás. 

De la mano de las famosas más reconocidas en el mundo de la moda, el crop turquesa con strass volvió a la primera plana y los pantalones cargo inundan las pantallas de Instagram (sólo es necesario stalkear los primeros posts de modelos como Bella Hadid, Kendall Jenner, Hailey Bieber o de cantantes como Nathy Peluso, Nicky Nicole y Tini Stoessel para comprobar esta teoría). 

¿Más pruebas? El aclamado “tube top” se vio en varios desfiles de primavera-verano 2020, como el de Givenchy o el de Alberta Ferretti, y los famosos vestidos “cut-outs” (imposible no pensar en Cristina Aguilera y Britney Spears) volvieron para quedarse. Para las que se animan a más, los pantalones hiper tiro bajo para lucir el abdomen al descubierto serán un must de esta temporada (y las cadenas, su accesorio de cabecera, por supuesto).

La pionera indiscutible de este estilo reconvertido es Bella Hadid, quien luce la moda de los 2000 hasta en el último detalle: desde accesorios como los “chunky rings” hasta el pelo recogido con dos mechones delanteros afuera. En sus últimos posts de Instagram, se la puede ver llevando el estilismo de los 2000 como una forma de vida ya adquirida.

Hoy los 2000 definitivamente volvieron. Volvieron las ganas de jugar con la fusión entre el pasado y el presente pero sin dejar de provocar. Se reivindicaron prendas que traspasan las barreras que, en su momento, pusieron un filtro a la hora de elegir la ropa. Lo vintage es usar frases como “el rosa para las nenas” o “ya estas grande para andar usando eso”. El rosa es tendencia y no hay límite de colores para combinarlo. 

En la actualidad, y en contraposición con los verdaderos 2000, la moda no tiene edades, cuerpos ni géneros. No hay excusas para no animarse a usar prendas vintage que estaban guardadas ni tampoco para customizar algún jean viejo que ya no inspira.

Dejemos de preguntarnos qué ropa usa el resto para elegir cómo nos vestimos nosotros. Vistamos aquel crop arriesgado y no nos limitemos a la hora de elegir los accesorios. Cuando esto suceda, ahora sí, bienvenidos a los nuevos 2000.