Crear un lugar de escritorio en casa pero que se oculte cuando termina la jornada laboral, ahora es posible. Todo sobre la tendencia que busca alcanzar la mejor versión del home office. 


El famoso “home office” empezó hace algunos años con los trabajos más flexibles o part-time, pero se instaló de forma definitiva con el comienzo de la pandemia. Por eso, contar con un espacio acondicionado para trabajar desde casa se volvió algo fundamental para enfrentar este desafío que obliga a redefinir la rutina, los roles y hasta el espacio laboral.

La última tendencia a nivel global responde a la creatividad de las personas de armarse un lugar propio, aún cuando los metros cuadrados son escasos. Así nació el “cloffice”, una combinación entre “closet” y “office” que consiste en crear un lugar de escritorio dentro de un armario, que se oculta cuando finaliza la jornada de trabajo. 

La gran ventaja del “cloffice” es que permite separar la rutina laboral de la vida diaria. Es una manera de cortar con extensas jornadas y desconectarse del lugar utilizado para desempeñarse profesionalmente.

Bajo esta premisa, Häfele, empresa alemana especializada en herrajes, sistemas inteligentes de diseño e iluminación, compartió algunos tips a tener en cuenta para generar con éxito este rincón y presentó algunas soluciones aliadas a esta tendencia.

En primer lugar, la iluminación es fundamental para que la jornada sea agradable y rendidora. La luz puede definir el estado de ánimo de las personas y, por ende, su rendimiento. Por eso, dentro de este espacio de trabajo no es un recurso menor. Si la luz natural no es suficiente, la iluminación de lámparas o apliques LED regulables permite modificar esta situación y generar calidez o brillantez, según se requiera.

Otro punto, no menos importante, es contar con puertos cargadores USB en lugares accesibles. Lo mejor es evitar el exceso de cables, para lograr que el espacio reducido sea cómodo y eficiente. Una de las premisas de esta nueva tendencia es: “más vida por metro cuadrado”. Por eso es necesario sacarle el mayor provecho a cada uno de los rincones.  

Para hacerlo, Häfele también propone utilizar un sistema denominado Finetta, un cerramiento oculto de puertas plegables y deslizantes, para que las puertas que cierran el espacio queden escondidas dentro del mueble y no ocupen más espacio del que deben. 

Diseñar un espacio de trabajo escondido en casa es, sin dudas, un desafío, pero las herramientas están a la vista.