Hoy se celebra el día de un trago que nunca pasa de moda y se renueva constantemente con nuevos sabores y aromas según la estación.


La fórmula por excelencia es sencilla, 30% de gin y 70 % de agua tónica dentro de un copón con mucho hielo y un garnish a elección como puede ser media rodaja de limon, pepino, pomelo, romero o frutos rojos – una versatilidad única que lo hace ideal para experimentar tanto en un bar como en casa.

“En línea con lo que sucede en Europa y Brasil, donde es la bebida de moda, el gin es la categoría que más está creciendo en Argentina. Es una categoría muy versátil, con una variedad de marcas de gran calidad y una forma de consumo muy sencilla,” comenta Santiago Michelis, Brand Ambassador Regional de Diageo.

“El gin tonic es un clásico que se prepara en un copón y que está bueno para entender la estructura básica de un cóctel: la base alcohólica que implica el gin, la parte cítrica que es la rodaja de limón y la parte amarga del agua tónica. Es algo muy fácil de preparar y replicar, pero de enorme complejidad por los botánicos que tienen el gin y los distintos sabores que se suman a la receta,” explica Michelis.

Entre los más vendidos y reconocidos del mundo se encuentra el gin Gordon’s y como favorito de los bartenders el Tanqueray London Dry Gin. El clásico es Gordon’s, el gin preferido y más vendido del mundo*, presenta un carácter clásico para elaborar un Gin & Tonic simple y a la vez perfecto con un sabor a enebro limpio e intenso. Esto se debe a la pasión de su fundador, Alexander Gordon, quien elaboró sus recetas con principios de excelencia que hoy en día se mantienen vigentes, utilizando solo los mejores ingredientes botánicos naturales.

Este año, Gordon’s estará invitando a sus consumidores a prepararse de un perfecto Gin & Tonic y disfrutarlo viendo una obra de teatro en casa a través de su alianza con Teatrix, la primera plataforma de teatro on demand del país y la única de la región que te permite ver obras de teatro online en alta definición desde cualquier dispositivo.

Por su parte, Tanqueray fue creado en la década de 1830 por Charles Tanqueray, un personaje sin miedo a mezclar ideas valientes con su propio estilo único y, de tal manera, logró inventar una receta atemporal que consigue el equilibrio perfecto de sus cuatro botánicos – enebro, cilantro, angélica y regaliz – para ofrecer una base clásica para los cócteles con gin.