Leer una historia romántica ya no sucede solamente a través de un libro. La escritora @rosiestips llegó para proponer algo diferente: a través de posteos en su cuenta de Instagram, narra historias de amor atrapantes y reales que tienen como protagonistas a sus seguidores.


En la era de lo digital, las Redes Sociales continúan ganando terreno año tras año. Durante el 2020, fue la industria literaria la que se adaptó al espacio 2.0, transformando Instagram en una librería virtual. En este contexto, Rosario Oyhanarte, la reconocida escritora de historias de amor, logró fusionar su pasión por la escritura con el nuevo hábito de los usuarios por la lectura online.

Rosario es Licenciada en Letras y amante de la lectura. Creó su cuenta @rosiestips en el 2017 con el objetivo de dar consejos y recomendaciones literarias, de viajes y belleza. Sin embargo, el futuro de la red social le esperaba otro destino. Luego de un pedido de sus seguidores, publicó la historia sobre cómo conoció a “El Negro”, su marido, y las repercusiones no tardaron en llegar. Esa misma noche, aumentó más de 10.000 seguidores y los comentarios eran infinitos. “Nunca me lo hubiera imaginado, fue en ese momento que noté que del otro lado había mucha voluntad de leer. Me gusta que Instagram da la posibilidad de que mis seguidores puedan interactuar en vivo con los contenidos que publico”, destacó la escritora.

El formato de los relatos de @rosietips en Instagram tiene una esencia apasionante que hace que sus seguidores no quieran perderse ninguna de sus historias. El nuevo concepto de “librería virtual”, hace que el público pueda interactuar real time en cada uno de sus posteos, llegando a alcanzar más de medio millón de impresiones.

En cuanto a la dinámica, Rosario recibe las crónicas de amor de sus lectores, las edita y, con su ojo y expertise de escritora, divide los capítulos en posteos, generando un efecto atrapante en los fanáticos. Cada narración tiene su cualidad: corazón roto, diferencia de edad, historias de época, amores que se encuentran a los 40 años, relación a distancia, pero todas con algo en común; son historias de amor. 

A pesar de que su gran boom surgió a través de las Redes Sociales, Rosario es consciente de la importancia de la experiencia a la que se llega con la lectura en papel. En 2018, publicó su primera novela, Mi marido y su mujer, por la editorial boutique Lisboa. La historia, transcurrida en Londres, relata un caso ficticio de un matrimonio musulmán-inglés e invita al lector a reflexionar sobre el significado de las creencias culturales impulsadas por la poligamia.

La capacidad de Rosario de mantener atónito al lector y la cantidad de repercusiones que recibió estos últimos meses en su cuenta de Instagram, incentivó a la artista a escribir un nuevo libro durante la cuarentena. La influencer literaria publicará durante octubre su segundo libro: Blossom: Historias para enamorarte, una recopilación de sus 10 mejores historias de amor. Cada capítulo estará ilustrado por la artista Camila Cataldo y tendrá un bonus track: una historia inédita que nació en medio de la pandemia.

En 2021 publicará otra novela, de la mano de Penguin Random House, editorial que la contactó a raíz del éxito de sus historias en Instagram y de Mi marido y su mujer. “A pesar de que cada vez son más las personas que se inclinan por la lectura digital, soy consciente de que hay que dejar de lado por un rato las pantallas y sumergirse en el mundo del papel. No hay un medio mejor o peor, son experiencias diferentes y me gusta poder alcanzar ambas necesidades”, relató la gurú del amor.

Rosario es una fiel creyente del amor en todos sus estados y formas, y así lo manifiesta en cada historia que publica: “Me gusta arriesgarme y ofrecer un contenido diferente. No todos mis relatos tienen finales felices o cerrados. Siempre trato de ser fiel a la historia que quiero contar y cómo quiero hacerlo”. Además, reconoce estar muy atenta a las repercusiones de sus seguidores: “Es gratificante ver como mis lectores me escriben porque empatizan con cada relato que publico. Si desde mi lugar, puedo ayudar a que haya un mundo con más amor… ¡bienvenido sea!”, concluyó.