Sierras bonaerenses: 3 clásicos de Tandil para descubrir y volver una y otra vez

El Parque Independencia. El Cerro La Movediza, con la piedra movediza. El Camino de los Pioneros. El Monumento a Don Quijote. El Lago del Fuerte. El Monte Calvario. Tandil ofrece una enorme variedad de actividades.

Entre los grandes atractivos también está, por supuesto, su gastronomía. No sólo es famosa por la denominación de origen “Salame de Tandil”, una tradición iniciada por los inmigrantes italianos, sino también por los buenos restaurantes, que mezclan lo mejor de la sierra con la comida de mar, a raíz de la cercanía a la costa.

Acá va una lista de tres para descubrir o volver a visitar los clásicos a los que queremos volver una y otra vez.

Época de Quesos

A simple vista, su fachada parece uno de esos viejos almacenes de pueblo o un almacén de ramos generales. Pero al poner un pie en el lugar se conoce una parte de la historia de Tandil. Y una maravilla en la exploración gastronómica de quesos y embutidos. Queso al pesto, ahumado con ajo y pimienta, salamines especiales, fuet y berenjena en escabeche son algunas de las variedades que ofrece la casa. Algunas de las decenas de variedades de quesos y otras delicias pueden probarse en un bar, que está en el patio trasero y en otros espacios de la casa. Cuando un viajero anuncia que va a Tandil, alguien le dirá invariablemente: “Andá a Época de Quesos”. Y tiene toda la razón del mundo. 

Info: www.instagram.com/epocadequesos

Tierra de azafranes

Tandil está a sólo 170 kilómetros de Mar del Plata y tiene algunos buenos restaurantes que exploran la comida de mar. Uno de ellos es Tierra de azafranes, especializado en arroces, pescados y mariscos y ubicado en una casa de 1905. La carta está compuesta por cazuela de calamares, mejillones, vieyras al gratén y, por supuesto, suculentos risottos. Siempre se llena -especialmente a la noche- así que resulta indispensable hacer reserva. Los golosos no pueden dejar de probar el cheescake de maracuyá.

Info: www.instagram.com/tierradeazafranes

Parador Complejo Cerro El Centinela

Info: www.cerroelcentinela.com.ar/el-parador

Ubicado a sólo cinco kilómetros de Tandil, el Complejo Cerro El Centinela es una de las visitas obligadas para los que llegan a la ciudad. Allí se pueden hacer cabalgatas guiadas, juegos de aventura, tirolesa y rappel entre otras actividades. Cuando llegue la hora del almuerzo, el parador es un lugar rústico, sencillo y acogedor, con una carta de buenos platos. Hay carnes a las brasas de leña, cazuelas y una exquisita variedad de patés al plato, entre otras delicias. Es el lugar indicado para el que quiera conocer un típico parador serrano ubicado en el pie del cerro. Abre desde la mañana a la noche.

Las opciones siguen en la ciudad serrana. Ladran Restaurante se caracteriza por su comida de autor y algunas opciones atrevidas, como los ravioles de Nutella. Y Verde Bistro llegó como la primera opción íntegramente vegetariana de la ciudad. En cualquier caso, Tandil ofrecerá una picada con un excepcional salame de entrada, un buen plato y el aire siempre puro de sus sierras.

Por Diego Jemio

Artículos Relacionados>

Por Gimena Bugallo
San Juan, Chubut y San Luis albergan tres sitios con una gran variedad de restos fósiles de dinosaurios y reptiles voladores. Una oportunidad para combinar ciencia, aprendizaje, senderismo y turismo natural.
Por El Planeta Urbano
Lugares increíbles, sabores inolvidables y, sobre todo, mucha aventura para encarar el comienzo de la primavera.
Por El Planeta Urbano
Comer una naranja directamente del árbol, ver el nacimiento de un ternero o comer barritas de nueces pecán recién recolectadas, son algunas de las propuestas inolvidables de los hospedajes sustentables para quienes buscan descanso en paisajes naturales imponentes cerca de Buenos Aires.
Por El Planeta Urbano
Visitar la casa de un escritor es conocer su itinerario más íntimo. Nos brinda la posibilidad de ver de cerca sus rutinas, sus obsesiones y estar en los mismos espacios que solía habitar. Aquí, un recorrido por el hogar de 4 exponentes de la literatura argentina: Horacio Quiroga, Victoria Ocampo, Ernesto Sábato y Ricardo Rojas.
Por El Planeta Urbano
Una selección de cuatro antiguas estancias con historias, arquitectura y sede de películas o sucesos relevantes en la provincia de Buenos Aires.
Por Gimena Bugallo
Un listado de algunos de los parques nacionales argentinos que, si bien no son los más frecuentados, merecen la pena ser visitados y reconocidos, dado que son hermosos lugares de nuestro mundo donde la naturaleza encuentra un refugio para sus especies amenazadas.
Por El Planeta Urbano
Cerca de CABA hay una gran propuesta de estos lugares para disfrutar en familia. Ésta es una lista de cuatro granjas para visitar sin alejarse demasiado y así festejar el Día del Niño.
Por El Planeta Urbano
El contacto directo con la naturaleza aumenta la circulación de las endorfinas, rebaja el estrés y nos conecta con el entorno natural. Una guía para hacer una escapada rápida a la desconexión de la ciudad.