Mujeres herreras y emprendedoras: dos amigas al frente de un negocio que derriba prejuicios 

Rocío y Sofía se calzaron un mameluco y empezaron a soldar su propio sueño: un emprendimiento de diseño y herrería.

Rocío Silka y Sofía Alonso son dos emprendedoras de Neuquén, que quisieron romper los estereotipos de género en la industria: las fundadoras de MOLA descubrieron en el oficio de la herrería y la soldadura una oportunidad de hacer un negocio

Rocío es arquitecta de profesión y Sofía es diseñadora gráfica. En 2015, en paralelo a sus profesiones y como una actividad entre amigas, quisieron aprender a soldar. Localizaron a un herrero que se ofreció a enseñarles, quien les abrió las puertas de su casa y de su taller. “Al principio era un juego y teníamos un poco de miedo, pero con el tiempo todo se puso más en serio”, recuerda Rocío. 

Lo cierto es que en 2015 soldar no era para chicas, como tampoco lo era el fútbol, la construcción, o cualquier actividad que requiriera de fuerza, riesgo o técnica especializada. Así lo demuestra el Banco de Datos de Encuestas de Hogares de 2016, publicado por CEPAL: la participación de las mujeres en la actividad económica en 2016 se centralizaba mayormente en trabajos de asistencia, enseñanza, actividades de hogares, lo que se denomina como “sector del cuidado”. 

Mujeres empoderadas

Sin embargo, según Manpower Group (consultora de Recusos Humanos), entre las 10 posiciones más difíciles de cubrir en el mundo, se encuentran los oficios calificados y los técnicos. Por lo tanto, considerando el contexto que atraviesa la argentina, la capacitación de mujeres en estas actividades es una iniciativa central

Esa es la idea que las emprendedoras de MOLA están visualizando. Para ellas, aprender a soldar les permitió tener su propia fábrica de muebles de diseño y hoy es su principal fuente de ingreso. El porcentaje de crecimiento de su empresa, año a año, es de 106%: comenzaron con 52 ventas en 2015, y hoy venden más de 800 productos de diseño, anualmente. 

No solo quieren vender, ellas quieren generar un impacto. En 2018, Sofía y Rocío presentaron “Mujeres de Hierro” en la Competencia Nacional de la Fundación Mujeres de AVON, un proyecto que busca capacitar en herrería a mujeres que se encuentran sin trabajo y en situación de vulnerabilidad en la ciudad de Neuquén. El proyecto quedó seleccionado y el objetivo es impactar en la vida de 2500 personas, incluyendo mujeres y sus familias. 

Artículos Relacionados

Por El Planeta Urbano
La laguna Mar Chiquita o Mar de Ansenuza es conocida por particularidades que la hacen prácticamente única en el mundo: es el mayor lago salado de Sudamérica y el quinto en el mundo, es un humedal de alrededor de 1.000.000 hectáreas de extensión.
Por El Planeta Urbano
En las industrias de la energía, los materiales y la movilidad ya se pueden reducir las emisiones hasta un 10% adoptando rápidamente las tecnologías digitales.
Por Daniel Bajarlía
Internet se convirtió en la principal aliada de la industria discográfica y está ayudando a los artistas independientes a llegar adonde antes era imposible. Plataformas de streaming, compañías que gestionan dentro del entorno digital y hasta sellos que están comercializando a través de la tecnología blockchain.
Por Marcela Soberano
Tras la insólita polémica en torno a Lightyear, y luego del Día Internacional del Orgullo, un repaso por las principales películas que instalaron una agenda necesaria y urgente.
Por El Planeta Urbano
Ambos pintores, dos de los grandes exploradores de la figura humana en la pintura de la segunda mitad del siglo XX, cultivaron una intensa relación.
Por El Planeta Urbano
Una serigrafía a color de 1975 realizada por el estadounidense Andy Warhol, que muestra el retrato del cantante de los Rolling Stones, Mick Jagger, será la obra principal de la subasta de arte online que la casa Christie's realizará del 8 al 20 de julio
Por El Planeta Urbano
Sin embargo, a pesar de esta intención, las personas transgénero solo aparecieron representadas en menos del 1 % del contenido más descargado, según un relevamiento de iStock.
Por El Planeta Urbano
Duran el equivalente a 3 o 4 tampones clásicos y no afectan al medio ambiente. Así son las bombachas absorbentes y tecnológicas para el ciclo menstrual que en Argentina se consiguen entre los 2 mil y los 4 mil pesos.