Cómo preparar un Jagertee: el té fortificado para subir la temperatura del invierno

Aunque generalmente se vende como una mezcla lista para beber, el Jagertee queda más rico preparado de forma casera, lo cual nos permite adaptar la receta original a nuestra versión local.

Jagertee (en alemán “té del cazador”) es una bebida alcohólica caliente a base de té negro especiado, ron Inländer –un tipo de ron austríaco– y schnapps o aguardiente de frutas. Esta preparación típica de Austria es un must en los centros de ski alpinos y en los mercados navideños. Su nombre proviene del siglo XIX cuando los cazadores tiroleses y trabajadores forestales condimentaban su té recién hecho con alcohol para hacer frente al frío intenso. 

Tanto se popularizó esta bebida en Europa que en el año 2008 Austria obtuvo la denominación de origen de los términos Jagertee, Jagatee y Jägertee. Sin embargo, dado que solo se puede proteger el nombre y no la receta, se pueden encontrar bebidas preparadas idénticas en el mercado con los nombres Hüttentee (té de cabaña) –protegido para Alemania– o Förstertee (té forestal).

Aunque generalmente se vende como una mezcla lista para beber, este tipo de punch queda más rico preparado de forma casera, lo cual nos permite adaptar la receta original a nuestra versión local. Estas son las instrucciones para afrontar el invierno como un tirolés:

Jagertee original

500 ml de té negro

60 ml de ron

60 ml de aguardiente de frutas (hay productos argentinos de peras por ejemplo)

2 cucharaditas de azúcar (si es orgánica mejor)

1 cucharadita de clavo de olor

1 rama de canela

Preparar el té y, una vez listo, pasar a una olla. Agregar los clavos, el azúcar y la rama de canela y llevar a ebullición. Bajar a fuego lento y dejarlo cocinar durante 5 minutos. Apagar el fuego, colar las especias y sumar el aguardiente y el ron. Revolver, probar y, de ser necesario endulzar un poco más. Servir caliente en tazas.

Jagertee con vino

250 ml de té negro

250 ml de vino tinto seco

40 ml de ron 

40 ml de aguardiente de frutas

4 cucharaditas de azúcar

1 cucharadita de clavo de olor

2 ramas de canela

Preparar el té y, una vez listo, pasar a una olla. Agregar el vino, las especias y el azúcar y calentar a fuego lento revolviendo durante unos 5 minutos sin que llegue a hervir. Apagar el fuego, colar las especias y sumar el aguardiente y el ron. Servir caliente en tazas.

Jagertee sin alcohol

350 ml de jugo de uva

300 ml de té negro

200 ml de jugo de naranja

2 cucharaditas de azúcar

1 cucharadita de clavo de olor

1 rama de canela

Preparar el té y, una vez listo, pasar a una olla. Agregar el resto de los ingredientes, revolver y llevar a ebullición. Bajar a fuego lento y dejarlo cocinar durante 5 minutos. Apagar el fuego, colar las especias y servir caliente en tazas.

Artículos Relacionados

Por Lorena Marazzi
Un plan para caminar por sus parques, la espléndida avenida Figueroa Alcorta con sus jacarandás en primavera, visitar el Jardín Japonés, el Malba o el Paseo Alcorta, y terminar en alguno de estos originales refugios.
Por Rodo Reich
La gastronomía porteña se enfrenta al desafío de demostrar que puede ir más allá. Y lo está haciendo, en especial gracias a un puñado de restaurantes que levantan en alto la bandera de la diversidad atlántica.
Por El Planeta Urbano
Con propuestas nobles y una gran variedad de productos, la nueva sucursal representa lo mejor de la cultura gastronómica argentina.
Por El Planeta Urbano
El 6 y 7 de agosto en La Rural, con entrada libre y gratuita, una nueva edición de la feria de comidas que ofrece un recorrido por las últimas novedades culinarias de la escena gastronómica argentina. Una propuesta solo para foodies.
Por El Planeta Urbano
El proyecto de coctelería sin fines de lucro Coctelería Consciente incorpora a partir de agosto a bodegas, cervecerías, destilerías y productores de bebidas a su "mAPPa" de establecimientos con iniciativas sostenibles.
Por El Planeta Urbano
Los locales porteños se destacan tanto por su elaboración artesanal como en la innovación de sus gustos.
Por Laura Marajofsky
La vieja costumbre de comer al aire libre tomó fuerza con la pospandemia y cambió la cara de la gastronomía porteña. Ventanitas por donde despachar pedidos, barras que funcionan como vitrinas y decks protagonistas.
Por El Planeta Urbano
Paseos y polos gastronómicos, platos de autor, variedad gastronómica, vinos seleccionados y coctelería. Tres opciones para salir en Buenos Aires.