Científicos desarrollan un plástico biodegradable a partir de plantas

La lucha contra la acumulación de plásticos es uno de los grandes desafíos pendientes en materia medioambiental y varias expediciones han demostrado la existencia de "islas" de estos residuos que flotan en los océanos.

Un equipo de científicos de la Escuela Politécnica Federal de Lausana (EPFL) ha desarrollado un nuevo tipo de plástico de características similares al PET, el más utilizado en el ámbito alimentario y cosmético. Se trata de un producto elaborado a partir de partes “no comestibles” de plantas y fácilmente biodegradable.

La lucha contra la acumulación de plásticos es uno de los grandes desafíos pendientes en materia medioambiental. Varias expediciones han demostrado la existencia de "islas" de estos residuos que flotan en los océanos. Algunas tan grandes como la superficie de Groenlandia (más de 2 millones de kilómetros cuadrados) y que amenazan el ecosistema marino.

El plástico PET, acrónimo de polietileno tereftalato-poliéster, es un material muy extendido en la fabricación de envases de alimentos y cosméticos, películas fotográficas o textiles. Estos sucede debido a que combina un bajo costo, estabilidad térmica, resistencia mecánica, procesabilidad y compatibilidad. Por lo tanto, ha resultado difícil encontrar un plástico alternativo.

El descubrimiento

Los científicos suizos, en sus esfuerzos por desarrollar plásticos biodegradables elaborados a partir de materia vegetal no comestible denominado "biomasa lignocelulósica", han dado con la tecla.

En la investigación, dirigida por el profesor Jeremy Luterbacher se ha desarrollado un plástico derivado de la biomasa más respetuoso con el medioambiente que los convencionales. Y ya se ha utilizado con éxito en cintas de embalaje, fibras textiles y filamentos de impresión en tres dimensiones.

“Básicamente cocinamos madera u otro material vegetal no comestible, como desechos agrícolas, en productos químicos económicos para producir el precursor plástico en un solo paso”, explica Luterbacher.

“Al mantener intacta la estructura del azúcar dentro de la estructura molecular del plástico, la química es mucho más simple que las alternativas actuales”, añade.

Cómo se consigue

La técnica consiste en agregar un compuesto orgánico (aldehído) en el proceso de elaboración que permita “estabilizar ciertas fracciones del material vegetal y evitar su destrucción durante la extracción”, según se explica en el comunicado.

“Al usar esta técnica simple, podemos convertir hasta el 25 % del peso de los desechos agrícolas, o el 95% del azúcar purificada, en plástico”, dice otro de los autores del estudio, Lorenz Manker.

Lauterbacher destaca que se trata de un plástico "único" debido a que mantiene la estructura del azúcar intacta.

Artículos Relacionados

Por Marcelo Pavazza
Matías Álvarez y sus socios, Hugo Martínez, Ignacio López y Joaquín Lafonseca idearon Craft Vegan Bakery, un emprendimiento que elabora panificados a partir de masa madre, 100% veganos, totalmente sustentables. Ya tienen un local a la calle en Palermo y están en vías de abrir otro en Las Cañitas.
Por El Planeta Urbano
Un equipo de expertos de en Noruega y Finlandia analizaron los datos de temperatura recogidos por satélites desde 1979 para analizar las consecuencias del cambio climático en la región polar.
Por El Planeta Urbano
La venta en cadenas de supermercados y comercios minoristas de productos dietéticos y pescados como el salmón de piscifactoría elaborados o alimentados con krill está provocando el "saqueo" de la Antártida, según un informe elaborado por la Fundación Changing Markets.
Por Marcelo Pavazza
Con veinte años de experiencia en el universo yerbatero, Alejandra Lapietra es una de las docentes de la diplomatura que se lanza a mediados de este mes. Aquí, aporta detalles del curso y cuenta mitos, secretos y verdades de uno de los productos más emblemáticos de la Argentina.
Por El Planeta Urbano
La mayoría de los glaciares del mundo retrocede de forma acelerada desde los años 90 y la única solución pasa por reducir las emisiones de gases de efecto invernadero para rebajar la temperatura.
Por El Planeta Urbano
La tendencia mundial indica que en los últimos 50 años se detectaron reducciones en el 38% de estos bosques de algas pardas. Investigadores argentinos busca diseñar estrategias para proteger esos ecosistemas.
Por El Planeta Urbano
Más de la mitad de los argentinos desconoce que su celular puede tener instalado un programa espía, una práctica llamada stalkerware, para rastrear de manera clandestina los mensajes, la localización, la actividad en redes y hasta lo que hace un teclado.
Por El Planeta Urbano
Durante el transcurso de la pandemia, la región encabezó el crecimiento del comercio electrónico a nivel mundial. La proyección de los usuarios regionales se estima en más de 351 millones hacia 2024.