ONU: el consumo excesivo en los países ricos destruye el ambiente en todo el planeta

“Todos los países deben tomar medidas individuales y colectivas”, apuntan las Naciones Unidas. Según UNICEF,  la infancia mundial crece en entornos poco saludables, rodeada de contaminantes nocivos y otros elementos que la perjudican.

El medio ambiente tiene una gama de influencias en la salud física, el bienestar mental y el desarrollo pleno de los niños, pero la infancia mundial crece en entornos poco saludables, rodeada de contaminantes nocivos y otros elementos que la perjudican, debido a las prácticas consumistas de los países más ricos, revela un informe divulgado este martes por el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF).

El estudio alerta de las condiciones insalubres, peligrosas y nocivas creadas por las naciones industrializadas, que incluyen una alta exposición al aire tóxico, los plaguicidas, la humedad y el plomo, y sin acceso a una luz adecuada, espacios verdes y carreteras seguras.

Estos daños ambientales, afirma UNICEF, son consecuencia del consumo excesivo en los países más ricos, que contribuyen enormemente a la emergencia climática, agotan los recursos naturales y generan grandes cantidades de residuos electrónicos que se vierten el mundo en desarrollo.

Aunque el informe de UNICEF se limita a examinar comparativamente los casos de 43 países de la Organización para el Desarrollo Económico (OCDE) y de la Unión Europea, da una idea de la situación en la que se pueden encontrar los niños de las economías más pobres del mundo.

La agencia de la ONU explica que si bien en una niñez sana el hogar es un lugar seguro y estable, con alimentos suficientes y saludables, agua limpia y una familia armónica, muchos niños, incluso en los países más ricos, carecen de estos elementos y están rodeados de aire tóxico, contaminación por plomo, ruido fuerte o paredes con moho. Otros viven en casas demasiado oscuras, frías o abarrotadas.

Daños irremediables

“Las condiciones de vida insalubres dañan irremediablemente el bienestar mental y físico de los niños, su desarrollo cognitivo y sus perspectivas de una vida feliz y saludable. Para un niño que vive con altos niveles de tráfico o sin suficiente espacio verde para jugar, las opciones para escapar o contrarrestar estos peligros son pocas”, señala Gunilla Olsson, directora de la Oficina de Investigación de UNICEF.

Los datos muestran que los niños de las familias más pobres y grupos marginados no tienen una vivienda adecuada, lo que profundiza la desventaja y perpetúa los ciclos de pobreza.

Fuera de la casa, el aumento de las temperaturas, la pérdida de biodiversidad, los fenómenos meteorológicos extremos, la presión sobre los recursos naturales y el creciente desperdicio son perjudiciales tanto para los niños como para el planeta.

Harían falta varios planetas

El nivel de consumo en la mayoría de los países ricos requeriría 3,3 planetas Tierra si se replicara en todos los países. Y si el ritmo universal fuera igual al de Canadá, Luxemburgo y Estados Unidos, se necesitarían más de cinco planetas.

Además, los desechos electrónicos, el tipo de desechos domésticos de más rápido crecimiento, contienen sustancias peligrosas que dañan el cuerpo y el cerebro, y cobran el mayor número de víctimas entre los niños.

Conscientes de los perjuicios que causan, las naciones más ricas, -como Finlandia, Islandia, los Países Bajos y Noruega-, organizan entornos más saludables en sus territorios para proteger a su infancia mientras ponen en riesgo el presente y el futuro de los niños del resto del mundo al seguir destruyendo desproporcionadamente el medio ambiente global.

El análisis muestra que si se toman en cuenta los indicadores de emisiones de CO2, residuos electrónicos y consumo general de recursos per cápita en los países más ricos -como como Australia, Bélgica, Canadá y Estados Unidos-, se observa que el impacto sobre el medio ambiente mundial es grave y generalizado.

En cambio, en las naciones menos ricas de América Latina y Europa incluidas en el estudio, el impacto ambiental mundial es mucho menor.

Fuente: ONU News

Artículos Relacionados>

Por Gimena Bugallo
Por Lorena Marazzi
La tendencia crece en el país, con nuevos exponentes y etiquetas, entre lo artesanal y lo industrial. Participan marcas icónicas, bodegas prestigiosas y emprendedores expertos, marcando el desarrollo de una categoría que parece no tener límites
Por Marcelo Pavazza

Con veinte años de experiencia en el universo yerbatero, Alejandra Lapietra es una de las docentes de la diplomatura que se lanza a mediados de este mes. Aquí, aporta detalles del curso y cuenta mitos, secretos y verdades de uno de los productos más emblemáticos de la Argentina.

Por El Planeta Urbano

El golazo de Richarlison en el debut de Brasil revolucionó las búsquedas de imágenes en VisualGPS, la herramienta de tendencias visuales de Getty Images. Por su parte, luego del triunfo argentino ante México, las búsquedas del capitán argentino aumentaron un 800% en sólo un par de días.

Por Tomás Gorrini

Con motivo del aniversario número 20 del tercer álbum del ex Soda Stereo, se estrenó un corto documental que cuenta los detalles de uno de los trabajos más recordados de este artista inabarcable.

Por El Planeta Urbano

Furor en redes sociales, una nueva app permite a los usuarios crear y diseñar un afiche de festival con sus artistas favoritos de todos los tiempos. ¿Cuál es tu show ideal?

Por Marcelo Pavazza
El último fin de semana de noviembre trae el drama del que habla todo el mundo, el regreso al cine de una autora sólida y con mucho para decir y la reversión en clave de musical de un clásico navideño.
Por Karina Noriega

El diseñador de 49 años, que llevaba veinte años en la maison italiana y siete en el rol de líder, imponiendo su propia impronta estética, decidió abandonar la casa de lujo a la que, aseguró, le dedicó todo su amor y pasión creativa.