Ataque a La Gioconda: 5 actos históricos de vandalismo contra obras de arte internacionales

El ataque al célebre cuadro de Leonardo Da Vinci, ocurrido hace pocos días en su hogar, el Museo del Louvre, activó la memoria de otras agresiones sufridas por pinturas y esculturas de grandes maestros.

A “La Gioconda” no le entra una bala. Eso se sabe desde que la célebre pintura de Leonardo Da Vinci está protegida, desde hace más de un siglo, por un vidrio blindado. Pero ese vidrio no es inmune a ser atacado por un pedazo de pastel, como ocurrió este fin de semana en el Museo del Louvre parisino, donde la obra que data de principios del siglo XVI es expuesta hace más de 100 años.

El tortazo, que pintó una franja blanca en la parte inferior del cuadro, llegó de parte de un hombre que circulaba en silla de ruedas, quien llegó hasta el Salón de los Estados (recinto que alberga la obra desde 2005) y luego de cometer el acto vandálico —no sin antes intentar romper el vidrio protector— gritó: “Piensen en la tierra, hay gente que está destruyendo la tierra. Todos los artistas piensen en la tierra. Por eso hice eso”.

Empleados del Lovre en plena limpieza del cuedro. Detrás, la silla de ruedas en la que se trasladaba el agresor

La también llamada “Mona Lisa” ha sido objeto de vandalismo repetidas veces a lo largo del siglo XX. Tras su robo en 1911 (fue restituida al museo dos años después), en 1956 fue rociada con ácido y luego atacada de un piedrazo por un pintor de origen boliviano, que dañó un poco la pintura. En 1974, durante un préstamo que el Louvre hizo del cuadro al Museo Nacional de Tokio, fue rociada con pintura por una mujer. Y más acá en el tiempo, en 2009, una visitante de nacionalidad rusa le lanzó una tasa de cerámica que compró en la tienda de souvenirs del Louvre.

Otros cinco casos  

Pero si bien la fama de “La Gioconda” (sin dudas, el cuadro más conocido del mundo) hizo que la noticia se volviese global, hubo muchos casos de vandalismo contra obras de arte a lo largo del tiempo. Muchas de ellas igual de valiosas que la inmortal pintura de Da Vinci (es un decir: ningún cuadro alcanza los 2.500 millones de dólares en los que está valorizado), y ejecutadas también por grandes maestros.

La mismísima Piedad, de Miguel Angel, fue atacada en 1972 por el húngaro Lazlo Toth, que con un martillo de geólogo arruinó un brazo, un ojo y parte de la nariz de la Virgen María, retratada en la escultura de mármol junto a Jesucristo. El hombre se abrió paso entre los fieles que visitaban la Basílica de San Pedro, en el Vaticano, y testigos del hecho aseguraron que asestaba los golpes mientras gritaba “Soy Jesucristo”. La obra fue luego restaurada y permanece en San Pedro, aunque protegida por un cristal también a prueba de balas.

La Piedad, de Miguel Angel.

Otra ataque recordado es el que en 1914 sufrió “La Venus del espejo”, de Diego Velázquez, el gran pintor español del siglo XVII. Una mujer que militaba en el movimiento de sufragettes (dedicado a la lucha de las mujeres por obtener el pleno derecho a votar) acuchilló siete veces a la obra en la Galería Nacional de Londres, en protesta por el arresto de Emmeline Pankhurst, líder del movimiento sufragista. "Intenté destruir la imagen de la mujer más hermosa de la historia de la mitología en protesta contra el gobierno por destruir a la señora Pankhurst, quien es el personaje más hermoso de la historia moderna", justificó su ataque la agresora. La pintura no sufrió demasiado: el restaurador oficial del museo pudo componerla.

El inolvidable ataque a La venus del espejo, de Velázquez.

Otros casos emblemáticos

También “La fuente”, de Marcel Duchamp, sufrió vandalismo. Fue en dos oportunidades: en 1993 y en 2006. El autor de la agresión fue el mismo ambas veces: el francés Pierre Pinoncelli. En 1993, Pinoncelli orinó sobre la obra cuando era exhibida en Nimes, en el sur de Francia; pero la segunda vez fue más allá y llevó un martillo.

Así, quienes contemplaban el sencillo urinal blanco, esta vez exhibido en el Centro Pompidou de París, asistieron estupefactos a los martillazos que el francés le propinó a una de las obras de arte moderno más transcendentes de la historia. Al ser detenido, arguyó haber realizado “una performance” que hizo a la obra “fresca y nueva. algo que Duchamp habría aprobado”.

La fuente, de Marcel Duchamp

"La ronda nocturna", de Rembrandt, sostiene el raro privilegio de haber sido atacada en tres oportunidades. La pintura más famosa del gran maestro neerlandés data de 1692 y es exhibida en el Rikjsmuseum de Amsterdam. Allí, en 1911, un ex chef de la marina intentó dañarla con un cuchillo, sin éxito debido al espesor del barniz.

En 1975, el profesor de escuela William de Rijk rasgó la superficie del cuadro dañándolo permanentemente a pesar de una buena restauración. Y en 1990 un paciente escapado de un centro psiquiátrico le roció ácido sulfúrico, sin mayores consecuencias.

La ronda nocturna, de Rembrandt.

El arte contemporáneo también integra la amarga lista con “Charity”, del británico Damien Hirst. La escultura, un clásico de la obra del artista, fue creada por Hirst entre 2002 y 2003. Se trata de una estatua de 6,7 metros de alto que representa a una niña de expresión triste que carga una caja de madera y un oso de peluche, y lleva una prótesis ortopédica en su pierna derecha. En 2012, cuando se encontraba expuesta en la Academia de Arte Real del Occidente de Inglaterra, su falda fue manchada con un grafitti.

Charity, de Damien Hirst.

Artículos Relacionados

Por El Planeta Urbano
La laguna Mar Chiquita o Mar de Ansenuza es conocida por particularidades que la hacen prácticamente única en el mundo: es el mayor lago salado de Sudamérica y el quinto en el mundo, es un humedal de alrededor de 1.000.000 hectáreas de extensión.
Por El Planeta Urbano
En las industrias de la energía, los materiales y la movilidad ya se pueden reducir las emisiones hasta un 10% adoptando rápidamente las tecnologías digitales.
Por Daniel Bajarlía
Internet se convirtió en la principal aliada de la industria discográfica y está ayudando a los artistas independientes a llegar adonde antes era imposible. Plataformas de streaming, compañías que gestionan dentro del entorno digital y hasta sellos que están comercializando a través de la tecnología blockchain.
Por Marcela Soberano
Tras la insólita polémica en torno a Lightyear, y luego del Día Internacional del Orgullo, un repaso por las principales películas que instalaron una agenda necesaria y urgente.
Por El Planeta Urbano
Ambos pintores, dos de los grandes exploradores de la figura humana en la pintura de la segunda mitad del siglo XX, cultivaron una intensa relación.
Por El Planeta Urbano
Una serigrafía a color de 1975 realizada por el estadounidense Andy Warhol, que muestra el retrato del cantante de los Rolling Stones, Mick Jagger, será la obra principal de la subasta de arte online que la casa Christie's realizará del 8 al 20 de julio
Por El Planeta Urbano
Sin embargo, a pesar de esta intención, las personas transgénero solo aparecieron representadas en menos del 1 % del contenido más descargado, según un relevamiento de iStock.
Por El Planeta Urbano
Duran el equivalente a 3 o 4 tampones clásicos y no afectan al medio ambiente. Así son las bombachas absorbentes y tecnológicas para el ciclo menstrual que en Argentina se consiguen entre los 2 mil y los 4 mil pesos.