Sebastián Wainraich: “A veces, hacerse el gracioso no es gracioso”

Casi Feliz, la serie que escribió y protagoniza, estrenó su segunda temporada en Netflix. Las desventuras de un personaje que se asemeja al Sebastián de la vida real, pero que en el fondo, son bien diferentes.

Sebastián habla de Sebastián, que en este caso no es él sino su personaje, y de cómo hizo para componerlo, esta vez con la maduración de un primer éxito, en la segunda temporada de Casi Feliz, que se estrena este miércoles 13 de abril en Netflix. Dice que el humor forzado puede resultar innecesario para actuar este papel, y yo pienso que por eso Sebastián, el real, me parece tan gracioso en la serie, en el teatro y en la radio.

Sebastián me divierte porque odio los chistes tradicionales, porque amo el absurdo y porque me hace creer que existe un lugar en el humor para la inocencia, para reírse de uno mismo y de lo cotidiano. Un lugar para la simple observación aguda de lo que nos pasa.

@agustindusserre

La segunda temporada de Casi Feliz es mejor que la primera. Eso lo digo yo que tuve la suerte de ver la serie antes que el resto del público, sin poder resistirme a la maratón viciosa que propone una buena ficción. “Si no pude abandonarla -le digo a Sebastián, que está ansioso por el estreno- es que va a ser un hit. Otro hit. Si pudiera apostar ahora mismo que va a ser un éxito, lo haría”, insisto, cuando Sebas me escribe tarde a la noche para saber si en verdad me gustó. Es obvio que me gustó, y es obvio que va a arrasar, aunque Sebas se muestre nervioso o inseguro de que millones de personas vean, en todo el mundo, eso que él ideó, escribió, actuó y defendió

Con el talento de siempre.     

-¿Qué parte del proceso de creación de Casi Feliz te resulta más agradable?

-Son dos escenarios muy distintos: el escenario de la escritura es muy solitario, muy íntimo, y en el escenario del rodaje soy un instrumento más del director, me entrego a las manos de Hernán y que él dibuje, que haga. Por eso a veces me relaja más el rodaje que la escritura. Mi primer desafío como guionista era profundizar los personajes de la primera temporada, y creo que lo logramos

-¿Qué le pasa a Sebastián ahora?

-Sebastián vive una pesadilla porque el mundo que lo rodea lo castiga. Tiene conflictos con sus padres, con su hermano, con el mundo entero. Esa es su pesadilla, y su desafío es cómo convivir con todo eso. 

-¿Y cuánto se parecen esas pesadillas a las tuyas?

-Poco, poco. Hay un punto de partida bastante similar: que el personaje se llama Sebastián, trabaja en radio, es hincha de Atlanta, hace monólogos, es padre… Hasta ahí todo igual a mí, pero la diferencia es que el personaje tiene muchos problemas concretos, y los problemas del Sebastián real son más una sombra, un fantasma. No es que soy un campeón de los vínculos, pero no estoy tan complicado

@agustindusserre

-¿Fue muy difícil grabar la segunda temporada con la presión del éxito de la primera?

-No, lo difícil fue grabar en plena Pandemia, en invierno, con ocho millones de casos de Covid por día y muchísimo frío. Por ese lado fue muy complejo. Fuera de eso, yo soy muy feliz haciendo la serie, escribiéndola y después actuando. Pero no, no estaba todo el tiempo pensando: “Uy, la primera temporada explotó, que presión”. Para nada.  

-Hay dos mundos muy distintos y muy bien reflejados en la serie; el de Sebas en el judaísmo y el de Pili en el catolicismo sanisidrense. ¿Te proponés hablar de esos mundos o es algo que surge de manera espontánea?

-Surge, surge, no es algo que piense en escribir para bajar línea. Me interesa escribir sobre eso, me interesa mostrar los contrapuntos de estos dos personajes, son dos universos que conozco muy bien, uno por mi historia personal y el otro por mi relación con Fernando Peña, que me enseñó todo sobre la “gente bien”. Si bien no soy religioso, no soy ortodoxo, soy un judío emocional, y a ese mundo lo conozco, siempre lo tuve cerca y es un tema que me obsesiona.

@agustindusserre

-¿Te volviste más viejo cascarrabias como tu personaje?

-Bueno, a veces hay cosas que me re chupan un huevo y antes me preocupaban, así que en ese sentido estoy muy interesado en pasarla bien y saber cuáles son las prioridades y gastar las balas en combates necesarios. Pero sí, hoy por ejemplo tuve un problema con la computadora y eso me pone muy nervioso, y odio que me ponga nervioso esa pelotudez. A medida que pasan los años voy entendiendo las cosas y queriendo pasarla bien, no culparme por disfrutar, no culparme por pasarla bien, entender que si a mí me gusta ver un partido a las cuatro de la tarde y eso me hace bien no me lo voy a reprimir. Entiendo que al otro le puede parecer una pelotudez, ¿pero qué me importa? 

-¿Cómo te pega la edad?

-Con la edad vienen todos los fantasmas. Voy a cumplir 48 ahora, cosa que me parece una locura, pero como dice todo el mundo, no siento que tenga esa edad. ¿Qué debería sentir? No sé. Aunque a veces me invada el cansancio físico, de espíritu y de personalidad me sigo sintiendo un niño, un adolescente. Este trabajo te empuja a eso, es un trabajo lúdico, un trabajo que necesita de la creatividad y necesita, sobre todo, crear un mundo paralelo.

@agustindusserre

Fotos: Agustín Dusserre

Artículos Relacionados>

Por Leonardo Martinelli
El actor ganador de dos premios Oscar repasa los clásicos de la pantalla chica y grande que lo convirtieron en un referente ineludible de nuestra cultura popular.
Por Daniel Bajarlía
Ícono del cancionero popular argentino, la cantautora que se formó entre el folklore y el pop se prepara para celebrar sus 25 años con la música repasando todos sus éxitos, en una gira especial que recorrerá todo el país y culminará el 2 de diciembre en el Gran Rex.
Por Tomás Gorrini
De Charly García a Los Auténticos Decadentes y Fito Páez. La historia de la artista que corre detrás de sus sueños y que acaba de estrenar canción junto al genio creador de El amor después del amor.
Por David Lifschitz
Dicen que las segundas vueltas nunca fueron buenas, pero su reencuentro con el personaje que la consagró a nivel mundial entierra con fuerza este mito. En la piel de Édith Piaf, asegura que alcanzó todo lo que imaginaba para su carrera.
Por Marcelo Pavazza
Con la conducción de Qué mañana!, todos los días en Canal 9, el chef y maestro de ceremonias confirma su versatilidad y verifica una vocación que arrancó hace casi 40 años, cuando el célebre Gato Dumas lo convirtió en su discípulo, enseñándole los secretos de una profesión que hoy lo tiene como referente indiscutido.
Por Daniel Bajarlía
El artista que formó parte de algunos de los programas de culto más importantes de la televisión ahora abre las puertas de su hogar para grabar ¡Fa!, un ciclo de reuniones culturales donde la música y el debate son los verdaderos protagonistas.
Por Rolando Gallego
Interpretó grandes historias y se puso en la piel de personajes inolvidables que dividieron los debates en las redes y en la opinión pública. Siempre ecléctica, la joven actriz trata de nunca repetirse y ahora va en busca de nuevos desafíos a la altura de su talento.
Por Camila Mariani
A través de su marca Sazkat, Romano propone poder expresarse libremente, pero de manera elegante ante diferentes situaciones. Hijo de una familia de sastres, se tomó su tiempo para entender que también ese era su destino, aunque sin desatender su amor por la música.