Qué es el Metaverso, la tecnología que se propone cambiar lo que entendemos por realidad

Humanos interactuando social y económicamente como avatares, en realidades alternativas. Las reglas del mundo que se viene.

Comprender qué significa un metaverso puede verse complicado para muchos. Y es que su significado trae aparejado diferentes conceptos y espacios que se prestan a confusión porque estamos acostumbrados a ver para creer y, en este caso, vamos a tener que dar vuelta esa frase y abrir un poco más nuestras mentes.

Para poder entender al menos una parte, empecemos por uno de sus ejemplos más populares. Un metaverso es un mundo virtual, es decir, un espacio que simula una apariencia real pero pertenece a lo que comúnmente llamamos ciberespacio. ¿Y cómo accedemos a este ciberespacio? Utilizando una serie de dispositivos que funcionan como conectores como, por ejemplo, gafas de realidad virtual, controles de mano o sensores, entre otros.

Inclusive, podríamos decir que nuestros teléfonos, computadores y tabletas, también forman parte de esos “dispositivos puente” que nos permiten establecer dicha conexión. Intuyo que acá estás imaginando algo similar a un videojuego o una red social, y está bien, pero no es suficiente.

Más allá del entretenimiento

Este metaverso nos permite tener algo más que un entretenimiento a partir de un joystick o comando, aquí somos capaces de tener experiencias multidimensionales, prácticas de realidad aumentada, donde las personas podemos interactuar con objetos digitales y nuestros propios avatares. ¿Se complicó? Vamos a ser más específicos: la diferencia del metaverso con los videojuegos es que el primero busca simular, pretender ser una realidad alternativa, en la que puedas hacer cosas similares a las que hoy hacés pero sin necesidad de salir de tu casa, inclusive, sin la necesidad de moverte de tu sillón.

Los orígenes

¿De dónde surge todo esto? El concepto de metaverso apareció por primera vez en 1992 de la mano del escritor estadunidense Neal Stephenson. En su novela “Snow Crash”. Este señor describió una especie de espacio virtual colectivo que era compatible y convergente con nuestra realidad.

Y ustedes se preguntarán, ¿para qué querríamos sumergirnos en este universo paralelo ficticio? Bueno, la respuesta a esa pregunta radica en el gusto del consumidor. Lo cierto es que en estos espacios uno no solamente juega o interactúa con otras personas, sino que también puede visitar tiendas o shops, asistir a conciertos y, de hecho, en el caso de Meta —el metaverso de lo que conocemos como Facebook, liderado por Mark Zuckerberg—, están trabajando desde Reality Labs en unos guantes hápticos para que las personas, cuando estén en el metaverso, tengan interacción táctil. Es decir que muy pronto vamos a poder sentir superficies, pesos y texturas en este otro mundo.

Entonces, ¿qué se puede hacer dentro del metaverso? Jugar videojuegos, trabajar en espacios virtuales, sociabilizar e interactuar con otras personas y marcas, comprar objetos (virtuales y físicos) o asistir a conciertos o exposiciones de arte, entre otras muchas cosas. En resumidas cuentas, estos entornos funcionan para que los humanos interactuemos social y económicamente como avatares, a través de un soporte en un ciberespacio que actúa como una metáfora del mundo real, pero sin limitaciones.

Conocer el propósito puntual del metaverso quizás es un poco más profundo. Atrás quedó divertirnos con Mario Bros., Pac Man o Donkey Kong, acá estaríamos siendo nosotros mismos en un nuevo mundo paralelo o quizás, estaríamos pudiendo jugar a quienes querríamos ser. Ya me estoy poniendo un poco filosófica. Por ahora, y hasta nuevo aviso, lo dejamos acá.  

Artículos Relacionados>

Por Hernan Panessi
Por estos días, la ciencia avanza a paso firme sobre los diversos usos de la psilocibina en tratamientos de salud mental. La opinión de los expertos y la guerra contras las drogas.
Por El Planeta Urbano
Pornhub, el portal pornográfico más visitado en internet, acusó este jueves a Meta, la compañía propietaria de Facebook e Instagram, de aplicar una política "discriminatoria e hipócrita" después de que eliminara su cuenta en la conocida red social de fotografías y videos.
Por El Planeta Urbano
Otras opciones que suma el libro electrónico son las hojas en blanco, cuadriculadas o rayadas para completar una suerte de cuaderno personal.
Por El Planeta Urbano
La compañía ha lanzado esta plataforma, llamada Christie's 3.0, días después de estrenar otra nueva sección, Departamento X, dedicada a las zapatillas de deporte y prendas de lujo que son objeto de coleccionismo, y que comenzó con una subasta de calzado diseñado por el rapero afroamericano Kanye West.
Por El Planeta Urbano
Luego de que el empresario mexicoamericano Martin Mobarak quemara un dibujo de Frida Kahlo valuado en 10 millones de dólares para supuestamente digitalizarlo, el Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura de México informó que está investigando y recopilando "toda la información necesaria, a fin de establecer con certeza" qué ocurrió con la obra.
Por El Planeta Urbano
Según han comprobado investigadores de Estados Unidos y China, sobre la base de datos biométricos de 12 mil personas, cualquier terapia contra el envejecimiento debe atender tanto la salud mental como la salud física.
Por El Planeta Urbano
Además de introducir ciencia de datos, este proyecto se enfoca en dos ejes: el de la investigación, con una base de datos con todos los genomas de cannabis publicados a nivel internacional, y el de cultivo, con la recepción de la aprobación ministerial para iniciar el cultivo indoor/outdoor de cannabis medicinal en el predio de INTA Oliveros, provincia de Santa Fe.
Por El Planeta Urbano
Un nuevo informe confirma el crecimiento del empleo en el sector de las energías renovables pese a las múltiples crisis y pide que se pongan en marcha estrategias industriales específicas para crear cadenas de suministro estables y "buenos empleos".