Apple Pay ya está en Argentina: cómo se utiliza y con qué bancos funciona

Los teléfonos iPhone tienen el potencial de convertirse en una tarjeta de crédito y de débito para abonar transacciones en cualquier lugar.

Finalmente, tras una larga serie de rumores, el sistema de pagos de Apple está disponible en la Argentina y en Perú. Pese a que aún el anuncio no fue realizado en las plataformas del gigante tecnológico, los propios bancos asociados a la plataforma confirmaron la noticia y en el listado oficial de Apple Pay figuran ambos países.

La compañía había confirmado hace algunos meses que llegaría al país y, a partir del 15 de marzo los clientes de ICBC, Patagonia, Galicia, Macro, BBVA, HSBC y Brubank podrán sumar sus tarjetas al sistemas de pagos de Apple.

La confirmación de la puesta en marcha de la app de pagos de Apple no es una sorpresa, ya que fue la misma empresa la que dejó trascender hace algunas semanas que el anuncio sería inminente.

De qué se trata

Este servicio funciona como una billetera virtual para pagar directo, seguro y sin contacto las compras que hagas en establecimientos físicos, así como en apps y sitios web.

"Apple Pay es un sistema de pago que reemplaza las tarjetas físicas y el efectivo en tiendas. Es tu dinero, elevado a un nuevo nivel de comodidad, seguridad y privacidad. Disponible en Costa Rica, próximamente en la Argentina y en Perú", reveló la firma.

De esta manera, los teléfonos iPhone en la Argentina tienen el potencial de convertirse en una tarjeta de crédito y de débito para abonar transacciones en cualquier lugar. De acuerdo con la firma, esta es una forma más segura de pagar evitando "dentro de lo posible, tocar botones o intercambiar dinero".

¿Cómo se utiliza?

Los usuarios que tengan un equipo Apple compatible con tecnología NFC (iPhone 6 en adelante o un reloj inteligente) deben acceder a la app y allí registrar su tarjeta de crédito y/o débito.

Luego, al momento de abonar una compra, simplemente bastará con acercar el dispositivo a un posnet NFC o a través de e-commerce que acepten dicho medio de pago.

Al finalizar el proceso, el usuario recibirá un anuncio en su iPhone que dice "Listo" que confirma la transacción exitosa.

Artículos Relacionados>

Por El Planeta Urbano
Según han comprobado investigadores de Estados Unidos y China, sobre la base de datos biométricos de 12 mil personas, cualquier terapia contra el envejecimiento debe atender tanto la salud mental como la salud física.
Por El Planeta Urbano
Además de introducir ciencia de datos, este proyecto se enfoca en dos ejes: el de la investigación, con una base de datos con todos los genomas de cannabis publicados a nivel internacional, y el de cultivo, con la recepción de la aprobación ministerial para iniciar el cultivo indoor/outdoor de cannabis medicinal en el predio de INTA Oliveros, provincia de Santa Fe.
Por El Planeta Urbano
Un nuevo informe confirma el crecimiento del empleo en el sector de las energías renovables pese a las múltiples crisis y pide que se pongan en marcha estrategias industriales específicas para crear cadenas de suministro estables y "buenos empleos".
Por El Planeta Urbano
El número surgió de una investigación que detalló los orígenes de estos residuos. Cuáles son las naves espaciales que quedaron inactivas.
Por El Planeta Urbano
La función está en etapas iniciales de desarrollo y podrá activarse opcionalmente si el usuario lo desea. Qué dicen los estudios sobre esta clase de mensajes y qué es el cyberflashing.
Por El Planeta Urbano
El Día Mundial sin auto es la última actividad de la Semana de la Movilidad Sustentable donde se promovieron diversas acciones para fomentar alternativas más ecológicas en el transporte automotor.
Por El Planeta Urbano
Este masivo varamiento se produjo exactamente dos años después de que unas 470 ballenas piloto, también conocidas como calderones, se quedaran varadas en este mismo lugar, de los cuales solo un centenar pudieron ser rescatadas y llevados a altamar.
Por El Planeta Urbano
Cumplir con los objetivos de limitar el cambio climático que se ha fijado la comunidad internacional exige, entre otras cosas, cuadruplicar el ritmo anual de incremento en el despliegue de la electricidad de origen solar y eólica para 2030.