Eladio Carrión, de nadador profesional a exponente del trap mundial: "Con el freestyle me desahogo"

Se ganó el corazón del público argentino cuando protagonizó la BZRP Music Sessions #40. El artista puertorriqueño se consolida como uno de los grandes exponentes del trap mundial.

Al cumplir los dieciocho años, todo indicaba que Eladio Carrión iba a dedicar su vida a la natación profesional. De hecho, llegó a representar a Puerto Rico en varias competencias y se ganó un lugar entre los mejores. El deporte marcó sus bases como persona: le enseñó a ponerse metas y cumplir objetivos; sin embargo, la vida le tenía preparada una sorpresa. 

Retirado de la natación por el bajo salario que percibía, concentró toda su energía en Vine, una aplicación muy parecida a TikTok en la que se hizo famoso por sus videos de humor y sus parodias a otros cantantes. Su primer contacto con el público le sirvió para vencer el miedo, hasta que una imitación de la canción “Work”, de Rihanna y Drake, lo hizo saltar a la música. 

“Yo cada vez que hago algo, lo hago porque me apasiona. A mí el deporte y la comedia me encantaban, pero la música siempre estuvo presente en mi vida y era una asignatura pendiente”, asegura casi diez años más tarde. Claro que no se equivocó: con más de 600 millones de visitas en YouTube y casi tres millones de seguidores en Instagram, hoy el trapero lleva sus rimas por todo el mundo. 

Su mayor reconocimiento en la industria musical llegó a fines de 2020, cuando fue nominado, por primera vez, a los Latin Grammy por su colaboración con Bad Bunny: “Kemba Walker”. Pero, sin duda, se ganó el corazón del público argentino cuando protagonizó la BZRP Music Sessions #40 de la mano del productor estrella. “Biza y yo ya nos conocíamos, siempre que hablábamos decíamos que teníamos que hacer un tema, por eso cuando se dio yo estaba listo para la oportunidad. Fue algo bien duro para hacer porque él tiene una visión muy adelantada de la música”, asegura.

Después de un 2021 cargado de proyectos, en el que fue nominado por segunda vez a los Latin Grammy por Mejor Álbum de Música Urbana por Monarca y lanzó su cuarto disco de estudio, Eladio se toma unos minutos para charlar con El Planeta Urbano y nos cuenta cómo vive este momento de su carrera. 

–A fines de 2021 lanzaste Sauce Boyz 2, el disco más importante de tu carrera. ¿Cómo fue el proceso creativo?

–Sauce Boyz 2 tiene un poco de todo, quería hacer un álbum con muchos temas pero que a la vez no cansaran. Iba a sacarlo en 2022, pero soy una persona a la que no le gusta tener música guardada; prefiero seguir creando porque eso me ayuda a mejorar. Hay personas que dicen: “No voy a sacar el disco ahora porque en un futuro se puede pegar más”, pero yo pienso que uno tiene el poder de seguir sacando palos. Ahora voy aprovechar para descansar un poco, obviamente para volver a sacar algo más tarde. 

–También tuviste la oportunidad de hacer una BZRP Session y fuiste el primer puertorriqueño en participar de este formato. ¿Qué significó para vos esa experiencia?

–Fue un gran honor, Biza sabe que yo lo sigo y lo respeto desde hace mucho tiempo. Fue un reto también, porque yo sé que elige a los freestylers por su talento y no por cuántos seguidores tienen. Nos sentamos juntos y en dos días hicimos la canción y el video. Al principio a mí no me gustaba, estaba muy exigente conmigo mismo, pero después me di cuenta de lo grande que era. Cada vez que canto ese tema en vivo se produce algo de locos

–Tu álbum Sen2 Kbrn, tiene nueve temas de freestyle que plasman situaciones de tu vida personal. ¿Qué buscás expresar con tus canciones?

–Yo hago freestyle cuando tiro muchas barras, rimas o quizás cuando la canción no tiene un coro; hago freestyle cuando quiero desahogarme. Hay muchos raperos que no se atreven a hablar de cosas personales, pero es por eso que yo tengo esa conexión con mis fanáticos, porque además de saber que soy artista, entienden que soy un ser humano. Canciones como “Guerrero” o “Paz mental” no son temas que suenen en las discotecas, pero ayudan a muchas personas a atravesar situaciones de la vida o simplemente a reflexionar. Es música que conecta, yo hago música de esa.

–A la hora de hacer música, ¿quiénes son tus principales referentes?

Eminem, 50 Cent, Kanye West, me gusta mucho el estilo que tienen en los Estados Unidos. En cuestión de admiración, Daddy Yankee es alguien que abre muchas puertas para nosotros hoy en día; Arcángel también, tiene un talento admirable, siempre lo escuché mucho. Ellos fueron los más influyentes de mi generación.

–Imagino que haber colaborado con Daddy Yankee y con Arcángel fue un sueño cumplido.

–Por supuesto, es de locos, yo no me lo creo. Uno a veces trabaja tanto que cuando se sienta a pensar en las cosas que logró, dice: “Wow, estoy conociendo a los artistas que siempre escuchaba de niño”. Lo mejor es que me gané su respeto, por eso tuve las oportunidades.

–En tu última colaboración junto a Mau y Ricky se te puede ver en una faceta más pop. ¿Cómo fue incursionar en este género?

–“No puede ser” es un tema superpop y divertido, estoy muy agradecido con ellos por haber pensado en mí. Quizás la gente no está acostumbrada a escucharme en este género, pero suena bien porque es una producción muy bien hecha. Me encanta la canción, y el mensaje que transmite es superlindo. Hay gente que te manda temas por mandártelos, pero ellos se sentaron y lo pensaron para mí, para que yo pudiera sumarme. 

–Hoy en día, ¿cuál es tu visión del género urbano? ¿Cómo creés que va a ir evolucionando?

–Muy rápido. Desde 2015, las redes sociales empezaron a tomar el control. Esto va muy rápido, antes una canción te duraba un año completo, y ahora al mes te están pidiendo otra. También hay muchos más artistas y talentos, se están abriendo puertas para músicos de otros países, como Colombia, Chile, Venezuela. Creo que para el próximo año habrá muchas más potencias musicales en Latinoamérica.

–¿Qué nos podés adelantar sobre este año?

–Ahora mismo estoy muy tranquilo, descansando un poco después de haber hecho tanta música. De todas maneras, sigo trabajando, pero a otro ritmo, para después volver con todo. El 2021 fue un año muy intenso, ahora estoy sin tanta presión y dándole tiempo a la gente para que pueda escuchar los tres discos. Me estoy enfocando en la gira y los shows que se vienen, ensayando y organizándome para seguir perfeccionando mi producto.

Créditos

Fotos: Phraa & Gabrielle Peige 

Artículos Relacionados

Por María Paz Moltedo
A sus 33 años, la actriz que creció en pasarelas y sets de televisión divide su tiempo entre el rodaje de una nueva serie, la moda y la creación de su primer disco solista. Todos los universos de una artista que empuja sus propios límites y sigue creciendo.
Por Marcelo Pavazza
La cocinera colombiana, elegida esta semana Mejor Chef Femenina del Mundo por The World Best 50 Restaurants, será parte del jurado de la 4ª edición del “Prix Baron B - Édition Cuisine”. Aquí, comparte los conceptos que rigen su cocina y deja sus impresiones sobre el concurso.
Por Luis Corbacho
La actriz, cantante, poeta e influencer disfruta del gran presente de Iosi, el espía arrepentido, la serie que protagoniza junto a un elenco estelar. Sus participaciones en las campañas de moda más importantes del país y la confesión de su sueño ideal: una casa alejada de todo, en la naturaleza.
Por Tomás Gorrini
Escribió las primeras páginas del rock argentino, compuso la música de películas que se consagraron en los Oscar, armó una big band rioplatense con ritmos de ayer que suenan al futuro. Un hombre que, todavía hoy, está dispuesto a seguir descubriéndose.
Por Karina Noriega
Alejado de los medios, el actor es uno de los socios fundadores de una empresa turística con sede en Ámsterdam que viene a reformular el concepto de viajar con una serie de innovadoras soluciones y experiencias.
Por Ornella Sersale
Un pibe que fue señalado como un outsider y que hoy está dispuesto a cambiarlo todo. Así es la historia de Dylan León Masa, el rapero de 21 años que lanzó su primer álbum por miedo a morirse y dejar su obra inconclusa.
Por Marcela Soberano
El camino de una diseñadora que arrancó con su propia marca hace más de veinte años, confió en sus instintos, se expandió por varios países de Latinoamérica y ahora se suma a la tendencia del desembarco de etiquetas locales en los Estados Unidos.
Por David Lifschitz
En un momento de madurez personal, alejado de los medios pero no del teatro, el actor que supo defender sus ideas sin tapujos reflexiona sobre el ego del artista, su militancia política y la mirada de los otros. Confesiones de un hombre con convicciones propias.