Los seis años de existencia de esta cafetería proyectada por los relacionistas públicos Emiliano Escudero e Ignacio Oporto (también barista) demuestran que la suma de partes notables hace un todo virtuoso. La base, firme, es el café de especialidad, celosamente elaborado con cinco métodos de extracción diferentes (espresso, Chemex, V60, Aeropress y prensa francesa) y materia prima de excelente calidad (blend propio, provisto por Puerto Blest) por baristas expertos y perfeccionistas.

Al mismo nivel está la pastelería, de producción propia: excelentes alfajores, budines, cuadrados, cookies, scons y tortas (la carrot cake es un must, $660 la porción), hacen una dupla imbatible con el café. Con media docena de locales y alto tránsito de clientes, no podían faltar opciones para la hora del almuerzo, que están absolutamente en sintonía: pastas, sándwiches, ensaladas, tartas, burguers, omelettes siguen la premisa de frescura –y de producto orgánico, sin TACC, con panificados de masa madre- que signa la propuesta integral. Otro punto a favor: la atención, esmerada y paciente.

Av. Triunvirato 4307, Villa Urquiza.
Locales en Villa Crespo, Recoleta, Palermo y San Isidro.
IG: @usinacafetera