Desde Uruguay, la exitosa agente de bienes raíces Alejandra Covello nos cuenta acerca de este espacio para vivir, trabajar y disfrutar en la ciudad peninsular por excelencia.


Si hay un aprendizaje que nos dejó el 2020 es que, en esta inmensidad a la que llamamos tiempo, son muy valiosos cada momento y la calidad de vida que nos proporcionamos a nosotros mismos y a nuestros seres queridos. El hogar, los espacios laborales y los de recreación han sido resignificados ampliamente. Alejandra Covello, la fundadora de Covello Propiedades, ha logrado una síntesis de todos estos ítems en cada proyecto que encara.

Con más de 30 años de trayectoria en el mercado, comprar, alquilar, averiguar, invertir o hacer uso de una consultoría son algunos de los servicios que brinda esta empresa. “Nos encanta acompañar de manera personalizada a cada individuo que llega a nosotros. Uno ama lo que hace, por eso se siente tan gratificante cuando los clientes quedan satisfechos. A veces son procesos que se extienden en el tiempo y estás en el día a día de la vida de la persona, por eso, en un gran porcentaje de los casos, pasan a ser amigos y nos hacen regalos, nos invitan a comer o a los casamientos de sus hijos”, cuenta Alejandra.

–¿Cuáles son las particularidades del emprendimiento Surfside?

–Fue conceptualizado en un village. Esta es la primera torre de 24 pisos de lo que va a ser un conjunto de ocho edificios. El proyecto del Surfside, dentro de esta ciudad, lo hizo nada más y nada menos que el estudio de Arquitectura de Mario Roberto Álvarez. Las unidades de viviendas de esta torre tienen vistas de 360 grados. Está construido en un lugar icónico de Punta del Este, en una zona que fue puesta en valor, con la avenida Aparicio Saravia totalmente asfaltada, con luces, rotondas y paisajismo que va desde Maldonado hasta el puente La Barra.

Eso hace que tengas una ruta alternativa a la rambla que te permite moverte con mucha rapidez. Punta del Este ya no es sólo un lugar balneario: la cantidad de habitantes permanentes, de colegios, de universidades, más los 300 mil pedidos de ingreso en el país, hacen que se esté convirtiendo en una ciudad resort para todo el año. Tenés un entorno geográfico impecable: por un lado, el mar; por otro, el puente de La Barra, con la laguna que sale al océano y todo el humedal que, por supuesto, va a quedar para toda la vida. Es un edificio donde, aparte de la arquitectura de primer nivel, tenés amenities naturales.

–¿A qué te referís con amenities naturales?

Surfside cuenta con profesores que te enseñan surf en la playa, porque este sector de Punta del Este es donde naturalmente están los surfers. Además hay una pequeña playa muy linda, con vista desde el edificio, que es como un pueblito blanco italiano, donde venden comida típica, que mira a toda La Barra. También tiene un pequeño muelle donde podés llevar a tus hijos y alquilar un botecito y pescar. Todo eso le da un plus de valor al entorno que rodea a este magnífico emprendimiento.

–¿Y los atractivos propios que ofrece el lugar?

Es un village que fue pensado con un concepto muy americano, donde va a haber un supermercado, una farmacia, un restaurante en la planta baja, al que va a poder acceder la gente de afuera también. Tiene una piscina in/out, dos gimnasios (uno de aparatos y otro para hacer clases) con tamaños realmente muy amplios, dos saunas, un kids club (lugar con actividades para los niños), un cine y, en el piso 23, va a haber una sala young club, que es para que los adolescentes de más de 17 años puedan tener un lugar de reunión y juntada. Este espacio está amoblado y equipado con pantallas e internet.

–Me contabas que todo es de alta gama. ¿Cómo son las cuestiones internas del edificio?

Es un terreno de 8 ha, privado y con vistas de 360 grados. Me parece importante resaltar el beneficio de la visual desde cualquier ángulo, dada por las ventanas de piso a techo de cristal revestido. Vienen con cerramientos alemanes pivotantes y antisísmicos, tienen aislación acústica y térmica: estás ahí y todo es pura luz y paz.

–¿Cómo son las unidades de esta primera torre?

–Hay departamentos desde 80 hasta 300 metros cuadrados. El más grande es de tres dormitorios. Vienen ya equipados para mudarse: cocinas italianas, doble heladera, lavavajilla, microondas, grifería alemana, interiores de placar. Son de tamaños generosos, con una arquitectura moderna y, sobre todo, es todo de alta gama. Te mudás con tus pertenencias y ya tenés el departamento preparado para vivir. Todo vibra en una energía de buena arquitectura con vistas despejadas y panorámicas.

Alejandra Covello

–¿Hay facilidades en la financiación?

–Sí, hay una financiación de 120 cuotas sin interés que la brindan los mismos propietarios, es decir: las personas que están resolviendo situaciones de ventas de inmuebles en otros países, otras ciudades o lo que sea pueden ingresar en el departamento pagando un 20 por ciento, y el 80 por ciento restante se lo financian en 120 cuotas. Es muy amigable y muy facilitador comprar de esa manera.

–¿Cómo es la expectativa de cara a la temporada que se avecina?

–Muy alta. Se sabe que este invierno se vinieron a vivir 25 mil personas en forma permanente a Punta del Este y, como te decía anteriormente, hay una espera de 300 mil personas para ingresar, sólo para este mes. A partir de noviembre estará permitido el ingreso a todos los turistas que vengan, vacunados o no. Si es el último caso, hacen la cuarentena correspondiente y listo.

Lo bueno es que podés ingresar de todas las formas. Empiezan a funcionar las aerolíneas que estaban cerradas y están dadas las normas para que la gente pueda venir, invertir y hacer una vida nueva o ir y venir, según la preferencia de cada uno.