Disponible en Star+

El debut de la plataforma streaming de Star (será el próximo martes 31) trae la posibilidad de ver esta serie documental de seis capítulos producida por Paul McCartney, donde el genial músico se reúne con el productor Rick Rubin en un escenario y entorno mínimos: un estudio en sombras, algunos instrumentos, camarógrafos sigilosos. La tercera protagonista es una consola dotada con el santo grial: clásicos –y no tanto– de los Beatles (más unos pocos de la carrera solista de Paul) en versión master.

Filmados en blanco y negro, ambos se alternan en las perillas como si estuviesen jugando y hacen uso de las grabaciones multipista para deconstruir temas que están en la memoria colectiva de los melómanos del mundo. Lo hacen con curiosidad genuina, como tratando de descubrir el truco del mago. Que los papeles se intercambien es lo destacable: Macca es uno de los artífices de tan maravillosa música y sin embargo aún lo sorprenden las nuevas miradas que se proyectan sobre ella, iluminándola. Incluida la propia.