No es nueva la moda de los red blends en Argentina, ya sea de los red como de los red & white, sobre todo desde que la búsqueda de los consumidores de vino apunta a beber tintos más jóvenes y frutados, que combinen sabores e inviten a tomar más de una copa. En ese afán de lograr una etiqueta que lleva aún más allá el concepto, bodega Altos Las Hormigas presenta “La Danza”, un blend de uvas tintas con un refrescante porcentaje de uvas blancas. 

Tres son la variedades utilizadas en su elaboración: Malbec, Bonarda y Semillón; provienen de Luján de Cuyo y el Valle de Uco y son todas cosechadas a mano. Ese toque de Semillón, una uva tradicional de la Argentina, le da ese carácter familiar, de domingo al mediodía, el plus de frescura. Y la presencia de las dos cepas tintas históricas le aporta la fruta, tan característica de estos vinos más modernos y menos apegados a las fórmulas donde es relevante la concentración.


Ideal para ser servido en jarra pingüino (¿quién no tiene uno en su casa, o añora tenerlo?), ser despachado rápido y pasar a la otra botella, «La Danza» es un típico exponente de los vinos llamados «glou-glou», de esos que, como dice Antonio Morescalchi, fundador de Altos Las Hormigas, «es para tomar hoy, no para guardar y envejecer». ¡Salud!