¿Conoces el Barrio Inglés de Caballito? Son unas pocas manzanas ubicadas entre las calles Pedro Goyena, Valle, Emilio Mitre y Del Barco Centenera que deslumbran con sus señoriales casas, mansiones y petit hoteles de diferentes estilos arquitectónicos. Allí, desde hace unos años se desarrolla un pequeño polo gastronómico con pastelerías, delis y cervecerías.

En la esquina de Terry y Valle, una preciosa casona de ese enclave detenido en el tiempo, invita a deleitarse con los sabores del sur de Italia y una coctelería destacada. Además de su cálido interior, la clásica ochava ofrece un amplio deck para disfrutar de vera pizza napoletana –entre otros platos–, y una ventana a la barra de Santi Dominguez.

Luigi Iavarone es el chef y pizzaiolo. Nacido en Nápoles, su pizza, de masa tierna y delgada, con bordes altos, lleva materia prima importada de la península y se cocina en un horno Grimaldi –construido artesanalmente. Su propuesta refleja la comida de su infancia.

Aquí, Luigi desgrana la propuesta de Napul’é (secretos de la masa incluidos) e invita a recorrer tanto los sabores clásicos como las apuestas «de autor»:

Un buen recorrido puede empezar con calamaretti a la plancha con crema de arvejas y croutons ($550) bebiendo un Grappa Sour (Grappa Candolini, almíbar, jugo de lima y licor Stregga, $490).

Y seguir con la clásica pizza Margherita (salsa de tomate, fiordilatte y albahaca, $750) o algunas más originales, como la Napul’é (mozzarella, berenjena, tomate, parmigiano y albahaca, $950) o la Vesuvio (fiordilatte, salsa ragú, albóndigas y stracciatella di burrata, $950), ideal con Fernet Branca Collins (fernet, almíbar de vainilla y pimienta de Jamaica, jugo de lima y gaseosa cola, $490).

Un excelente final: cannoli relleno de helado ($380) y San Gennaro (bourbon, Cynar 70, Campari infusionado con té chai y bitter de chocolate, $490).

Per mangiare e bere bene!

José A. Terry 300, Caballito
@napulegastronomia