El vermut une generaciones y acompaña las pasiones argentinas. Por eso Cinzano rescata no sólo el amor de los argentinos por fútbol sino también el valor del humor, que trasciende y acerca a los rivales.


El fútbol tiene fanáticos. El vermut, también. ¿Y la amistad? Ni hablar. Tres pasiones argentinas que Cinzano reúne bajo el lema “Cargando podés ganar”, y que lleva a la marca a retomar la senda del deporte más popular del país, de la mano de jugadores que representan distintas décadas y han vestido los colores de los equipos más picantes del país: Carlos Daniel Tapia (ex-jugador de Boca), Leonardo Astrada (ex-jugador de River), Maximiliano Estévez (ex-jugador de Racing), Luis Islas (ex-jugador de Independiente), Esteban “Gallego” González (ex jugador de San Lorenzo) y Patricio Toranzo (actual jugador de Huracán).

Gallego González y Pato Toranzo

Se sabe: el condimento extra del fútbol son las cargadas. Esa tradición no exenta de complicidad que forma parte del folclore y se transmite de padres a hijos, pero que con el imprescindible condimento del buen humor y los códigos compartidos se transforma en un momento de disfrute, que Cinzano acompaña como ninguno. 

En la picadita previa, antes del asado, la pizza del sábado a la noche o los tallarines domingueros, un vaso con hielo, una medida de Cinzano y un chorrito de soda bastan para que, al momento de brindar, la pasión por un equipo se una a la que los argentinos tienen por la amistad. Así, ya sea junto a la parrilla, en un bodegón, en un restaurante o en las nuevas vermuterías, Cinzano continúa siendo la contraseña de todos los acuerdos. 

Luis Islas y Maximiliano Estévez

¿Cuál es el jugador que más te representa? ¿Cómo preferís tu vermut? Te invitamos a seguirnos en las redes y participar de los sorteos y juegos con la misma pasión con la que seguís a tu equipo favorito.