Tres álbumes de versiones propias y ajenas ensanchan las fronteras de lo ya conocido, entre la experimentación y el riesgo. Que vengan de lugares angulares como la Argentina, el Reino Unido o los Estados Unidos es sólo un detalle: lo que importa es la música.


Por Tomás Gorrini y Marcelo Pavazza

Pitada

Emmanuel Horvilleur

Sony Music

Un álbum audiovisual, un corto, un disco interactivo, una película. Ni el propio Horvilleur pudo clasificar ni etiquetar su nuevo trabajo, Pitada, una aventura musical con la frescura de doce temas acústicos, entre clásicos y debuts, registrados en directo desde un campo de la provincia de Buenos Aires. En clave folk, el ex Kuryaki reversiona junto a su slow trío (Mariano Domínguez en bajo y contrabajo, Andrés Cortés en guitarras y Carlos Salas en percusión) hits de toda su carrera solista, como “Soy tu nena”, “Radios” y “No como”, e invita a las nuevas generaciones a participar en algunas canciones (Goyo, de Bandalos Chinos; Zoe Gotusso; un imperdible feat. de Chiara Parravicini en “19”, la canción que compuso para Mordisco [2007] junto a Gustavo Cerati). En tiempos de encierro, una pitada de aire, bocanada de vida.

Surrounded by Time

Tom Jones

EMI / S-Curve

El Tigre de Gales está por cumplir 81, y tal vez no haya nadie que a sus años esté en actividad y pueda mostrar garras así de afiladas. A un lustro de su último disco (salió seis meses antes de la muerte de Linda, su esposa por casi 60 años), el gran cantante volvió a reunirse con el productor Ethan Jones para un álbum de covers perfectamente elegidos; en muchos casos, valiosos rescates. La poderosísima voz de sir Tom está intacta y acredita suficiente versatilidad como para surfear el arriesgado plan de Jones (el productor), quien trazó para las canciones un escarpado recorrido por la electrónica, las texturas sonoras y el minimalismo instrumental. Ningún problema para nuestro héroe: ataca con firmeza la señera “The Windmills of Your Mind”, luce vulnerable en “I Won’t Lie”, se pasa de cool en “Pop Star”, deslumbra con su garganta en “This is the Sea”, redescubre “One More Cup of Tea” (de Bob Dylan), conmueve en “I’m Growing Old”. Y hay más. Entre luminoso y crepuscular, Tom Jones vuelve a demostrar que un gran talento vence al tiempo.

Salswing!

Rubén Blades

Falta sello

El gran artista panameño convocó nuevamente a Roberto Delgado & Orquesta para un álbum donde pone en relieve algo que le encanta practicar: la mixtura musical, cifrada aquí en los vínculos entre el jazz y la música afrocubana. Uniendo salsa y swing en un tracklist donde mezcla clásicos propios (“Paula C.”, “Contrabando”, “Tambó”) con estándares norteamericanos (“Pennies from Heaven”, “The Way You Look Tonight”), Blades se mueve entre el enorme cantante de salsa que es (se disputa el trofeo de mejor de todos los tiempos con Héctor Lavoe y ninguno más) y un crooner atildado y respetuoso de la tradición. Por supuesto que, siendo él uno de los más importantes exponentes del género en toda su historia, el álbum se muestra más sustancioso y grácil cuando en el zigzag de temas la moneda cae para el lado de la salsa. De todos modos, astuto, Blades lanzó otros dos discos complementarios (Swing! y Salsa Plus!), donde separa estas mismas canciones por género. En cuanto al ensamble con la orquesta de su compatriota Delgado, la amalgama es perfecta. Hay Blades para rato.