Fran Vacaluzzo, del bar Francis, en la ciudad de Córdoba, fue elegido bartender del año tras ganar la edición nacional de World Class, el prestigioso certamen internacional de coctelería organizado por Diageo.


Primero fue la revelación, a fines de marzo, de los 8 finalistas que competirían por el título de Bartender del Año 2021 en la final nacional de World Class, el prestigioso certamen de coctelería organizado por Diageo, empresa líder mundial de bebidas espirituosas premium. El suspenso se mantuvo hasta este lunes 5 de abril, cuando en el Highball Bar de Johnnie Walker, en el Campo Argentino de Polo, bajo estrictos protocolos sanitarios y tras una dura competencia, el cordobés Fran Vacaluzzo, del bar Francis, fue el elegido para representar a la Argentina en la final global con sede en Madrid, que se llevará a cabo durante la semana del 5 de julio.

La compulsa fue entre Vacaluzzo, Flavia Arroyo, de Casa Cavia, y Santiago Elkin, de Niño Gordo, trío que logró destacarse entre el grupo de finalistas, sumando en las primeras instancias de competencia los mejores puntajes totales para avanzar a la ronda final. Fran –que ya había sido finalista de la edición anterior de World Class- se impuso ante la exigencia de un doble panel de jurados, modalidad que este año se implementó por primera vez en el certamen. El experto Omar Chamorro, el conductor de Modo Selfie, Agustín Neglia, y la periodista especializada en gastronomía y bebidas Natalia Torres fueron los encargados de evaluar a los finalistas en el primer challenge, en el cual los bartenders debieron llevar un cóctel ready to drink de Tanqueray. Para los siguientes desafíos, la tarea estuvo encomendada a Adriano Marcellino, bartender multipremiado, propietario de BrukBar y uno de los hombres que más sabe de whisky en la Argentina, Luis Morandi, restauranteur y propietario de Gran Bar Danzon y BASA, y Marina Beltrame, Sommelier y directora de EAS. ¿Las premisas a cumplir? La inicial, un desafío que puso a prueba la capacidad de improvisación de los bartenders: maridar un bar snack con un cocktail que debieron preparar con ingredientes sorpresa. La segunda, Texturize, donde los finalistas realizaron un twist de un cocktail clásico con Johnnie Walker Black Label, cambiando la textura del mismo para crear una nueva experiencia.

Finalmente, el speed round, un challenge que requirió nervios de acero ya que hubo que preparar 8 cócteles en 8 minutos, sin dejar de brindar un servicio e interacción con los presentes, como si se tratara de una barra de bar de calidad global.
“Lo que los 8 finalistas demostraron es que la coctelería argentina tiene muchísimo para dar y evoluciona año tras año. Tenemos bartenders con un talento y creatividad fuera de serie. Fue una decisión difícil para el jurado. Fran sacó a relucir lo que mejor sabe hacer mostrando creatividad, consistencia y capacidad de adaptación”, comentó Santiago Michelis, Regional Brand Ambassador de Diageo. Por su parte el ganador manifestó su orgullo: “Es muy satisfactorio haber ganado después de tanto tiempo de laburo y preparación. Estoy muy contento por el apoyo y cariño que me llega desde afuera. A la competencia realmente la disfruté mucho, me sentí muy bien y confiado en todas las etapas a medida que iba cumpliendo con cada presentación. La jornada de ayer sin dudas dejó en evidencia el nivel y el potencial de la coctelería en Argentina de la mano de todos los competidores”. Ahora Madrid, que se suma a Londres, Atenas, Nueva Delhi, Río de Janeiro, un crucero por el Mediterráneo, Sudáfrica, México y Berlín como nueva sede de una final, lo espera con un una edición que se realizará en un formato híbrido, adaptándose al contexto actual y contemplando tanto participación presencial como remota, vía videoconferencia.
Teniendo en cuenta que desde el inicio de World Class más de 250 mil bartenders de todo el mundo han formado parte de esta iniciativa y que el número de países participantes entre el 2009 y 2017 ha pasado de 18 a más de 60, la conclusión es simple: el mundo de la coctelería tendrá sus ojos puestos en Fran.