Como parte del compromiso de la marca por apoyar tecnologías sostenibles que protejan la naturaleza Corona desarrolla nuevo packaging sustentable elaborado con cebada.


La nueva tecnología, que conllevó un período de 3 años de desarrollo, reutiliza el tallo de cebada excedente y la transforma, a través de un proceso circular, en material de empaque para el six pack de la cerveza. Como resultado, elimina la necesidad de utilizar materia prima virgen, utiliza un 90% menos de agua*, menos energía y se comporta como el papel normal cuando se recicla.

Corona lanza una edición limitada de 10.000 unidades para su contenedor de 6 botellas bajo el concepto “Cero Desecho”, como parte de su compromiso con el cuidado de la naturaleza para en un futuro poder incorporarlo dentro de la línea regular de la marca. La nueva tecnología permite aprovechar el excedente del tallo de la cebada para crear una solución de empaque de papel verdaderamente sostenible.

Esta tecnología innovadora reinventa la forma de utilizar la cebada, brindando un nuevo uso al ingrediente esencial de la cerveza, redefinido como una solución de envasado sostenible.

La semilla de cebada seguirá produciendo la cerveza que los consumidores conocen y aman. Pero el tallo de cebada, un subproducto sobrante de las cosechas de los productores agropecuarios, ahora se incorporará a un proceso de despulpado único diseñado para manejar su relativa fragilidad.

Combinado con fibras de madera 100% recicladas, este proceso crea un cartón aplicado al nuevo empaque que es tan fuerte y duradero como un el contenedor six-pack tradicional.

Felipe Ambra, vicepresidente para Corona global, manifestó que “Corona es una marca nacida en la playa. Estamos profundamente conectados con la naturaleza y valoramos todo lo que ella tiene para ofrecernos, por lo que queremos seguir haciendo nuestro aporte para preservarla.”

¨Comenzando con nuestro propio empaque, evaluamos dónde podíamos hacer cambios dentro de nuestra producción y cadenas de valor para marcar una diferencia real. Estamos orgullosos de anunciar este primer paso para reinventar el futuro de los envases en nuestra industria”, finalizó.

En Argentina, el nuevo Six Pack en edición limitada estará disponible a partir de Abril.

Una nueva era para los envases. Por Mariela Mociulsky, CEO de Trendsity

En sintonía con lo que pasa en el mundo, un alto porcentaje de los residuos locales son envases plásticos, que constituyen algunos de los materiales más contaminantes para el medio ambiente: de las 14 millones de toneladas de basura que se producen al año, el 14% corresponde a envases descartables (de los cuales se recicla sólo un 30%).

En Argentina, abrió hace unos meses en Belgrano Cero Market, el “supermercado sin envases”, el primero de su tipo en nuestro país y que promete hacer realidad la idea de muchos consumidores de compra “a granel”. Está prevista la apertura de nuevas franquicias para este año en diferentes barrios de CABA.
Nuestro país de esta manera parece comenzar lentamente a ponerse a tono con la tendencia mundial que incluye grandes empresas como Unilever, que prometen que para el 2025 sus envases de plástico van a ser reutilizables, reciclables y compostables, utilizando al menos un 25% de plástico reciclado en sus envases. En sintonía, Nestlé tiene en el horizonte que el 100% de sus envases sean reciclables o reutilizables para 2025 mientras que Coca-Cola European Partners (CCEP) ha revelado que todas las botellas de plástico de todas sus marcas principales fabricadas en Gran Bretaña ahora están hechas con un 50% de plástico reciclado (rPET) y Bimbo lanzó un programa de reciclaje para sus bolsas de plástico.
En Argentina por ejemplo ya no se usan más sorbetes, las empresas como Starbacks y Mc Donalds están desarrollando nuevos vasos para que se pueda tomar sin sorbetes.
Es evidente que nos encontramos frente un cambio de era, cuando vemos en ejemplos más concretos las tazas reusables de Mc Donalds o la opción de comprar gin artesanal el bolsas recargables, o el muy creativo proyecto de Samsung donde las cajas de sus tv se convierten en cajas para disfrute de los gatos del hogar. También el muy interesante proyecto de la compañía TerraCycle en asociación con  algunas de las mayores compañías de productos de consumo del mundo presentó un sistema global de compra y modelo de reutilización, llamado Loop, que servirá para comprar productos por la web con packaging reutilizable que luego de usar la compañía pasará a buscar, limpiará, rellenara y volverá a llevar al consumidor.
Desde ya, más allá del material, el ciclo de vida de los productos es una deuda pendiente para la Argentina que debería sintonizar con las nuevas concepciones de la economía circular y las empresas de triple impacto. La sanción de una Ley de Envases que establece responsabilidades y sanciones económicas para quienes contaminan podría ser un mecanismo que impulse aún más la innovación de las empresas en este sentido y activar mecanismos para recuperarlos, seleccionarlos y facilitar que la industria recicladora transforme ese material en una nueva materia prima para la elaboración de otros productos.

Por otro lado, otro ejemplo que vale la pena mencionar es el Compromiso de Coca Cola a nivel corporativo en el marco del Programa “Un Mundo sin residuos” donde se propone: Envases 100% reciclables para el año 2025, y con 50% de contenido reciclado para el 2030; y además, -también para el 2030- recolectar y reciclar el equivalente al 100% de los envases vendidos