Por primera vez en su historia, la Copa del Mundo se disputará en Medio Oriente, una zona sin tanta tradición futbolera pero repleta de riquezas, avances tecnológicos y estadios ultramodernos.


El 2 de diciembre de 2010, la FIFA eligió a Catar como sede del Mundial 2022 en una votación cuanto menos polémica que hoy está siendo investigada por la Justicia de los Estados Unidos. Hasta ese momento, nunca antes en la historia el Comité Ejecutivo había designado con doce años de anticipación al país anfitrión de la Copa del Mundo. Aquella decisión desembocó en un escándalo que terminó con la carrera de varios dirigentes, acusados de recibir sobornos vinculados con sus votos. Pero nada cambió demasiado y desde entonces Medio Oriente se prepara para recibir por primera vez a la competencia más importante del fútbol.

Lo llamativo del asunto tiene que ver con la nula tradición futbolera del país. En Catar, por ejemplo, la venta de alcohol sólo está permitida en hoteles donde hay turistas. Para el Mundial, según anunció el secretario general de Catar 2022, Hassan al Zawadi, está prevista la instalación de locales especiales para su venta, aunque todavía no saben qué harán en los estadios: la FIFA presiona porque Budweiser es uno de sus principales sponsors y ya determinó que la Copa se jugará con público. “El Mundial de Catar 2022 se disputará con estadios llenos. El coronavirus será derrotado o habremos aprendido a vivir con él”, anunció el mes pasado su presidente, Gianni Infantino.

En Catar todo será nuevo. Incluso, será la primera vez que este megaevento se realice en el otoño del hemisferio norte. La pelota comenzará a rodar el 21 de noviembre y concluirá el 18 de diciembre (será uno de los Mundiales más cortos de la historia, con sólo 28 días de torneo). ¿Las razones? Las condiciones climáticas del país: en junio y julio las temperaturas alcanzan los 50 grados, algo que impediría soportar una competencia de fútbol tan masiva.

Pero las autoridades árabes saben que el Mundial será otra manera de mostrarse al mundo (invirtieron nada menos que 6.500 millones de dólares para recibir a las 32 selecciones clasificadas) y por eso la infraestructura crece con rapidez alrededor de Doha, la capital. Ya se construyeron nuevas líneas de metro, rutas y campos de entrenamiento; se amplió el aeropuerto, y de ocho estadios en total, tres ya se inauguraron y están funcionando (Internacional Jalifa, Al Janoub y Ciudad de la Educación). Todos estarán a una distancia máxima entre sí de 55 kilómetros y a una mínima de cinco, por lo que los hinchas podrán, por primera vez, ir a más de un partido por día.

La última novedad tiene que ver con el lanzamiento de tickets exclusivos, que además de entradas para los partidos incluyen servicios y ofertas adicionales en alojamientos y viajes. Estos “paquetes de hospitalidad” sólo se pueden adquirir en la página web de la FIFA con un sistema parecido al del Fan ID que se usó en Rusia 2018. Con las entradas en el celular, se podrá entrar en el estadio.

La pregunta del millón es cuánto cuestan estos paquetes. El más “económico”, que ofrece una entrada de partido único, cena estilo callejero, servicio pre y pospartido, estacionamiento y un souvenir, tiene un valor de 950 dólares. Pero los montos se encarecen cuando se elige la opción de ronda final, categoría en la que se encuentran los boletos para el duelo del tercer puesto, las semifinales y la final (los precios van desde los 6.700 hasta los 34.300 dólares). Recién más adelante saldrán a la venta opciones más accesibles.

Todo avanza a un ritmo perfecto y el mes que viene se hará el sorteo final de la fase de grupos. Los argentinos que quieran viajar no necesitarán visa para entrar a Catar. Sólo paciencia para volar 20 horas. Eso sí: con barbijo y varios dólares en el bolsillo.

La última novedad tiene que ver con el lanzamiento de tickets exclusivos, que además de entradas para los partidos incluyen servicios y ofertas adicionales en alojamientos y viajes.

Cómo serán los estadios

Estadio Internacional Jalifa

Capacidad: 40.000

Fue el primero en inaugurar su cancha. Su principal característica es la instalación de aire acondicionado, algo que lo prepara para aislar las altas temperaturas del exterior. Está previsto que albergue el partido por el tercer puesto.

Estadio Al Thumama

Capacidad: 40.000

Inspirado en el gahfiya, un tocado tradicional usado por hombres en muchos países árabes, el estadio de forma circular honrará al primer Mundial celebrado en Medio Oriente. Es el primero en la historia diseñado por un arquitecto catarí.

Estadio Icónico de Lusail

Capacidad: 80.000

En este estadio se jugarán el partido inaugural y la final de la Copa. Con su capacidad para 80 mil personas, tendrá un techo cubierto de paneles solares para abastecerse de su propia energía.

Estadio Ciudad de la Educación

Capacidad: 40.000

Situado en el corazón de la Qatar Foundation, un dinámico centro de educación, ciencia e innovación, este estadio ultramoderno con forma de diamante simboliza un destello en medio del desierto. Posteriormente, se convertirá en la sede de la Selección femenina de Catar.

Estadio Ras Abu Aboud

Capacidad: 40.000

Será el primer estadio desmontable del mundo. Estará hecho con contenedores y luego se desarmará para donar sus partes a países subdesarrollados. Su construcción, además, será sustentable: requerirá menor cantidad de materiales, por lo que generará menos residuos.

Estadio Al Bayt

Capacidad: 60.000

Diseñado para representar la hospitalidad árabe, el recinto albergará nueve partidos, incluida una semifinal. ¿La novedad? Estará protegido por una cubierta retráctil.

Estadio Al Janoub

Capacidad: 40.000

El diseño está inspirado en las velas del dhow, una embarcación tradicional árabe, en honor al marinero de Al Wakrah. Su sistema de refrigeración y su cubierta retráctil permiten utilizar el estadio durante todo el año.

Estadio Al Rayyan

Capacidad: 40.000

Este estadio contará con un sistema de refrigeración y estará rodeado de varios servicios comerciales y hoteleros. La fachada exterior estará adornada con motivos representativos de Catar (desde su historia hasta su diversa vida salvaje).