5 CONSEJOS PARA UTILIZAR EL MONOPATÍN EN VERANO

El monopatín eléctrico es el medio de transporte ideal para moverte en esta época del año, pero ¿cómo hacerlo de forma segura evitando el golpe de calor?


MAX YOU, marca líder en micromovilidad sustentable, continuando con su compromiso por la seguridad vial y promoviendo buenas conductas y hábitos de conducción y manejo, comparte consejos clave para poder utilizar el monopatín eléctrico en esta época del año en que el sol, la humedad y altas temperaturas pueden complicar la conducción y afectar la integridad física. La deshidratación, pérdida de fuerza, mareos o insolaciones pueden ser causantes de un siniestro vial.

“Si bien en el verano los días son más largos e invitan a realizar más salidas y paseos en monopatines, no hay que dejar de tener en cuenta ciertos aspectos y cuidados para evitar siniestros en la vía pública. Su uso responsable y seguro es un compromiso asumido de parte de nuestra empresa, por eso bregamos para que se cumplan con todas las normas y consejos viales”, asegura Martín Maestrojuan, director comercial de MAX YOU.

Para usar el monopatín en verano es importante tener en cuenta:

1-Los horarios

Evitar salir durante las horas en las que el sol es más fuerte (entre las 10 y 16 horas). Lo mejor es salir a primera hora de la mañana o después de las 17 horas. Si es necesario salir en horarios de sol fuerte, buscar tiempos para descansar a la sombra y estar siempre hidratado.

2-Ropa adecuada

Para una mejor visualización vial se recomienda utilizar ropa de color fuerte o reflectiva. Procurar que sea cómoda y liviana para evitar transpiración y ahogamiento.

3-Hidratación y protector solar

Llevar una mochila de viaje, liviana y con elementos útiles como una botella de agua fresca, toalla y protector solar para mantenerse hidratado y fresco y así, evitar descompensaciones.

4-Lentes de sol

La vista necesita estar protegida debido a la exposición prolongada de los rayos UV o por si algo impacta en los ojos, ya sea un insecto, una partícula de tierra o hasta una pequeña piedra. El uso de anteojos evita estas acciones y permite mayor contraste y aumenta la visión de obstáculos o irregularidades. Protegen y brindan más comodidad al andar.

5-Protegerlo del sol

Cuando no se usa el monopatín, procurar estacionarlo o guardarlo a la sombra para evitar que se caliente y así generar posibles quemaduras.

Es importante recordar que para conducir un monopatín eléctrico hay que ser mayor de 16 años, utilizar casco y no llevar acompañantes. Además, circular a no más de 30 km/h por calles, avenidas y zonas del entramado urbano autorizadas y no por veredas, zonas exclusivas para peatones, rutas, autopistas o semiautopistas. El monopatín debe contar con un sistema de freno adecuado, bocina e iluminación delantera y trasera.

Artículos Relacionados

Por El Planeta Urbano
Performances, teatro, música y gastronomía, en la segunda edición del festival artístico más innovador e interactivo. Seis días para experimentar y compartir lo mejor de la escena emergente, bajo la curaduría de Maricel Álvarez y Emilio García Wehbi.
Por Mariano Casas Di Nardo
A un año de su muerte, revisitamos en fotos la esencia del gran ídolo del desequilibrio y pasión de multitudes: romance, épica y polémicas, en iguales dosis hipnóticas.
Por El Planeta Urbano
Reflejados en un puñado de instantáneas, algunos momentos de la compleja, azarosa y apasionante vida de Diego.
Por Carolina Barbosa
Las escapadas a lugares naturales en estado puro son cada vez más frecuentes. A sólo 150 kilómetros de Capital Federal, encontramos un edén declarado por la Unesco como Reserva Mundial de Biósfera.
Por Guido Piotrkowski
Malena Blanco y Federico Callegari son los ideólogos de esta iniciativa que busca generar conciencia de lo que se esconde detrás de cada plato de comida.
Por El Planeta Urbano
La creadora de Fundación Bellamente habla de su colaboración con adidas y del propósito de su organización: inspirar que la próxima generación crezca libre de mandatos sociales.
Por El Planeta Urbano
Tras la muerte de su hijo más pequeño, Agustina Micheo encontró en el crochet una actividad sanadora y le dio vida a “Enlazando”, un proyecto de mujeres tejedoras con fines solidarios.