Sabemos que el 2020 ha sido un año inédito en nuestra historia contemporánea. La crisis que la sociedad está pasando estos últimos meses debido a la pandemia, está llevando a la depresión, inseguridad en las calles, diversos problemas cotidianos que tienden al incremento de medicamentos para el insomnio o para paliar las enfermedades causadas por la ansiedad y el miedo.


No obstante, todos los fin de año, además de ser concluyentes, siempre han resultado ser instancias esperanzadoras en los calendarios de los seres humanos: comienzo de nuevas planificaciones, enmiendas de errores, desafíos a mejorar. Y en este 2020 este nuevo despertar conforma necesidad imperante de cambio. Por este motivo, aprovechando las semanas vísperas al 2021, los expertos recomiendan meditar como forma de reducir los malos hábitos generados por el encierro y la desidia de la pandemia durante 2020 y aliviar el cuerpo y el alma para la llegada del 2021.

Beatriz Goyoaga, instructora de meditación de El Arte de Vivir, manifiesta que “La humanidad está atravesando problemas que se podrían aliviar y  reducir  si aplicáramos técnicas de inteligencia emocional que liberan las tensiones a nivel del hipotálamo y el sistema vagal. El sistema nervioso y la parte del cerebro que controlan nuestra vida. Estas técnicas están disponibles sin efectos secundarios para todo el que desee mejorar la vida y la de los que le rodean. La meditación, la respiración y la dieta sana junto al ejercicio físico son requisitos fundamentales para mantener una mente serena, clara, enfocada e inteligente. La meditación antes era un lujo ahora es una necesidad.”

El costo del miedo y la ansiedad causada por la incertidumbre a nivel físico es inmensa, ya que el cuerpo siempre “pasa factura”. El consumo de psicofármacos aumentó en siete años un 70%. Según el Sindicato Argentino de Farmacéuticos, este año alcanzaría más 132 millones de unidades vendidas. Las estadísticas mundiales dicen que cada minuto mueren en el mundo siete personas por estrés y sus enfermedades derivadas, y la ONU anunció recientemente que cada 45 segundos se suicida un ser humano.

“El abuso de psicofármacos, por otro lado, lleva a alteración y acostumbramiento a manejarse con agentes externos y le quita la posibilidad al organismo de generar sus propias defensas. Por un tiempo pareciera que el desborde de emociones se alivianase pero los patrones vuelven a repetirse” dice el Dr. Claudio Lorusso, meditador y jefe de mastología en el Hospital Italiano. Además sotiene que “es necesario tomar conciencia de esto y empezar a aplicar  la meditación que tiene 0 efectos secundarios y grandes beneficios a nivel físico y mental”.

“Al igual que en épocas de invierno nos protegemos con mayor consumo de Vitamina C, en estos momentos de pandemia hay que cuidarse mucho más.  Con 15 minutos diarios de meditación acompañada de respiración hacen que uno se enfrente a la crisis que le toque atravesar sin crear una crisis mayor”, subraya Goyoaga.

“Las alternativas para meditar son varias y uno puede elegir la que desee pero ya no hay tiempo para perder. Nos hemos concentrado en evitar contagios y hemos descuidado el recipiente: el cuerpo humano y la mente ahora se encuentran en estado de crisis.  Es hora de  trabajar con herramientas para limpiar la mente como la meditación y técnicas de respiración que eliminan la ansiedad y los miedos permitiendo un buen descanso”, expresa Goyoaga, que cuenta con más de  20 años de experiencia en la meditación. “Debemos cambiar la medicación por meditación”, culmina de forma inclaudicable.

A su vez, la meditación masiva aporta más poder vibracional a la meditación. Los meditadores emiten iones positivos y fotones que se esparcen por el ambiente ayudando no sólo al meditador sino también a los que le rodean. Hace unos días se realizó por streaming la meditación más grande registrada en la historia a través del evento “El Planeta Medita”, donde dos millones de personas se conectaron para elevar la energía del planeta desde 124 países a través de la guía del referente espiritual Sri Sri Ravi Shankar y diferentes referentes espirituales como Deva Premal y Krishna Das.

Nos hemos convertido en maquinitas de producir cortisol, la hormona del estrés. Nos acostamos preocupados y nos levantamos preocupados destruyendo nuestra propia salud. Bajo este concepto, la meditación, sobre todo a esta altura del año, resulta la mejor opción a la hora de desentrañarnos del 2020 para abrir paso a un nueva etapa con la llegada del 2021.

¿CUÁLES SON LOS BENEFICIOS DE LA MEDITACIÓN?

La meditación afecta en forma positiva la salud, elimina el estrés y logra aquietar la mente. A su vez, proporciona un descanso profundo y llena de energía el organismo. Está comprobado científicamente que 20 minutos de meditación equivalen a tres horas de sueño.

Esta práctica expande sus beneficios en el entorno gracias a las vibraciones específicas que genera. Es por eso que una persona que medita habitualmente puede lograr bienestar para sí misma y los demás.

Además:

Eleva el sistema inmunitario.

Mejora la calidad del sueño.

Regula el apetito alterado por la ansiedad.

Elimina tensiones y ansiedad que bajan las defensas

Produce endorfinas positivas

Incrementa la creatividad alterada por el stress

Emites iones y fotones que se esparcen por el ambiente