BAIRES BAIRES lanzó su colección «Fragmentos de Buenos Aires»: se trata de un proyecto colaborativo junto a Tincho Hernández (@buenosaires.ar), que en esta primera serie tiene como protagonistas a seis cúpulas de Buenos Aires: la del Palacio Barolo, la de la Iglesia Ortodoxa Rusa de la Santísima Trinidad, la del Congreso de la Nación, la del Hotel Chile, la del Palacio Bencich y la de la Torre Monumental. La selección surgió de la votación «La cúpula de Buenos Aires» hecha por Tincho, de la que participaron los seguidores de su cuenta de Instagram.


La serie está compuesta por seis piezas de 25,5 cm x 12,5 cm, impresas en papel especial de 270 gramos. Vienen presentadas en un sobre manila hecho artesanalmente y a medida para la ocasión, con una tarjeta de presentación de la colección. El costo del pack es de $1800 y se vende exclusivamente a través de la tienda online de BAIRES BAIRES: https://bairesbaires.tiendanube.com/productos/serie-6-cupulas-coleccion-fragmentos-de-buenos-aires/

Debajo, una reseña de cada una de las cúpulas:

1. Palacio Barolo
Año: 1923
Arquitecto: Mario Palanti  
Estilo: ecléctico con rasgos góticos e hindúes
Ubicación: Av. de Mayo 1370, Montserrat

Construido a pedido del empresario Luigi Barolo, su estructura arquitectónica sigue los pasos de La Divina Comedia, creando analogías con el Infierno, el Purgatorio y el Paraíso de Dante. Hasta la llegada del Kavanagh en 1935, fue el edificio más alto de Sudamérica: tiene casi 100 metros de altura. Su vistosa cúpula culmina en un faro, originalmente pensado para ser visualizado desde la costa uruguaya. Palanti construyó un edificio similar en Montevideo, el Palacio Salvo, cuya cúpula luminosa cumple la misma función que la del Barolo: servir como faro de bienvenida a la ciudad. En 1997 fue declarado Monumento Histórico Nacional.

2. Iglesia Ortodoxa Rusa de la Santísima Trinidad
Año: 1904
Arquitecto: Alejandro Christophersen
Estilo: neobizantino, moscovita del siglo XVII
Ubicación: Av. Brasil 315, San Telmo

Se trata de la primera iglesia ortodoxa construida en Argentina. El proyecto fue iniciado por Mihail Preobrazensky -arquitecto del Santo Sínodo de Rusia- y desarrollado por Christophersen. Un eje vertical organiza la distribución de las cinco cúpulas celestes: la más grande, ubicada en el centro, y cuatro más pequeñas ubicadas alrededor. Las estrellas doradas que las ornamentan, rinden culto a edificios bizantinos como la Catedral de San Basilio en Moscú. De acuerdo a la tradición rusa, las cinco cúpulas terminan con una cruz orientada al Este.

3. Congreso de la Nación
Año: 1907
Arquitecto: Víctor Meano 
Ubicación: Av. Entre Ríos entre Rivadavia e Hipólito Yrigoyen, Balvanera 
Estilo: academicismo de fines del siglo XIX

En 1895, el concurso internacional para la construcción del Congreso fue ganado por Víctor Meano, cuyo proyecto conjugaba las tradiciones del academicismo, el eclecticismo y el clasicismo. La cúpula de bronce, ubicada a 80 metros sobre el nivel del suelo, consolida las notables dimensiones arquitectónicas del edificio: puede ser vista desde distintas ubicaciones de la ciudad.  Posee una estructura reticulada de hierro revestida en cobre, de cuyo interior cuelga la araña de 2054 kilos del Salón Azul. El particular color verde de la cúpula es resultado de los efectos de la intemperie, la humedad y el paso del tiempo. En 1993 fue declarado Monumento Histórico y Artístico Nacional.

4. Hotel Chile
Año: 1907
Ubicación: Av. De Mayo 1295, Montserrat
Arquitecto: Louis Dubois
Estilo: art noveau con reminiscencias bizantinas y orientales

Por su diseño e identidad, es una cúpula única en la ciudad. En 1988, la pieza original de madera quedó destruida debido a un incendio provocado por un huésped. Su reconstrucción, 30 años después, fue posible gracias a la documentación fotográfica de la original, ya que no existían los planos de obra. El modelado fue realizado en 3D y resultó en una cúpula de seis toneladas. Fue confeccionada con una estructura de perfiles metálicos, revestida con madera y cubierta con placas de zinc.

5. Palacio Bencich
Año: 1928
Ubicación: Roque Sáenz Peña 616, San Nicolás
Arquitecto: Eduardo Le Monnier  
Estilo: ecléctico con rasgos de art deco, academicismo

El Palacio que lleva el apellido de los hermanos constructores Massimiliano y Miguel, completa la esquina de las cinco cúpulas entre Av. Diagonal Norte y Florida, quebrando la trama urbana y articulando un espacio inédito en la ciudad. Caracterizada por la altura uniforme y la tipología arquitectónica, se trata de una intervención similar a la proyectada por Haussmann en París. El  Bencich culmina con dos cúpulas de cinco pisos que resaltan la perspectiva de la diagonal y otorgan al edificio su inconfundible identidad.

6. Torre Monumental 
Año: 1916
Ubicación: Sir Ambrose M. Poynter  
Arquitecto: Av. Dr. José María Ramos Mejía 1315, Retiro
Estilo: neorenacentista, palladiano

Construida por residentes británicos e inaugurada para conmemorar el centenario de la Revolución de Mayo, es una de las torres más vistosas de la ciudad: su ladrillo rojo a la vista, la piedra labrada y sus relojes de Gillett & Johnston, configuran una postal clásica de Retiro. Cuatro de sus cinco campanas conforman un carrillón, suenan cada 15 minutos y pesan tres toneladas. Sobre la cúpula, una veleta con forma de fragata isabelina de tres mástiles representa el cruce de los océanos. La torre mide 60 metros y tiene ocho pisos.