Bárbara Lombardo • Renovado esplendor

La actriz argentina aprovecha la cuarentena californiana como tiempo de siembra personal, mientras aguarda el estreno de la ópera prima de Clara Cullen, Manuela, y la vuelta a los sets de filmación.


En diciembre del año pasado, Bárbara Lombardo viajó a Los Ángeles para protagonizar la ópera prima de la directora Clara Cullen, que actualmente está en posproducción. Después de un rodaje enriquecedor, se fue a México por unos compromisos laborales y ahí la encontró la pandemia. “Estaba en ese país y empecé a sentir el clima de nervios. En Madrid y Barcelona, mis amigos la estaban pasando pésimo. En Nueva York, la pandemia también comenzaba a sentirse heavy y me empecé a asustar: o me iba a los Estados Unidos o a Buenos Aires. Decidí venir a Los Ángeles, porque acá también tengo un hogar con Ricardo, mi compañero desde hace seis años”,dice Lombardo.

"Estoy aprovechando el tiempo para informarme y educarme en cosas que hace tiempo tenía ganas de recordar o entender. Es un momento único, muy bisagra, así que lo llevo lo mejor que puedo."

–¿Cuáles eran tus planes laborales antes de esta situación y cómo te influyó quedarte varada en Los Ángeles?

–En abril llegaba a Buenos Aires y empezaba a ensayar la obra de teatro Perfectos desconocidos, para estrenar en calle Corrientes y luego hacer gira, me divertía muchísimo la idea. Obviamente, se canceló. Estar varado lo sufrió muchísima gente, pero, afortunadamente, no es mi caso. Yo tuve que decidir entre dos opciones buenas. Ahora, con el tiempo, creo que fue lo mejor estar acá, porque la cuarentena en California, por el diagrama de la ciudad y en términos generales, fue menos alienante. Justo empezó el verano y eso ayudó muchísimo. Con distancia social, la gente tuvo la posibilidad de estar en las plazas y en las playas. También estaban permitidas las reuniones de hasta diez personas, por más que yo en lo personal no me reuní con nadie durante mucho tiempo. Sólo pido que llegue el verano en la Argentina, porque sé que alivia y hace que uno pueda estar un poco más al aire libre, sin tanto riesgo de contagio.

Estás en pareja hace mucho tiempo, pero viajan permanentemente. ¿Cómo están llevando esta nueva etapa de la convivencia?

–La estamos llevando bien. Obviamente, tuvimos días y días, como cualquiera, pero no me puedo quejar, de hecho, creo que nos hizo muy bien poder atravesar esta experiencia juntos, está siendo muy bonito para valorarnos aún más. Yo puedo lidiar perfectamente con la soledad, no soy una persona a la que le cueste eso, pero quizás hubiera sido duro pasar tantos meses sola en mi casa en Buenos Aires. No sé qué hubiese hecho, probablemente mucho orden y mucha limpieza (risas).

–¿Estuviste desarrollando otros intereses, aparte de la actuación, en esta cuarentena?

–Sí, ya hace muchos años que estudio astrología, pero en este tiempo me dediqué a profundizar tomando clases particulares con Elisa Garrone. También compré unos cursos online que hablan mucho de “astrología mundana”, que está relacionada con los procesos históricos, y a mí eso me fascina. Vengo de una familia de docentes y hay algo de los acontecimientos de la historia que siempre me atrajeron. También estoy escribiendo una ficción basada en hechos reales, no sé en qué va a devenir, por ahora estoy recibiendo feedback de gente que respeto. Estoy aprendiendo mucho y creo que es algo que voy a seguir desarrollando porque me gusta estar de ese lado también. Y, por último, volví al yoga con mi profesora de siempre, así que estoy haciendo clases por Zoom, increíble.

"Puedo lidiar perfectamente con la soledad, no soy una persona a la que le cueste eso, pero quizás hubiera sido duro pasar tantos meses sola en mi casa en Buenos Aires."

¿Cómo estás viviendo esta situación del coronavirus a nivel planetario y los cambios de paradigma a partir de eso?

–Por momentos bien y por otros nerviosa y angustiada, pero ya hace un tiempo que estoy enfocada en proyectos míos, en reflexionar y en pensar opciones, si es que se puede pensar a futuro en estas circunstancias. Estoy aprovechando el tiempo para informarme y educarme en cosas que hace tiempo tenía ganas de recordar o entender. Es un momento único, muy bisagra, así que lo llevo lo mejor que puedo. Estoy muy agradecida de que mis seres amados están bien y preocupada por nuestro país, nuestro futuro y, al mismo tiempo, esperanzada de que esto sea también un llamado de atención para que nos despertemos aún más y que realmente revisemos los hábitos de consumo que tenemos y las consecuencias que traen, como, por ejemplo, la situación puntual de que claramente animales hacinados y maltratados, traen virus. No podemos seguir así, tenemos que empezar a ocuparnos de hacer cosas... no quiero decir sustentables, porque es un poco trillado, pero sí con un básico de sentido común. ¿Qué estamos haciendo? Creo que entre todos tenemos que transformar esto, hacernos responsables y ver la oportunidad de crecimiento que conlleva.

–¿Extrañás estar en la Argentina?

Sí, la verdad es que extraño mucho, tengo ganas de volver pronto allá. Y también estoy con muchas ganas de estar en el set, amo eso. Espero que no sea difícil filmar con tantas cuestiones de seguridad y de cuidado, pero creo que ya es hora de que se reactiven los rodajes. En México, en España y acá, en Los Ángeles, ya se está filmando un montón. Creo que es momento de salir a trabajar porque ya estuvimos mucho tiempo sin actividad.

Artículos Relacionados>

Por Leonardo Martinelli

Después de competir por el Oscar con "Relatos salvajes", fue descubierto por Pedro Almodóvar y su proyección internacional creció a niveles desorbitantes. Sin embargo, siente que la Argentina es su lugar en el mundo y, también, la tierra de sus sueños: “Me encantaría trabajar con Lucrecia Martel”, revela.

Por Gimena Bugallo

Fue una de las primeras DJ mujeres en el género urbano, creó junto al rapero y productor Dano Ziontifik las fiestas La Embajada Club y trabajó como vestuarista de Trueno y Nicki Nicole. Su particular forma de conectar con la música la llevó a tener un estilo que la destaca por su peculiar selección de temas y confiesa que, este año, planea volver a construir su propio imperio.

Por Joel Vargas

Afianzado en una identidad que rehúye de las etiquetas, el cuarteto prepara la salida de su nuevo trabajo. “Hay que agarrar la guitarra y hacer las canciones que te salgan”, dice Justo Fernández Madero, voz cantante de esta banda que es parte de la usina creativa del Saldías Polo Cultural y acaba de cumplir diez años.

Por Karina Noriega

La conductora de "La tarde del Nueve" y "El Planeta Urbano" en IP revisita el complejo mundo del modelaje en el que dio sus primeros pasos por necesidad, repasa las heridas que la fortalecieron y cuenta cómo, al criar a sus hijos, sublima su dura infancia: “Son un reflejo de mi historia y por eso no repetí”.

Por Daniel Bajarlía
Nació con el don del oído absoluto, desarrolló su propia técnica en la guitarra y encontró su esencia tocando en la calle. Sin embargo, a pesar de una vida dedicada a la música, se sube al escenario para probarse como actor y demostrar que para él no hay terrenos imposibles.
Por Leonardo Martinelli
Mientras aguarda por el regreso de Los Simuladores, el actor que formó parte de los más grandes éxitos del cine y la televisión se confiesa con El Planeta Urbano: la cultura cannábica, su pensamiento político, el rol de las plataformas de streaming y su debut como director.
Por El Planeta Urbano
El jurado destacó "el coraje y la agudeza clínica con la que descubre las raíces, los extrañamientos y las restricciones colectivas de la memoria personal".
Por José Santamarina
Aunque se retiró oficialmente del básquet profesional en 2018, el legado del bahiense continúa hasta el día de hoy. Tanto es así que acaba de ingresar al Salón de la Fama de la NBA, convirtiéndose en el primer argentino de la historia en recibir esta distinción.