El cruce entre un héroe nacional y un periodista atribulado, un podcast que pasó de los auriculares a la pantalla y un film argentino perteneciente al género fantástico. Trío variado para matizar la primavera pandémica.


Un buen día en el vecindario

Disponible en HBO Go y Cablevisión Flow

Fred Rogers fue un conductor de programas infantiles muy famoso en los Estados Unidos, con un ciclo que duró más de tres décadas en pantalla (aquí sus personajes pueden verse en la serie animada Daniel Tigre). En 1998, la revista Esquire le dedicó un extenso perfil como parte de un número dedicado a héroes de la vida real, y en esa pieza periodística está basado este film de Marielle Heller. Tom Hanks interpreta a Rogers, y Matthew Rhys, al reportero Lloyd Vogel (nombre ficticio para Tom Junod), un hombre ácido en la vida y en su trabajo que llega al momento de la entrevista con una fuerte carga emocional, vinculada con el reciente nacimiento de su hijo y varios desencuentros, en principio insalvables, con su padre. Entre ambos se traba una relación en donde Rogers tiende de modo sutil un puente entre su sabiduría y bondad y la turbación de Vogel, en búsqueda de un camino de salida en apariencia inhallable. Un film pequeño y encantador, potenciado por (otra vez) una gran actuación de Hanks.

Song Exploder

Disponible en Netflix

En 2004, el músico y compositor Hrishikesh Hirway creó el podcast Song Exploder, que a la fecha cuenta con más de 200 episodios. Su premisa es tan simple como irresistible: artistas o bandas de lo más variado deconstruyen una de sus canciones y cuentan cómo la hicieron. Éxito total en el mundo podcaster, ahora le tocó el turno, Netflix mediante, de pasar a la TV como serie documental. Los primeros cuatro episodios, de alrededor de media hora cada uno, están dedicados a “3 Hour Drive”, de Alicia Keys; la inoxidable “Losing My Religion”, de R.E.M.; “Wait for It”, de Lin-Manuel Miranda, y “L.A.”, de Ty Dolla $ign. Previsiblemente, el más atractivo (por conocimiento del grupo, por ser un hit planetario) es el dedicado al temazo de Michael Stipe y compañía, quienes se entregan a la fascinación de Hirway por conocer de primera mano la trastienda de una canción adorada. En ningún capítulo el anfitrión disimula su costado de compositor, pero jamás ocupa el centro de la escena. Eso se lo deja a la música.

Los que vuelven

Disponible en Cine.Ar Estrenos

En un año complicado para la actividad cinematográfica, la producción argentina muestra exponentes interesantes, como este film de Laura Casabé. El fantástico, el melodrama y el cine de corte político se mezclan en Los que vuelven para ofrecer una película inquietante, desbordante de climas, situaciones asfixiantes y no pocas escenas sangrientas. Una entidad mágica, La Iguazú, a quien se convoca en diferentes momentos del film, acecha pasado y presente de un terrateniente (Alberto Ajaka) y su familia –mujer, hijo, un hermano párroco, otro estanciero– en la Misiones de la década de 1920. Hombre duro, maneja su plantación de yerba con una mano de hierro de la que no están librados sus trabajadores. Pero la presencia de La Iguazú y su mundo selva adentro es más fuerte, y tras un primer episodio donde la maternidad es el tema dominante, empiezan a sucederse desapariciones, conductas extrañas y posesiones diabólicas. El último tercio del film le pertenece al terror, en su acepción más criolla y folklórica.