A partir de la pandemia, los recientes protocolos y medidas de higiene generaron un cambio fundamental en nuestras rutinas. Como respuesta, desde las compañías de diseño empezaron a surgir originales objetos para hacer de esta realidad y el cuidado de todos algo más “cool”.


Hemos asumido que la normalidad, tal cual la conocíamos, sufrió cierta transformación a la que debimos adaptarnos. Desde las compras, reuniones o clases, todo ha tenido que ser completamente renovado en función de la pandemia que afectó al mundo entero. Y así como la humanidad buscó la manera de adaptase a las nuevas reglas, con ellas también surgió la incorporación de nuevos protocolos para mitigar los efectos de los virus y baterías que yacen en el aire, con el fin de prevenir diagnósticos indeseados. Es así como, sumado a un sinfín de medidas de prevención y estrictos recaudos de higiene, nuevos objetos y elementos comenzaron a formar parte de la rutina de la población mundial.

Purificadores de aire, cabinas con tecnología ultravioleta, marcos de puertas con desinfectante o incluso roperos de diseño minimalista con ozono son algunos ejemplos de elementos de la era pospandemia que serán indispensables para el debido cuidado de los espacios donde vivimos. Un pequeño recorrido por algunas de las protagonistas techies que vienen pisando fuerte y, sin ninguna duda, llegaron para quedarse.

A todo vapor

Una firma coreana desarrolló un armario especial que inyecta vapor en la ropa durante 20 minutos, eliminando casi todo tipo de bacterias. Se trata de un sistema que extermina un alto porcentaje de los gérmenes que se impregnan en las prendas de uso diario, además de eliminar olores, sin recurrir a productos químicos. Mediante la aplicación de una temperatura superior a 100 °C, mata las bacterias e incluso alérgenos que provienen del pelaje de las mascotas, células muertas de la piel y moho.

Aire puro

El aporte nacional viene de la mano de Body Health y su Purity Ozono-UV, un equipo capaz de eliminar, a través del uso de la radiación ultravioleta y ozono, un 99,9 por ciento de los virus, bacterias y agentes patógenos que se pueden encontrar en el aire del hogar, oficina o ambiente de trabajo. Su diseño elegante y funcional se adapta a todos los escenarios y, a diferencia de otros desinfectantes de luz ultravioleta, trabaja a cámara cerrada, es decir que queda contenida y no presenta riesgos para las personas que se encuentren presentes a su alrededor, permitiendo su uso mientras todos continúan realizando sus actividades diarias. La desinfección por UV es muy eficaz en la inactivación de una gran diversidad de microorganismos y puede ser utilizada en cualquier espacio, ya que no presenta efectos adversos. De hecho, aumenta la concentración de oxígeno en el ambiente a través de un proceso natural. En este producto particular, la combinación de ambas tecnologías (ozono y UV) potencia la capacidad bactericida y bacteriostática. Un agente bactericida es capaz de matar las bacterias, y un agente bacteriostático impide su reproducción, por lo cual no proliferan los gérmenes en el ambiente. Además, neutraliza olores no deseados, oxigena los espacios a través de componentes naturales que no dañan la salud, disminuye la concentración de alérgenos (humo, polvo, polen) y es un equipo seguro, de fácil instalación, bajo consumo y que no requiere consumibles.

La caja mágica

Gracias a la tecnología oriental, los elementos de la casa, celular, billetes y otros objetos tienen cómo desinfectarse. Una compañía taiwanesa elaboró el primer desinfectante UV-C del mundo que es plegable y portátil. Una de las ventajas de este dispositivo es que permite una limpieza de 360 grados y esteriliza un 99,9 por ciento de las bacterias en sólo cuatro minutos. Su diseño cerrado evita el contacto de la luz ultravioleta con la piel o los ojos, lo que lo hace muy seguro y eficiente. Lo más interesante: es deco-friendly y se camufla de manera efectiva en cualquier escenario casero.

Jarrón desinfectante

Oblio es una estación de carga inalámbrica con una apariencia similar a un jarrón. Dicho artefacto sirve para cargar celulares con tecnología Qi, al tiempo que limpia el teléfono gracias a su tecnología led UV integrada. Al igual que en los casos anteriores, el uso de una luz ultravioleta (UV-C) antibacteriana elimina todo rastro de gérmenes presentes en las superficies de los equipos electrónicos. De diseño moderno, trendy y sofisticado, hace que pueda incorporarse, sin problemas, en la decoración de todo hogar o espacio de trabajo.