La creadora de la frima Grace Gaviglio nos cuenta todos los detalles de la tela más importante de esta temporada y nos revela consejos para cuidarla.


– ¿A qué se conoce como lino?

–El lino textil proviene de la fibra de la planta de lino, la cual se conoce como Flax. El trabajo que se requiere para transformar la planta en hilado de Lino es muy arduo. Últimamente es el elegido por ser un material ético en el proceso de su manufactura: casi no necesita agua para ser cultivado, su semilla no ha sido genéticamente modificada, no aloja organismos y casi no genera desperdicios.

–¿Por qué este género suele arrugarse tanto?

–La fibra del Lino, en comparación con el algodón, es mucho más fuerte, no posee elasticidad natural, sino una dureza que lo caracteriza. Esto provoca que el género se rompa en lugares donde está doblado y que se arrugue con facilidad. La arruga del Lino es demostración de su pureza. Los clientes más sofisticados respetan esta propiedad y por ello lo eligen; esta característica identifica su calidad premium, en comparación a otros que han sido mezclados con otras fibras como el algodón o el elastano.

–¿Existen formas de cuidarlo y mantenerlo? ¿Cuáles son?

–Preferentemente lavarlo a mano, no colocarlo en el  lavarropas, colgarlo y no doblarlo. En caso que estemos hablando de un blazer, sugerimos tintorería especializada.

–¿Por qué razón se opta más por este material en verano que en invierno?

–Una prenda hecha con ese material puede absorber hasta 20% de agua sin que, quien la vista, se sienta húmedo. Las prendas confeccionadas con este género son muy frescas: es higroscópico, es decir, absorbe bien el sudor sin adherirse al cuerpo y evapora el agua rápidamente, lo que hace sentir como una pieza fresca. Al tacto, el género se siente frío, por eso es ideal para el verano y altas temperaturas.

–¿Cuáles son las prendas en lino que no pueden faltar en ningún guardarropas?

–¡Todas! Camisas, pantalones, vestidos, blusas… ¡un buen blazer!