Con tan sólo 20 años, el cantante, compositor y productor estadounidense nacido en Nepal superó las 80 millones de reproducciones globales y más de 1.3 millones de videos generados por usuarios de Tik Tok.


Curtis Waters logró el éxito de su canción “Stunnin’” a través de una auto-gestionada campaña para promocionar su single a través de videos de la aplicación Tik Tok. Esto trajo consigo llamadas de varios sellos discográficos y fue así que en junio firmó un acuerdo de licencia con BMG, manteniendo el control del 100% de su música.  La canción en sí fue escrita en su garage, en base a un beat que le envió su amigo, Declan Hoy y con un feature de Harm Franklin. 

Se espera que su álbum debut, que será lanzado en octubre, “Pity Party” abra las puertas al amplio mundo de Curtis Waters. El álbum, fue escrito cuando el músico fue diagnosticado con trastorno bipolar y abarca tanto un espíritu despreocupado y divertido como un sentimiento de depresión y de incómoda honestidad, revelando así la versatilidad del artista.

«Mis canciones reflejan cómo me siento ese día«, señala Curtis. «Si escuchás el álbum, cada canción suena completamente diferente. Son géneros e ideas completamente diferentes. Escucho tanta música y absorbo distintas influencias, así que me considero producto de todo lo que me gusta. Me gustan mucho las cosas al azar y quiero llevarlo todo al universo de Curtis Waters«.

Foto crédito: BMG