Un fenómeno que viajó de Broadway al mundo, las nuevas correrías del dúo que se reparte entre el amor y el odio y el registro de una devoción popular combaten el tedio de la cuarentena.


Hamilton

Disponible en la web

Esta versión filmada de la exitosa obra que debutó en Broadway en 2015 es una verdadera trampa para quienes reniegan del “teatro cantado”. Es tal el trabajo visual llevado a cabo por el director Thomas Kail (responsable de la puesta original) que el musical producido, escrito e interpretado por Lin-Manuel Miranda, aun registrado en el escenario del Richard Rodgers Theatre como si fuese una función normal con espectadores (en realidad fue grabado en tres jornadas), es fascinante a los ojos de cualquier público. Miranda y su magnífico elenco cuentan la historia de Alexander Hamilton, uno de los padres fundadores de los Estados Unidos, en ritmo de hip-hop, R&B y pop, y las dos horas cuarenta que dura el espectáculo pasan volando entre actuaciones memorables, un mecanismo de relojería y su aliento de clásico moderno.

Killing Eve – Temporada 3

Disponible en Cablevisión Flow

Acaso más dispersa que sus predecesoras –ejemplos de cómo hacer avanzar un cuento sin distraerse de la fuerza centrífuga que ejercen sus protagonistas–, la tercera temporada de esta serie británica, de todos modos, continúa con coherencia la historia de gato y ratón entre la ex agente del MI6 Eve Polastri y la asesina a sueldo Villanelle. Las extraordinarias (y premiadas) Sandra Oh y Jodie Comer esta vez encuentran a sus criaturas descolocadas tras el final de la segunda temporada. Pero finalmente nada fue lo que pareció y hay reencuentro, mientras a su alrededor se despliegan intrigas, asesinatos, (des)lealtades, asuntos familiares irresueltos y otras delicias. Ellas, por supuesto, siguen abstraídas en su danza de amor/odio, irremediablemente signadas por un magnetismo simétrico y fatal.

Nasha Natasha

Disponible en Netflix a partir del 6 de agosto

La popularidad en Rusia de artistas argentinas tiene un par de ejemplos remotos (Lolita Torres, Mirtha Legrand), pero nada se compara al fenómeno que hace casi dos décadas protagoniza allí la uruguaya Natalia Oreiro. Esta película, que por fin llega al streaming, registra la gira de conciertos que la actriz y cantante realizó por el territorio ruso en 2014. Aviones, trenes y micros la depositan tanto en ciudades grandes y modernas como en modestos pueblitos, y la respuesta es la misma en todos lados: una devoción conmovedora. Dirigido por Martín Sastre, el documental, que tiene su costado biográfico (dan testimonio familiares, amigos y Ricardo Mollo, esposo de la estrella), hace centro en la dimensión humana de Oreiro y demuestra que tanto cariño está justificado no sólo por su carisma apabullante sino también por una entrega total hacia sus fans.