La historia de un grande, inquietantes cuentos de ciencia ficción y una celebración del humor y la música pop abrillantan la oferta más reciente de las plataformas VOD. Quedarse en casa tiene premio.


Be Water

Disponible en ESPN Play

La magnífica serie de documentales 30×30 esta vez aborda la breve vida de Bruce Lee, la máxima estrella de todos los tiempos del cine de artes marciales. Dirigido por el vietnamita Bao Nguyen y con participación del entorno del astro (su hija, su viuda, su hermano, amigos y compañeros, que aportan material de archivo y testimonios), el filme es una muy buena muestra de la perseverancia, el talento, el carisma y el sentido de la oportunidad de Lee. Nacido en San Francisco pero criado en Hong Kong, al regresar a los Estados Unidos con 18 años forjó una carrera –no sin obstáculos– que sería la base de su triunfo posterior, logrado tras filmar en China las cuatro películas que lo consagraron, además de su celebrado filme póstumo, Operación Dragón. Su temprana muerte, a los 33 años, creó un mito duradero hasta hoy. Una dimensión que esta película refleja con rigor y emoción.

Tales from the Loop

Disponible en Amazon Prime Video

A mediados de la década pasada, la imaginación del joven artista sueco Simon Stålenhag tomó forma en Tales from the Loop (Historias del bucle en su edición española), un artbook que no dejó indiferente a nadie. También escritor, Stålenhag plasmó la historia, en texto e ilustraciones, de la vida de un pueblo rural del interior de Suecia que se ve alterada por la construcción de parte del gobierno de un enorme acelerador de partículas. La manera de encarar la adaptación televisiva de parte del showrunner Nathaniel Halpern hace que se parezca mucho a la original: cuentos poéticos y minimalistas que reflejan la implicancia del experimento en el comportamiento de los habitantes del pueblo, en un escenario donde se mezclan simpleza bucólica, robots, máquinas y una realidad modificada por la tecnología y el misterio.

Eurovision Song Contest: The Story of Fire Saga

Disponible en Netflix

Puntos felices convergen en la nueva película de Will Ferrell: amor por los personajes y por la música y un sentido de la comedia que la emparenta con sus mejores filmes, aquellos que enlazan su humor desbocado e incómodo con una mirada inteligente del mundo. Aquí, el ex Saturday Night Live interpreta a Lars, un muchacho islandés cuyo sueño es ganar el Festival de la Canción Eurovisión. El kilómetro cero de ese deseo está en 1974, cuando siendo un niño vio a los suecos de ABBA triunfar en el certamen. Hoy es un adulto que comparte ese anhelo con su amiga Sigrit (una sorprendente Rachel McAdams), con quien tiene un dúo que finalmente llegará a competir en la contienda. El resultado es una historia de superación y amistad esmaltada de pop music (notables los temas de Savan Kotecha) y con Ferrell –guionista junto a Andrew Steele– en su mejor forma.