Don Julio Carnicería

El restaurante Nº 4 de Latinoamérica en los 50 Best (y el 34 en la versión mundial del mismo ranking) sufrió, como todos, el cierre provocado por la pandemia. Pablo Rivero, su propietario, reaccionó rápidamente y adoptó el formato carnicería. Una idea fructífera ya que la estrella de esta parrilla es su excelente materia prima. “Animales Hereford y Angus de alrededor de 500 kilos, todos con tres años de vida. Los cortes los maduramos en nuestra cámara durante el tiempo que necesita cada uno, con un máximo de diez días en algunos casos y menos de 22 en otros”, describe Rivero. Piezas enteras (tapa de cuadril, $1.360; costillar, $4.370, o colita de cuadril, $1.200), cortes con hueso (bife de costilla con lomo por 850 g, $1.010, o tira de asado del centro por 1.340 g, $670, entre otros) o sin hueso (ojo de bife por 500 g, $545, o la muy requerida entraña por 960 g, $460) conviven con achuras (mollejas, chinchulines, riñones), embutidos frescos de excepción, quesos para la parrilla y vegetales de huerta orgánica propia o de productores seleccionados. Sólo hay que tener las brasas listas.

Info en carniceria.parrilladonjulio.com.ar

Cabaña Las Lilas

Después de mucho analizarlo, los responsables de esta parrilla de Puerto Madero habilitaron servicio de delivery (trabajan con Rappi) y take away (ambos mediante el WhatsApp 11 3559-9199). Tienen menú del día (pollo o tira de asado, guarnición, postre y agua, $1.500) pero se puede optar por pedir a la carta. Por supuesto que lo más recomendable son las carnes, toda una garantía: ojo de bife ($1.600), medallón de lomo ($1.750), asado de tira ($1.500), T-Bone ($1.800) o bife de chorizo ($1.600), que pueden prologarse con chorizos y morcillas ($280 c/u), salchicha parrillera ($320), mollejas de corazón ($950) o papas fritas trufadas ($400). No faltan el pollo (pastoril, a $1.200) o los pescados (merluza negra, salmón rosado, pesca del día) ni una opción recientemente agregada y muy válida para los tiempos que corren: hamburguesas premium (carne vacuna, pollo, cerdo o vegetariana, con precios entre $600 y $750, todas acompañadas de papas trufadas).

Por disponibilidades y medios de pago chequear el IG del restó: @rest_laslilas

Big Pons

Ya se ha hablado aquí de esta notable hamburguesería, de su origen y de la expertise de Pablo Pons en el ahumado de las carnes. Con la cuarentena declarada, Big Pons salió a jugar fuerte la cancha del delivery con unos geniales packs que incluyen todo lo necesario para hacer sándwiches en casa. Por supuesto que son muy recomendables los de hamburguesas (viene con seis patties, bacon, queso, panes –obra de Franco Kalifón–, huevos de campo y aderezos para armar media docena de hamburguesas y cuestan entre $1.500 y $2.800, según la burger elegida), pero lo imperdible está en la línea Big Smoke, donde la protagonista absoluta es la carne ahumada. Son tres opciones de packs: Brisket Sandwich (600 g de brisket –corte de tapa de asado + grano de pecho–, para 2/3 personas a $1.850), Smoked Pork (pulled pork + spare ribs, con ensalada coleslaw, para 3/4 personas a $2.200) y el completísimo Big Smoke Sampler (brisket, pulled, ribs, bacon, coleslaw, a $4.900 para que coman 6/8 personas). Todos vienen, por supuesto, con panes y aderezos.

Más detalles en pediparallevar.com o en el IG @big.pons