A partir de este fin de semana, el autocine del Bajo de San Isidro estará habilitado en Malloy’s. Las entradas ya se pueden adquirir y los vecinos tendrán la posibilidad de pedir comida durante las funciones.


Es un hecho: este viernes y después de casi dos meses de haber propuesto la actividad al municipio, los vecinos de San Isidro tendrán la posibilidad de tener un autocine. Las entradas cuestan $1200 y servirán como permiso de circulación según lo que indicado por las autoridades. 

Además, los espectadores tendrán la posibilidad de pedir comida en modalidad delivery que será llevada a cada vehículo por camareros con trajes blancos de bioseguridad regidos por el protocolo a partir del Covid-19. Las opciones gastronómicas serán hamburguesas, sandwiches y ensaladas.

El autocine, ubicado en el Bajo de San Isidro, está habilitado de 18 a 00.30 hs y podrán estacionar hasta 60 vehículos. La pantalla será montada en un camión gigante y los espectadores podrán escuchar el audio de los films sólo a través de la radio de sus autos. En cartelera se ofrecen seis películas, dos infantiles y cuatro para adultos: 1917, Rápido y furioso: Hobbs vs. Shaw, Guerra mundial Z, Barry Seal, Un amigo abominable y Cómo entrenar a tu dragón.

Según lo que explicaron las autoridades, el entretenimiento es únicamente para las personas que vivan en el distrito y quienes saquen la entrada deberán asistir con un kit de desinfección, circular con las ventanillas abiertas o con equipo de aire acondicionado en ventilación y llevar tapabocas. No se podrán sacar las entradas en el lugar.