Este año no será posible salir a la calle para festejar el PRIDE 2020, pero Converse decidió apoyar el evento a través de sus socios LGBTQIA+ y centró su campaña (filmada por Devyn Galindo en Los Ángeles) en torno a la bandera «Más color, más orgullo», con rayas negras y marrones que representan el poder de la diversidad y la inclusión.

Además anunció que celebrará el PRIDE en sus canales cada fin de semana, compartiendo las historias de jóvenes de Los Ángeles, Tel Aviv, Belgrado, Ciudad del Cabo, Bangkok, Melbourne y Filadelfia durante todo el mes.

“Creemos que en el poder colectivo de aquellos lo suficientemente independientes como para seguir adelante y hacer avanzar al mundo”, afirman desde Converse, y se comprometen a apoyar a todos aquellos movimientos que involucren un cambio social positivo, amplificando las voces de quienes buscan generar un progreso para construir el futuro.