Se trata de Body Health, firma que se dedica a la producción de maquinaria para tratamientos estéticos. Ante la situación actual y para escaparle a la crisis desencadenada, la marca se encuentra manufacturando elementos esenciales como barbijos, respiradores y purificadores; algunos de ellos serán donados a entidades públicas.


La pandemia por el COVID-19 ha tomado por sorpresa al mundo y, sobre todo, trajo con ella una fuerte crisis a nivel económico. En el caso de Argentina, existen firmas que han decidido evitar sucumbir ante el colapso financiero pronosticado y apelar a sus recursos industriales para reinventarse y con ello conservar sus estructuras y el empleo de calidad que generan.

Este es el caso de Body Health, empresa que se dedica a la producción de maquinaria destinada a tratamientos estéticos que, ante la proliferación del virus, decidió apostar a nuevas unidades de negocio. Con ello, todo el sacrificio que eso conlleva: la puesta en marcha de producciones en tiempo récord e inversiones utópicas para el contexto actual. Hoy en día, están desarrollando insumos médicos y piezas esenciales, necesarios para la protección de los ciudadanos y quienes cuidan de ellos. Su industrialización, cuenta con el aval de profesionales expertos en la materia y con el visto bueno de organismos que las respaldan.

Entre los insumos producidos predominan respiradores artificiales autónomos, purificadores UV que eliminan el 99% de virus, bacterias y agentes patógenos presentes en el aire, protectores faciales que actúan como barrera sanitaria, kits de camisolines, botas y cofias descartables y barbijos desechables.

Todo este equipamiento fue producido en un margen estrecho de tiempo y fue ideado para responder a los inminentes protocolos de salubridad y asepsia que será imperativo respetar, de ahora en adelante, en todo espacio de tránsito humano. Elementos fundamentales que serán parte de la normativa de la “nueva normalidad” que se avecina y a la cual todos deberán adaptarse. De esta manera, Body Health se abraza a un fin primordial, contribuir al cuidado de cada persona y garantizar su bienestar. Para obtener información acerca de estos productos, se puede acceder a su página web http://www.bodyhealth.com.ar.

Para poder brindarle apoyo a los sectores que se encuentran más vulnerables o sufren escasez de suministros, producto del despertar del virus, Body Health donará 10.000 barbijos al Sistema de Salud del Municipio de Tigre y otros 1.500 + 50 protectores faciales al Cuartel de Bomberos de San Isidro.

“Al regreso de nuestro último viaje a España, a comienzos de marzo, nos pusimos a pensar el contexto complejo que se aproximaba, luego de haber vivido la experiencia en aquel país. Por tal motivo, aprovechando que la empresa, además de contar con la pata estética como eje central, tiene su división hospitalaria (producimos reguladores para terapia intensiva, para suministros de gases, aire, oxígeno y anestesia), decidimos ahondar en la fabricación de los suministros necesarios para luchar contra el COVID-19. Disponiendo de la tecnología e ingeniería exigidos y las certificaciones para ello, y en respuesta a la demanda y necesidad social, es que activamos esta nueva línea de negocios” cuentan Diego Bazzurro y Leonardo Rial, presidente  y socio gerente de Body Health respectivamente.

Dado este panorama, la empresa se dividió en dos partes: una trabaja en esta nueva coyuntura y la otra sigue con el foco en el largo plazo, el negocio madre que es la medicina estética. Los trabajadores, abocados a esta última, se enfocaron en desarrollar estas nuevas unidades, siendo el respirador la pieza más compleja pero que, en breves dos meses, estuvo listo. “Dentro de la división médica, éste se convirtió en un desafío, ya que se trata de un producto crítico para la vida de las personas. Al tener la estructura, decidimos fabricarlo y estamos en la recta final para su validación. Es un proyecto para subsanar una necesidad del Estado y para nosotros una acción de responsabilidad social” detallan Bazzurro y Rial.

También producen purificadores UV para que los centros de estética y medicina, oficinas, locales comerciales y hogares puedan garantizar espacios libres de virus y bacterias, así como proteger otros que cuenten con una significativa circulación de personas. Todo ello, motivó el lanzamiento de Purity UV, su purificador. “Nos imaginamos que, al ingresar, el usuario va a precisar exponerse a una esterilización y de allí el nacimiento de Purity UV. Somos conscientes de este nuevo escenario y buscamos adaptarnos para brindar los recursos que esta nueva realidad exige” finaliza el presidente de Body Health.

Para más detalles, visita www.bodyhealth.com.ar y unite a la conversación en redes sociales: